La Crónica de Hoy | ¿Qué dice la polémica Ley General del Servicio Profesional Docente?

¿Qué dice la polémica Ley General del Servicio Profesional Docente?
Cecilia Higuera | Nacional | Fecha: 2013-08-26 | Hora de creación: 02:46:41 | Ultima modificación: 02:46:41

La Ley General del Servicio Profesional Docente, enviada por el Ejecutivo federal al Congreso –el pasado 14 de agosto–, y que causó el total rechazo de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), establece lineamientos encaminados a lograr la equidad en la educación básica y media superior, a través de la evaluación y periódica capacitación de los mentores.

El documento contiene las bases para el desarrollo profesional, términos y condiciones de la evaluación obligatoria “con pleno respeto a los derechos constitucionales de los trabajadores de la educación”.

En el caso específico del mejoramiento profesional de los docentes, la iniciativa garantiza la formación, capacitación y actualización continua de éstos a través de programas y acciones específicas.

Los docentes de nuevo ingreso serán sujetos de un periodo de inducción, con duración de dos años ininterrumpidos, con una evaluación al término de cada año.

Al término de la inducción –tiempo en el que recibirá la supervisión de un tutor–, el docente será evaluado para determinar si en la práctica favorece el aprendizaje de los alumnos. Si es así, podrá continuar en el ejercicio de su función docente, de lo contrario “se darán por terminados los efectos de su nombramiento”.

Para los mentores que ya están en servicio, se determina que serán las autoridades educativas las que se encarguen de evaluar el desempeño docente “al menos cada cuatro años”, con base en los perfiles, parámetros e indicadores que dé a conocer la SEP.

Aquellos profesores que no obtengan un resultado positivo o que se identifique que su nivel de desempeño sea insuficiente, serán incorporados a un programa de regularización.

Al culminar su reforzamiento, los docentes tendrán la oportunidad de presentar una segunda evaluación, siempre y cuando no rebasen los 12 meses desde la primera aplicación.

De volver a obtener un resultado insuficiente, el profesor volverá a ser enviado al programa de regularización para que pueda presentar una tercera evaluación.

Sin embargo, de no aprobar la tercera evaluación se darán por terminados los servicios que ofrece como profesor, sin especificar los procedimientos para ello. La misma situación será para los docentes que no se hayan presentado a los programas de regularización.

El documento resalta que “es injusto atribuir los bajos resultados en materia educativa a un solo factor, a los docentes, como frecuentemente se ha señalado de manera equivocada. Además –añade–, el magisterio reclama evaluaciones que consideren una valoración integran de su desempeño y atiendan a la complejidad de circunstancias en las que el ejercicio de la función docente tiene lugar”.

La propuesta de ley está integrada por cinco títulos y 17 capítulos, y plantea la necesidad de crear perfiles, parámetros e indicadores de los profesores de preescolar, primaria, secundaria y bachillerato.

Incluye, además, mejorar la práctica profesional mediante la evaluación en escuelas; asegurar la idoneidad de los conocimientos y capacidades de los profesores; opciones de desarrollo profesional, y asegurar que los maestros tengan el nivel suficiente para el desempeño de la docencia.

Entre otros aspectos, la iniciativa propone que los docentes cuenten con la planeación de temas, el dominio de los contenidos, prácticas didácticas, la evaluación de los alumnos y el logro de aprendizaje.

“La iniciativa está construida sobre la base de confianza en los maestros y apuesta a su vocación y potencial para fortalecerlos aún más, a fin de que puedan atender mejor los requerimientos de la educación del siglo XXI”, señala el texto.

En el caso del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación se determina que le corresponderá coordinar el Sistema Nacional para la Evaluación Educativa, para lo cual deberá expedir los lineamientos a los que se sujetarán las autoridades educativas para llevar a cabo las evaluaciones correspondientes.

A su vez, a las autoridades educativas corresponderá administrar la asignación de plazas “con estricto apego al orden de prelación de los sustentantes que resultaron idóneos en los concursos.

SEMANA CLAVE. La Ley del Servicio Profesional Docente podría ser tramitada por el Congreso durante la semana que hoy inicia.

El jueves pasado, el presidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Senadores, Juan Carlos Romero Hicks, aseguró que “todavía hay tiempo” para sacar adelante la referida ley, antes del 1 de septiembre.

“Todavía hay tiempo, puede ser el 27, 28 o 29 hablo de posibilidades, no de anuncio”, dijo.

–¿El PAN lo va a proponer?

–Nosotros queremos sacarlo bien y rápido, lo más pronto posible, dijo, y en respuesta a si propondría darle trámite esta semana, repuso: “Sí, esa es la posición de Acción Nacional”.

Evaluación obligatoria “con pleno respeto a los derechos constitucionales de los trabajadores de la educación”.

La iniciativa garantiza la formación, capacitación y actualización continua a través de programas y acciones específicas.

Los docentes de nuevo ingreso serán sujetos de un periodo de inducción, con duración de dos años ininterrumpidos, con una evaluación al término de cada año. Si reprueban “se darán por terminados los efectos de su nombramiento”.

Los mentores que ya están en servicio serán evaluados “al menos cada cuatro años”, con base en los perfiles, parámetros e indicadores que dé a conocer la SEP. Los reprobados serán incorporados a un programa de regularización y tendrán tres oportunidades de aprobar, antes de dar por terminados los servicios que ofrece como profesor.

Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems