Ygnacio López Mendoza fue asesinado: Osorio Chong | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Ygnacio López Mendoza fue asesinado: Osorio Chong

Foto: Archivo

El caso de un alcalde de México cuya muerte se atribuyó en un principio a un accidente de automóvil ha dado un gran vuelco al confirmarse hoy que fue asesinado, mientras se investiga si detrás de ese homicidio está el crimen organizado.

Ygnacio López Mendoza, un médico cirujano de 62 años, alcalde de Santa Ana Maya, un poblado de unos 12.000 habitantes situado en el estado occidental de Michoacán, apareció muerto el jueves dentro de su automóvil, en una carretera del vecino estado de Guanajuato.

En un principio, su caso se manejó en la prensa local como un accidente de tráfico más en las carreteras de México, pero surgieron sospechas porque López Mendoza ya había salido a la luz pública antes por una protesta que protagonizó en la capital mexicana.

Armado con una pequeña tienda de campaña, López Mendoza se plantó ante el Senado de México y mantuvo una huelga de hambre durante 18 días, que levantó hace casi un mes, para quejarse de las extorsiones que sufrían él y otros alcaldes de parte del crimen organizado.

Según declaró entonces, integrantes del cártel "Los Caballeros Templarios" exigen una cuota del 10 % por las obras municipales, que se abonaba por la alcaldía o por las propias empresas contratadas por las autoridades.

El subprocurador de Justicia de Guanajuato, Armando Amaro, declaró hoy a los periodistas que, según los resultados de la autopsia, el alcalde pereció por "asfixia mecánica" y traumatismo de cuello, pero no confirmó plenamente si se trata de un homicidio.

El vicefiscal reconoció que las autoridades investigan huellas de sangre y posibles evidencias en su cuerpo que muestran que pudo ser arrastrado fuera de la camioneta en cuyo interior fue localizado a las 11.45 hora local del jueves (17.45 GMT).

"Es parte de la investigación y de los estudios de criminalística, de patología forense y de química forense que tenemos pendientes por recabar", añadió.

Sin embargo, el secretario (ministro) de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, no parece tener tantas dudas, y ante una comisión parlamentaria confirmó hoy que las autoridades manejan el caso como un asesinato.

"Fue asesinado, según los datos que se dan (...) en la autopsia", afirmó el alto funcionario.

De momento, la investigación está a cargo de la Procuraduría de Guanajuato, aunque el Gobierno federal ya anunció hoy su apoyo en estas pesquisas para esclarecer el caso.

En una rueda de prensa, el portavoz del Gabinete de Seguridad del Gobierno, Eduardo Sánchez, consideró el caso como un "evento delictivo", apuntando también a la hipótesis de un homicidio y descartando la inicial de un accidente de tráfico.

"Estamos atentos a la investigación que se está llevando", dijo Sánchez.

La secretaria del alcalde, Marilú Vega, confirmó telefónicamente a Efe que López fue secuestrado en su domicilio por desconocidos la medianoche anterior a que fuera hallado su cuerpo.

"Nosotros estamos seguros de que eso no fue un accidente de tráfico", agregó la funcionaria, quien dijo que en el pueblo se vive un "duelo completo" por la muerte de su máxima autoridad municipal.

"La familia está que no sabe todavía cómo actuar, ni siquiera podemos decir qué pasó", añadió Vega, que hablaba desde la sede de la alcaldía, a pocos metros del lugar donde estaba siendo velado el cuerpo del presidente municipal.

La Asociación de Autoridades Locales de México (AALMAC) considera este caso como "otro artero crimen" y también informó de que el alcalde fue secuestrado horas antes de que apareciera su cadáver.

Con este caso, son ya 47 los presidentes municipales o exalcaldes que han sido asesinados en todo el país en los últimos ocho años, muchos de ellos por el crimen organizado.

Santa Ana Maya, un pueblo que se dedica a la agricultura, a la pesca y a la cría de ganado, se encuentra en un estado, Michoacán, donde tiene fuerte presencia el cártel de los "templarios", dedicado a labores bien distintas a las de los pobladores de Santa Ana.

Ese cártel siembra marihuana y amapola en zonas de la sierra de Michoacán y mantiene laboratorios clandestinos para producir droga. Ha sido responsable en los últimos meses de varios ataques a las fuerzas federales y de acciones de sabotaje a la red eléctrica.

aeh

Imprimir