La sombra del huracán Paulina - José Contreras | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016
La sombra del huracán Paulina | La Crónica de Hoy

La sombra del huracán Paulina

José Contreras

La sombra del huracán Paulina, que azotó el puerto de Acapulco en 1997, se extiende sobre varios distinguidos integrantes de la clase política de Guerrero, y en especial del gobernador, Ángel Aguirre Rivero.
El 9 de octubre de 1997, Paulina devastó varias regiones del estado de Guerrero, pero en especial afectó al puerto de Acapulco, donde provocó al menos 400 muertos, cerca de 10 mil damnificados y daños materiales incuantificables.
Paulina encontró a una clase política guerrerense demasiado entretenida en sus intrigas palaciegas como para darse cuenta de que se acercaba un huracán y, en consecuencia, tomar medidas preventivas.
Entre el 13 y el 16 de este mes, la tormenta tropical Manuel se hizo presente con toda su fuerza destructiva en Guerrero y encontró a la misma clase política adormecida que hace 16 años encontró Paulina.
Ningún novelista, por muy talentoso que fuera, sería capaz de construir una historia ficticia tan truculenta como la que nos ofrece en la realidad la clase política de Guerrero.
En 1997, cuando pegó Paulina, el gobernador era Ángel Aguirre Rivero, el mismo gobernador que 16 años después encontró Manuel.
Paulina lo encontró con camiseta tricolor y Manuel con camiseta amarilla, pero es el mismo gobernador.
Quien era alcalde de Acapulco cuando pegó Paulina, Juan Salgado Tenorio, es actualmente director general del Colegio de Bachilleres de Guerrero.
El gobernador Aguirre priista lo removió del cargo de alcalde en 1997 por su negligencia ante el desastre. Y 16 años después, el gobernador Aguirre perredista lo rehabilitó políticamente al incluirlo en su equipo de gobierno.
En 1997, Aguirre nombró como sustituto de Salgado a su primo —del gobernador— Manuel Añorve Baños, quien actualmente es diputado federal.
Tras el desastre provocado por Paulina se creó un fideicomiso para la reconstrucción de las áreas dañadas.
Entre quienes ejercieron los recursos se encuentran el entonces gobernador Aguirre; su sucesor, René Juárez Cisneros; Manuel Añorve, alcalde interino de Acapulco, y el entonces empresario Zeferino Torreblanca.
Todos ellos fueron señalados por supuestos malos manejos con los más de dos mil millones de pesos de ese fideicomiso. Algunos de ellos fueron denunciados penalmente, pero ninguno fue procesado. En cambio, todos desarrollaron carreras políticas exitosas.
Zeferino fue alcalde de Acapulco impulsado por el PRD y luego gobernador del estado con la misma bandera, que luego desechó.
René Juárez Cisneros fue gobernador y actualmente es senador de la República con la camiseta del PRI.
Añorve fue dos veces alcalde de Acapulco y actualmente es diputado federal, muy cercano al gobernador y al coordinador del PRI en San Lázaro, Manlio Fabio Beltrones.
Y Ángel Aguirre fue senador de la República del PRI y luego gobernador por segunda vez gracias a la postulación a su favor por parte del PRD.
Viene lo más patético: en 1999, el entonces diputado federal del PRD, Alberto López Rosas, denunció penalmente ante el Ministerio Público de la Federación a todos los políticos antes mencionados, por presunto desvío de recursos destinados a la reconstrucción.
Pero14 años después, Ángel Aguirre nombró a su antiguo acusador como procurador general de Justicia del estado.
Tras los hechos de Ayotzinapa, cuando dos normalistas fueron abatidos por la policía estatal, López Rosas fue destituido, pero actualmente ostenta el cargo de secretario del Trabajo estatal.
¿Estará orgulloso López Rosas de ser parte de un gobierno encabezado por quien, según él, debió ser procesado?
El paso del tiempo ha permitido confirmar que más allá del color de la camiseta, los integrantes de la clase política de Guerrero son como una familia. Se acusan, se confrontan entre ellos, pero al final se dan la mano. Y se encubren unos a otros.
Estas relaciones de complicidades son las que han permitido que proliferen la corrupción y la negligencia. Y que se generen las condiciones propicias para que los fenómenos naturales ocasionen tanto daño entre la población.
Ocurrió con Paulina. Ocurrió con Manuel. Y los cambios de camiseta no garantizan que no volverá a ocurrir.
OFF THE RECORD
**VIDEOESCÁNDALO
El dirigente del PRD en Tabasco se adelantó a un posible videoescándalo.
Roberto Romero del Valle se enteró de que un par de mal amigos lo grabaron cuando hablaba mal del gobernador, Arturo Núñez.
El ahora ex dirigente perredista sabía que en breve sus amigos harían pública la grabación y mejor renunció.
¿Pues qué habrá dicho Romero del Valle del gobernador?
**PEQUEÑO ERROR
Cualquiera se puede equivocar al hacer una cuenta.
Con más razón cuando se habla de miles de unidades.
Pero que sea la SEP la que se equivoque al dar a conocer el número de escuelas dañadas por los fenómenos meteorológicos, es un poco difícil de aceptar.
No eran 43 mil escuelas dañadas, sino sólo poco más de dos mil.
La diferencia es mayor al caudal de un río desbordado.
**CALICHE, CON CARGO
En enero rendirá protesta como alcalde de Acuamanala un presunto delincuente, arropado por el partido Movimiento Ciudadano.
De acuerdo con el reportaje de Daniel Blancas publicado ayer en La Crónica, Javier Cuatepitzi Corte, alcalde electo de Acuamanala, está señalado como integrante de una banda de trata y tráfico de personas.
Sabemos que no es el único caso de involucramiento de algún militante de MC en Tlaxcala en la delincuencia organizada.

expedientepolitico@yahoo.com.mx
www.puntoporpunto.com
twitter:@pepecontreras_m

Imprimir

Comentarios