A pie, en auto o motocicleta, senadores libraron el cerco de la Coordinadora | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

A pie, en auto o motocicleta, senadores libraron el cerco de la Coordinadora

Caminando, en automóvil, en bicicleta o en moto, senadores arribaron ayer al Senado de la República, bloqueado desde varios kilómetros a la redonda por manifestantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que protestan por la Ley General del Servicio Profesional Docente.
La Cámara alta está desde la tarde del lunes cercada con vallas metálicas y elementos de la Policía Federal y del Distrito Federal.
Minutos antes de las ocho de la mañana, varios senadores llegaron a pie por la calle Madrid, entre ellos los perredistas Luis Sánchez, Fidel Demédicis y Raúl Morón; los priistas Eviel Pérez Magaña y Roberto Albores y el panista Carlos Romero Hicks.
En motocicleta —manejada por otra persona— llegó la senadora panista Mariana Gómez del Campo, en tanto que su correligionaria, Laura Rojas, lo hizo en bicicleta.
En su vehículo, hasta la puerta de la sede senatorial, llegaron los panistas Ernesto Cordero y Francisco Domínguez, y el perredista Miguel Barbosa.
Con 89 senadores presentes, de un total de 128, comenzó la sesión ordinaria ayer.  Sin embargo, debido a los retenes y manifestación de la Coordinadora, se canceló la comparecencia de los candidatos a comisionados del Instituto federal de Telecomunicaciones (Ifetel), a quienes por segunda ocasión se les canceló la comparecencia, debido a los bloqueos realizados por la CNTE.
Al respecto, Javier Lozano, presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, dijo que  se canceló la comparecencia porque “no podemos exponer a la gente que vengan a comparecer para un cargo de tan alta a responsabilidad y que los agredan aquí en las inmediaciones de nuestras instalaciones”.
Además, acusó violencia por parte de integrantes de la Coordinadora, ya que al secretario técnico de la Comisión que encabeza, Javier Morales, a quien “cuando lo ubican como alguien que viene al Senado, que va de traje, van sobre él y lo agreden, lo tiran al piso y luego dicen que no, que no son violentos, que una libre expresión de la ideas y que ellos están muy tranquilos”.
El senador priista Omar Fayad también denunció actos violentos por parte de la CNTE.
“Vi que alguien que entró antes que yo le pegaban a su coche. Afortunadamente en el caso mío no hubo absolutamente ningún incidente. Vi a otro coche que entraba, le gritaban cosas; alcancé a escuchar que le gritaban marrano a alguien, y no sé quién era”.
En tanto, el senador Luis Sánchez expresó que para llegar al Senado “caminé un poco, hay un cerco policíaco desde muchos kilómetros, tuve que caminar desde Hidalgo y el Caballito (la torre de oficinas). Hoy fue la policía la que hizo el cerco”.
El senador Francisco Domínguez, del PAN , relató: “Tuvimos que ir hasta el (hotel) Fiesta Americana, ahí nos hizo favor la Policía Federal de irnos acompañando, dirigiendo hasta regresarnos a Reforma y llegar. Venía con nuestra senadora compañera, que está padeciendo de cáncer (Martha Elena García Gómez), tiene quimioterapia en este momento y, bueno, acompañándola lo más cercano que se pudo, y afortunadamente pudo entrar”.
A decir de Domínguez, “la verdad que los elementos de la Policía Federal se han portado bastante bien, nos han venido acompañando, custodiando, hasta, pues, que ya estamos aquí en la puerta del Senado”.
Y se quejó: “No es posible que todo este relajo sea porque no quieran ser evaluados. Me parece que esa no es razón suficiente”.
Emilio Gamboa, coordinador de la bancada priista refirió que “estamos en contacto con la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal; estamos en contacto con el jefe de la Policía Federal, y nos están dando todas las facilidades para que los senadores lleguen sin ningún percance aquí, al Senado de la República”.
Aunque la minuta de la ley fue turnada desde el lunes a las comisiones de Educación y de Estudios Legislativos, éstas se reunieron apenas ayer, a las 15:46 horas para analizar el tema y dictaminarlo. Mientras esto sucedía, el presidente del Senado, Raúl Cervantes, estableció un receso y convocó al pleno a  continuar la sesión a las 18:00 horas, donde se dio de lleno la discusión del tema.

Imprimir