El ajolote mexicano se extinguirá antes del año 2020: Luis Zambrano | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

El ajolote mexicano se extinguirá antes del año 2020: Luis Zambrano

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

(Primera parte)
El escenario para que Xochimilco pierda la declaratoria de Patrimonio Mundial Cultural, otorgada por la UNESCO en 1987, no está lejos y tampoco es un mito. Debido al incremento en el número de asentamientos irregulares, la proliferación de invernaderos, la contaminación del agua y la extinción del ajolote mexicano antes de 2020, esto es una realidad. Así lo revelan estudios realizados por investigadores de la UNAM, donde se afirma que de no preservarse la tradición chinampera, en el año 2055 Xochimilco desaparecerá y se convertirá totalmente en un sitio urbanizado.
De acuerdo con los análisis hechos recientemente en el Laboratorio de Restauración Ecológica del Instituto de Biología de la UNAM, a cargo del investigador Luis Zambrano González, los principales factores del acelerado deterioro en el ecosistema es la presencia de 314 asentamientos irregulares en el único humedal del Valle de México y la creación de invernaderos.
“Xochimilco tiene un gran problema de urbanización legal e ilegal, pero los asentamientos irregulares son graves y cada día aumentan de manera dramática, pues el gobierno permite que la gente invada la zona. Además, han promovido programas de invernaderos que van en contra de la visión de ecosistema”, detalla Luis Zambrano.
—¿Cuál es el problema con los invernaderos?
—Son los pies de la urbanización. Si tú pones un invernadero colocas infraestructura y tienes que sacar agua de pozo para regar, hacer una casita para cuidar el cultivo; necesitas pasar maquinaria pesada, cerrar los canales y al final, cuando dejan de funcionar, comienzas a hacer una microciudad, porque el espacio se vuelve más productivo si es fraccionado y vendido como casa que como invernadero.

PREOCUPACIÓN. Este panorama preocupa a la UNESCO, entidad que a través de Nuria Sanz, directora para América Latina y el Caribe del Centro de Patrimonio Mundial de UNESCO, expresa en un documento enviado a Crónica, donde señala que “el estado de conservación de Xochimilco preocupa como el de tantos otros lugares, ya casi 40 en Latinoamérica, inscritos bajo la categoría de Centros Históricos”.
Sin embargo, no emite una opinión amplia sobre los resultados obtenidos por los investigadores de la UNAM, mismos que se le notificó el mes pasado. Al respecto, Nuria Sanz se limita a reconocer en el documento que “la lista de Patrimonio Mundial cuenta hoy con 911 sitios inscritos, de los cuáles más de 300 se enfrentan a las complejidades de su conservación en contextos urbanos”.
Y añade: “Podemos confirmar sin miedo a equivocarnos, que el fenómeno urbano es el gran interrogante para la conservación internacional. Cada vez que el Comité de Patrimonio Mundial evalúa cada año más de 100 sitios donde la preservación y el desarrollo juegan a ser prácticas incompatibles”.

MALA CALIDAD. Otro problema que enfrenta Xochimilco derivado del crecimiento poblacional es la calidad del agua y su cantidad, ya que desde hace 50 años el líquido es artificial.
Hacia los años cincuenta (del siglo pasado) se empezó a alimentar artificialmente los canales porque los niveles de agua disminuyeron y esto hizo que las chinampas trabajaran diferente, explica Ana Cecilia Espinosa, investigadora de PUMAGUA de la UNAM. “Antes tenían la capacidad de subir agua por capilaridad. Sin embargo para que eso suceda se necesitan cierto nivel de agua que ahora no se tiene, entonces se bombea el agua de los canales para regarlas”, precisa.
Las principales fuentes de agua residual tratada que descargan su caudal en los canales de Xochimilco son: las plantas de tratamiento del Cerro de la Estrella, San Luis Tlaxialtemalco y San Lorenzo, y lo hacen en cerca de diez puntos, incluyendo la zona turística y de conservación.
El sistema lacustre de la zona chinampera es una mezcla de agua residual tratada, lluvia y escurrimiento de las corrientes de hogares que no tienen drenaje, explica, así que el resultado es una mala calidad que sobrepasa el límite del número de bacterias permitidos en el reglamento NOM-003-SEMARNAT-1997, el cual permite como máximo la presencia de 240 bacterias fecales por cada 100 mililitros y en el caso de huevos de gusanos uno por litro.
—¿Qué microorganismos nocivos a la salud viven en el agua de Xochimilco?
—En el laboratorio cuantificamos dos parásitos importantes: Cryptosporidium parvum y Giardia lamblia, así como rotavirus y astrovirus, los cuales producen enfermedades gastrointestinales.
Los microorganismos hallados, detalla, están presentes en el intestino de mamíferos y de humanos, provienen de contaminación fecal que nace de aguas negras, residuales sin tratamiento o residuales con mal tratamiento; e impacta en las personas con la generación de diarreas.
Y apunta: “Podemos preocuparnos por la producción de hortalizas (en esta zona) porque varias de éstas se consumen crudas y están siendo regadas con agua que no cumple los requisitos para esa práctica”.
 
LAS ESPECIES. La mala calidad del agua en Xochimilco ocasiona simultáneamente la disminución del número de especies acuáticas como acociles, charales y ajolotes mexicanos (Ambystoma mexicanum). Esta última, usada por el investigador Luis Zambrano como especie bandera para demostrar que se está acabado el ecosistema.
“En 2020 estaremos sin ajolotes en Xochimilco y en 2055 ya no tendremos Xochimilco”, afirma, pues los conteos han sido contundentes: en 1998 había 6 mil ajolotes por hectárea y en 2004 sólo mil, es decir, la población se redujo seis veces. Pero en 2008 ésta disminuyó a sólo 100 ajolotes. “Por eso prevemos la extinción”, apunta.
Pero hay otro factor que afecta la sobrevivencia y reproducción de larvas de peces y huevos de ajolote: la presencia de lirios brasileños, muérdagos, carpas y tilapias, de las cuales las dos primeras son plagas que parasitan al ahuejote –árbol  único de Xochimilco–, y las dos últimas son peces exóticos agresivos que  comen ajolotes y destruyen su hábitat.
El problema de conservación en Xochimilco es muy complejo, advierte el investigador Luis Zambrano, porque involucra políticas públicas y producción, en el caso de ajolotes. Pero la solución no es ponerlos en peceras y aprovechar su rápida reproducción, como tampoco poner un parque de diversiones en Xochimilco para atraer inversión, tal como se intentó hacer el sexenio pasado.

Especies nativas que existieron en Xochimilco y hoy están extintas:

Rana Tlaloci, que no se ha vuelto a ver desde hace 20 años.
3 especies de carpas del género Ibarra, extintas desde hace 40 años.
 
Especies nativas que hoy peligran
Ajolote
Acociles
Charales
Cangrejo (Cambarellus montezumae).
Pescado (Menidia humboldtiana).
140 aves migratorias.
 
Lugares con asentamientos irregulares en Xochimilco:

San Francisco Chiquimola, San Antonio, La Asunción, San Miguel, Los Reyes, Tonalcatepec Acuexcomatl, Tototitla Ciprés y Cuautitcultitla.

Hasta 2011 había un total de 835 viviendas ilegales en el suelo de conservación del DF, siendo Xochimilco la delegación con mayor número, por encima de Tlalpan y Milpa Alta. En total esas tres demarcaciones concentran el 70% de hogares irregulares.

Imprimir