Dan residencia permanente a 24 guatemaltecos en Chiapas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Dan residencia permanente a 24 guatemaltecos en Chiapas

Tras un censo en el basurero municipal de Tapachula, Chiapas, el Instituto Nacional de Migración (INM) entregó Tarjetas de Residente Permanente a 24 ciudadanos guatemaltecos dedicados a la recolección de basura en ese ayuntamiento, caso que le permitió cumplir el objetivo de otorgar los servicios migratorios con alto sentido humanitario.
En el comunicado del Instituto de la Secretaría de Gobernación (Segob) se detalla que el caso se remonta a 2009, cuando a solicitud de la Secretaría de la Frontera Sur del gobierno estatal, personal de la Dirección General de Regulación Migratoria del INM acudió al basurero municipal de Tapachula para realizar un censo de los extranjeros asentados en la zona.
Se dice que personal del Instituto, acompañado de los representantes consulares de El Salvador y Honduras, visitadores de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y autoridades municipales, detectó la presencia de familias de guatemaltecos con menores de edad, que vivían a orillas del basurero municipal.
Aunque los extranjeros se negaron a hablar por temor a la autoridad migratoria, se pudo establecer que  la mayoría de ellos son de origen guatemalteco, con hijos de nacionalidad mexicana. Entre ellos, hay algunos que cuentan con la Forma Migratoria de Visitante Local (FMVL) o de Trabajador Fronterizo (FMTF), señala el documento.
Después del censo, agrega el comunicado, se iniciaron  los trámites para regularizar a cerca de treinta familias dedicadas a la recolección de basura, como parte del Programa de Regularización 2008-2011, pero en el 2012 el grupo ya no pudo continuar el trámite, pues se les exigía el pago de los derechos más una serie de requisitos que no podían cumplir.
Al iniciar la actual administración se retomaron los trámites de Regularización del grupo, con sustento en las bondades de la nueva Ley de Migración, que les permite adquirir la condición de residentes permanentes por estar casados con ciudadanas mexicanas y tener hijos nacidos en territorio nacional.
Atendiendo a su especial condición de vulnerabilidad, por ser personas de muy bajos recursos económicos, el INM exentó a los extranjeros del pago de derechos, un requisito que no habían podido cumplir y que frenó los trámites para regularizar su situación migratoria en 2012.

Imprimir