La Crónica de Hoy | Posible, que en un periodo corto se extingan varias especies de aves playeras

  Opinión de
  (Eduardo Palacios Castro)


Posible, que en un periodo corto se extingan varias especies de aves playeras
Eduardo Palacios Castro | Opinión | Fecha: 2013-05-04 | Hora de creación: 01:48:24 | Ultima modificación: 01:48:24

Actualmente la tercera parte de las poblaciones de aves playeras migratorias está disminuyendo, además de que se está registrando en estas especies una tasa reproductiva baja y depredación alta en sus sitios de anidación.

Las aves playeras, que incluyen especies de chorlos, playeritos, zarapitos, realizan algunas de las migraciones de larga distancia más espectaculares de América del Norte. Cada año, dos terceras partes de las especies de aves que se reproducen en América del Norte hacen un viaje desde sus zonas de anidación en el Ártico hasta América Central y Sudamérica para pasar el invierno, y en la siguiente primavera vuelan de regreso al Ártico. Muchas especies recorren más de 25,000 km en este circuito anual. Algunas vuelan a alturas superiores a los 3 km y logran una velocidad crucero de casi 50 km/h.

Aunque las aves playeras en sus zonas de reproducción, se dispersan ampliamente en hábitats distribuidos sobre vastas extensiones de tundra Ártica y Subártica y humedales, en sus rutas de migración forman enormes concentraciones en unos cuantos sitios de descanso. Cada uno de estos sitios es crítico para la migración de estas especies, ya que proporcionan recursos alimenticios en abundancia que les permite a las aves recargar sus reservas energéticas y continuar su jornada.

Hay varios sitios así, pero demos algunos ejemplos: casi toda la población de playeritos occidentales y de playeros dorsirojo usan el delta del río Copper en Alaska, durante su migración de primavera; a la bahía de Delaware, en la costa Atlántica de Estados Unidos, llega más de un millón y medio de aves playeras en un período de tres o cuatro semanas, que coincide con el desove de cangrejos cacerolas, y cuyos huevos proporcionan la energía requerida por estas aves para continuar su migración a sus zonas de reproducción en el Ártico.

En varias especies de aves playeras, la migración provoca que se congreguen en un solo sitio hasta 80% de la población de una especie.

Generalmente, entre más abundante es una especie menor es su riesgo a la extinción. Sin embargo, cuando ocurren concentraciones tan grandes de aves –que dependen de tan pocos lugares muy espaciados entre sí– se rompe esa relación, ya que provoca que el riesgo de extinción sea mayor.Este hecho es una maldición para la conservación de las aves playeras migratorias.

Una expresión popular advierte no poner todos los huevos en la misma canasta, por el riesgo que esto implica. La dispersión del riesgo se podría lograr mediante la diversificación, la cual es buena si ayuda a disminuir los riesgos, ya sean éstos económicos o ecológicos. El mayor riesgo ecológico sería la extinción de una especie, lo cual es irreparable.

Los estudios realizados sobre la disponibilidad de hábitat y de alimento indican que las aves playeras migratorias no tienen otra alternativa más que agregarse en unos cuantos sitios tradicionales. La maldición podría caer cuando un solo evento de disturbio, ya sea natural o antrópico, destruyera un sitio de arribo de las aves en su migración, como si fuera un embudo y del cual son completamente dependientes.

Considerando la densidad poblacional, se ha calculado que el impacto poblacional por la pérdida de una unidad de hábitat en estos apostaderos migratorios equivale a ocho unidades de hábitat en sus áreas de reproducción.

No obstante, esta maldición o problema de conservación, se ha convertido en una bendición ya que representa una oportunidad para desarrollar una estrategia de conservación internacional para estas aves. Así, las mismas características que hacen a las aves playeras migratorias tan vulnerables y que desafían lo convencional en cuanto al riesgo de extinción – particularmente el hecho de que se congregan en unos cuantos sitios pequeños durante su periodo no reproductivo – facilitan una estrategia alternativa y viable para la conservación de aves playeras en todo el continente.

La Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP) (en inglés, Western HemisphereShorebird Reserve Network, WHSRN) es una estrategia de conservación para promover que los sitios de concentración de aves playeras conecten los sitios de invernada con los de reproducción mediante un sistema de reservas. Desde 1986 a la fecha, se han establecido 90 sitios en 13 países del Hemisferio Occidental. La RHRAP constituye, en esencia, una reserva internacional definida por los migrantes y no por la geografía.

Actualmente, una tercera parte de las poblaciones de especies de aves playeras migratorias están disminuyendo y si estas tendencias continúan en los próximos años, es probable que algunas especies se extingan en un período corto.

Además de agregarse en unos cuantos sitios pequeños durante la migración e invernada, las aves playeras presentan otros aspectos que aumentan su vulnerabilidad a la extinción, entre otros: una tasa reproductiva baja, depredación alta en sus sitios de anidación, el reto de sincronizar su migración con sus necesidades de energía durante el viaje y su competencia con el hombre, por el hábitat. La continua pérdida de hábitats naturales debido a la expansión de la población humana y sus actividades es una de las causas principales de la extinción actual de especies.

Así, las aves playeras migratorias ilustran la necesidad de la cooperación internacional en programas de conservación del hábitat, particularmente para especies migratorias internacionales. El hecho de que las aves playeras migratorias dependan de hábitats adecuados a lo largo de sus rutas migratorias, las convierte en un recurso natural compartido entre varios países.

No es casualidad que este 2013 el Día Mundial de las Aves Migratorias tenga como tema “Creando redes para conservar las aves migratorias”. El objetivo es “promover las redes entre ecosistemas así como entre organizaciones e individuos y su importancia para la conservación a largo plazo de las aves migratorias”.

El CICESE (Unidad La Paz), en colaboración con la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras y la UABCS, está organizando un taller dirigido a administradores de tierras, investigadores, educadores ambientales y otros actores interesados en la conservación y gestión del sitio Ensenada de La Paz para evaluar su salud general para las aves playeras, identificar y priorizar las amenazas al sitio y priorizar las acciones de conservación necesarias.

La Ensenada de La Paz es un sitio importante para aves playeras migratorias; de hecho, el más importante en la costa oriental de la península de Baja California, y por ello es parte de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras, ya que sostiene una población de más de 20,000 aves playeras.

El éxito de la RHRAP dependerá de convencer a los gobiernos locales, regionales y nacionales de que esta red de reservas es necesaria para garantizar la sustentabilidad no sólo de las aves playeras migratorias, sino también de las actividades productivas compatibles en el sitio.

Artículos de interés


La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems