Particulares impiden restaurar monumento del siglo XVIII ubicado en el Panteón Francés | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Particulares impiden restaurar monumento del siglo XVIII ubicado en el Panteón Francés

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Aunque el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha emitido los permisos para rescatar y restaurar el Aljibe y el Pórtico de Recreación del ex Convento Carmelita de San Joaquín, el empresario Henry Brémond Pellat, presidente de la Asociación Franco Mexicana Suiza y Belga de Beneficencia, ha impedido el acceso a este espacio para iniciar dichos trabajos. Así lo revela a Crónica Arminda Soria, historiadora del arte que preside la Fundación El Carmelo Descalzo en México AC, y que durante tres años ha gestionado su rescate.
El Aljibe y el Pórtico datan del siglo XVIII y se ubican dentro del Panteón Francés de San Joaquín —establecimiento de la asociación, fundamentada como una Institución de Asistencia Privada— a 300 metros de su iglesia convento. De acuerdo con el proyecto aprobado, este espacio de 2,200 metros cuadrados aprovechables se convertiría en un centro cultural, pero el empresario se ha negado a firmar la autorización para que los restauradores ingresen, bajo el argumento de que no cuenta con los recursos para su rescate. Ante este panorama, la historiadora solicitará al gobierno capitalino iniciar un proceso de expropiación con base en la Ley de Expropiación local.
“Mi molestia es que el señor Brémond me ha traído tres años vuelta y vuelta, ya le presenté tres proyectos y uno de ellos ya fue aprobado por el INAH, es decir, ya tenemos los permisos para comenzar a trabajar que es lo más difícil y el INAH está consciente de que se debe recuperar. Además, existe por ley un decreto para que el dueño se haga responsable de la restauración y mantenimiento del edificio, enfatiza la historiadora del arte.
—¿Cuánto dinero se necesitaría para rescatar este espacio?
—Cerca de 10 millones de pesos.
—¿Ese dinero lo facilitará Henry Brémond?
—Eso es falso… el señor Brémond dice que no tiene dinero pese a que es socio de los Liverpool de este país. Pero no le estamos pidiendo dinero, sino que firme la autorización para iniciar la restauración del espacio. Sin embargo él se ha negado y existen testigos que así lo pueden corroborar.
—¿De dónde obtendrá el financiamiento para restaurar este espacio?
—Primero me toca ir a la Cámara de Diputados para solicitar el apoyo del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF). También tengo que verlo con la delegación Benito Juárez para saber cuánto podría aportar y en un momento dado acudir a las universidades y obtener mano de obra accesible y también buscar ayuda en especie.
—¿En qué condiciones de conservación está el espacio?
—El Pórtico está deteriorado, pero de momento está en condiciones estables. Mi idea es cubrir la bóveda con lona y para eso ya solicité el permiso correspondiente al INAH.
ES ÚNICO. El Aljibe y el Pórtico de Recreación formaron parte del convento de San Joaquín, fundado en 1689, es decir, a finales del siglo XVIII, donde albergó un colegio de Artes y Filosofía. Es considerado el único edificio como modelo de aljibe en América Latina dentro la arquitectura clásica herreriana carmelitana.
“Aunque no es fácil comprender este tipo de arquitectura porque los carmelitas se apegaron mucho a lo establecido por Teresa de Jesús, así que a simple vista vemos un edificio que pareciera del siglo XVI pero en realidad es del XVIII”, detalla la investigadora.
Cabe señalar que el último convento que los carmelitas construyeron fue en San Luis Potosí, en 1747, donde se aprecia un barroco más visible, dado que en la mayor parte de sus recintos se caracterizaron por la austeridad, apegándose a las constituciones de los carmelitas donde decían que Teresa de Jesús dejó bien escrito que debía manifestarse la humildad y la sencillez en sus construcciones aunque por dentro fueran barrocas.
Ya con la exclaustración, a mediados del siglo XIX, esta parte del convento fue vendida y quedó dentro de las instalaciones del Panteón Francés, donde aún se puede apreciar un tanto deteriorado.
—¿Será la fundación que usted preside la que administre este espacio?
—La fundación no se creó para acumular bienes, sino para concientizar a la gente sobre por qué debemos mantener nuestros edificios; no debemos permitir que un edificio colonial así sea derribado. Quizá se podría formar un fideicomiso.
EXPROPIACIÓN. Para iniciar el proceso de expropiación, Arminda Soria Soria, también autora de libros como El convento carmelita de San Joaquín, en Tacuba, arte, espíritu, sociedad y documentos, señala que se apoyará a la Ley de Expropiación del gobierno local, donde detalla “la conservación de los lugares de belleza panorámica, de las antigüedades y objetos de arte, de los edificios  y monumentos arqueológicos o históricos, y de las cosas que se consideran como características notables  de nuestra cultura nacional”, de acuerdo con el artículo 1 fracción IV.
Así como en el artículo 2, fracción I que habla sobre la causa de utilidad pública con base en los dictámenes técnicos correspondientes; y del artículo 7 que establece que una vez decretada la expropiación, ocupación temporal  o limitación de dominio la autoridad administrativa que corresponda se procederá a su ocupación inmediata.
—¿Cuándo comenzará el proceso de expropiación?
—Tendré una reunión con el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, para que a su vez nos conduzca con el titular de la delegación Miguel Hidalgo, considerando que está dentro de su demarcación, donde por cierto no hay un edificio cultural representativo. El trámite de expropiación se iniciará formalmente a partir de este año.

Imprimir