El desarrollo de la estadística industrial trae grandes beneficios | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

El desarrollo de la estadística industrial trae grandes beneficios

APORTE. La estadística industrial ayuda a estabilizar procesos de manufactura y servicios.

El uso formal de herramientas estadísticas en la industria es relativamente reciente, pero sin duda alguna ha resultado en un “negocio” de ganar-ganar. Conceptos que son comunes hoy en las empresas como control de calidad, optimización de la producción o regulación no serían posibles sin la estadística industrial.
Los estadísticos industriales aplican técnicas científicas a procesos industriales y de negocios lo que permite aumentar la calidad o confiabilidad de los productos y servicios, abaratar los costos de producción y consecuentemente maximizar la satisfacción de los clientes.
Pero no hay que remontarse mucho en la historia para encontrar los orígenes de este campo de la estadística.
Un pionero de esta disciplina fue el químico inglés William Gosset (1876-1937), quien descubrió cómo comparar científicamente las características de una cerveza cuando ha sido producida de maneras diferentes. La llamada distribución-t fue utilizada por él para mejorar la calidad de la cerveza Guinness pero ayudó a sentar las bases de la estadística industrial moderna.
Otro precursor fue el físico norteamericano Walter Shewhart (1891-1967), quien al buscar una forma de minimizar los defectos en la producción para la compañía de electrónicos Western Electric desarrolló lo que conocemos como control de calidad.
La consolidación de la estadística industrial se debe propiamente al diseño moderno de experimentos que desarrolló Ronald A. Fisher (1890-1962). Este estadístico inglés mostró cómo elaborar y analizar experimentos industriales con más de un factor en una forma nueva y altamente eficiente.
Los experimentos industriales de Fisher ayudaron a revolucionar la manufactura y el control de procesos en las empresas.
Actualmente la estadística industrial es toda una ciencia multidisciplinaria con aplicaciones en un gran abanico de campos como los agronegocios, telecomunicaciones, energía, industria electromecánica, transporte, biomedicina o medio ambiente, entre otros. Además de optimizar las manufacturas y el uso de recursos, esta rama de la estadística también contribuye a estabilizar los procesos de producción y los servicios.
Por otro lado, la estadística industrial desempeña una función clave en los esfuerzos del sector público por regular las industrias y proteger al consumidor. Por ejemplo, ayuda a desarrollar medicamentos menos tóxicos y más efectivos, con contenidos estandarizados y poca variabilidad.
La fabricación de cinturones de seguridad, bolsas de aire, sillas para el transporte de niños y otros artefactos de seguridad requiere de normas que se diseñan gracias a la estadística industrial.
En el tema ambiental, son los estadísticos industriales los que determinan científicamente los lineamientos normativos de emisiones contaminantes al tiempo que aportan herramientas para la recuperación de recursos renovables como el agua, el plástico y el papel.
La estadística industrial también sirve para prevenir y comprender desastres o grandes accidentes industriales.
Por ejemplo, se ha demostrado que las fallas de los transbordadores espaciales Challenger (1986) y Columbia (2003) se debieron en parte al análisis deficiente de la información disponible en ese momento.
A inicios de la presente década, más de 250 personas murieron en vehículos Ford que fueron equipados con llantas Firestone debido a un defecto de producción. La armadora de autos y la llantera se enfrascaron en una guerra de acusaciones que bien pudo haberse evitado si se hubieran aplicado herramientas de estadística industrial para encontrar el origen del problema.
En nuestros días, la estadística industrial continúa desarrollándose y aportando nuevas aplicaciones y soluciones para las empresas. Actualmente el énfasis está en el análisis de gigantescas bases de datos que han resultado de la revolución informativa en los últimos 20 años.
Pero si la industria se beneficia de la estadística, los estadísticos industriales también son altamente recompensados. Este 2013 que se festeja el Año Internacional de la Estadística podemos celebrar que la estadística industrial es una carrera excitante, bien remunerada y bastante estable.
No obstante, la formación de buenos estadísticos industriales requiere entrenamiento apropiado en teoría y métodos estadísticos; matemáticas aplicadas; métodos numéricos y computacionales; habilidad de comunicarse correctamente en formal escrita y verbal, así como una personalidad apta para trabajar en grupos interdisciplinarios.

Imprimir