Descubren el Exceso de equipaje de Miguel Conde, en el Trolebús | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Descubren el Exceso de equipaje de Miguel Conde, en el Trolebús

Elenco. Miguel Conde comparte el escenario con Romina Coccio.

Una maleta será el elemento encargado de dar sentido a la obra de teatro, Exceso de equipaje, puesta en escena creada a partir de 15 micro obras de tres minutos cada una, donde se narrarán las pequeñas historias de varios personajes, quienes interactuarán escénicamente con el elemento central.
Ayer se estrenó el proyecto en el Trolebús Escénico La Nave (ubicado en Sonora y Avenida México —Parque México—, colonia Condesa), donde los actores, Romina Coccio y Miguel Conde, desarrollan los mini dramas escritos por Alberto Castillo Pérez, bajo la premisa ¿Y tú viajas ligero por la vida o llevas Exceso de equipaje?
En entrevista con Crónica, Miguel Conde aseguró que la obra reúne diversas características que lo motivaron a realizar el montaje, puesto que “es interesante presentarme en el trolebús, eso llamó mi atención; he visto espectáculos que no tienen la cercanía con el público; a nivel actoral existen limitaciones del espacio para poder jugar escénicamente, ese es el reto”, dijo.
El actor contó que la historia se centra en “la vida común de los seres humanos, situación que la mayoría hemos pasado al irnos de viaje, terminar relaciones, cambiarnos de casa; momentos simbólicos en los que se podrá identificar el público”.
“Todas las historias giran en torno a una maleta, es la idea fundamental del autor,  significa lanzarte a una aventura, a la comedia y el humor; a veces a través de la risa, sutilmente provocas un aleccionamiento”, enfatizó Conde, quien también participa en la obra de teatro La lechuga.
La puesta en escena crea un montaje con poca utilería, sin crear escenas caricaturizadas, sólo con cambios de tonos de voz y movimientos corporales, puestos Pilar Cerecedo, quien debuta como directora, con quien el actor Miguel Conde logró trabajar en cohesión para obtener resultados favorables desde finales de julio:
“La conozco de hace tiempo, desde mis primeras obras en México, cuando ella era asistente de dirección. En esta ocasión me dio mucha libertad para proponer a nivel creativo, nos daba acotaciones y las pautas necesarias; a veces improvisamos textos con el permiso del autor, eso permitió darle frescura al texto y adueñárnoslo”, aseveró.
Para Miguel Conde es necesario y vital elegir proyectos en su carrera que vayan de la mano con “retos para mi persona; en este caso, que fuera en un trolebús es una gran apertura, porque en este tiempo es difícil conseguir teatros para presentar una obra, incluso, las mismas personas no asisten a las funciones; si no se lee, mucho menos van al teatro”, expresó.
El histrión continúa con proyectos alternativos como la obra teatral, La lechuga, y el fin de semana terminará la pequeña temporada en Micro Teatro México, con la obra: Rosa, Venus y tamales oaxaqueños.

Imprimir