La Crónica de Hoy | Investigan a mando policial por asesinato y presunto canibalismo

Investigan a mando policial por asesinato y presunto canibalismo
EFE | Sociedad | Fecha: 2013-11-29 | Hora de creación: 11:23:49 | Ultima modificación: 11:23:49
Foto: Archivo

Un experto en caligrafía de la policía alemana con rango de comisario está detenido por asesinato, mientras se investiga si pudo comer parte del cadáver de un hombre al que conoció a través de un foro de internet centrado en prácticas como el canibalismo y el sadomasoquismo.

"Este caso muestra cómo es de fácil para gente con las fantasías más crueles encontrarse a través de internet", dijo el jefe de la policía de Dresde (este de Alemania), Dieter Kroll, al comienzo de la conferencia de prensa en la que hoy informó sobre el caso.

La investigación que llevó a la policía de Dresde a detener a uno de sus miembros se inició el 11 de noviembre, cuando un empleado de la víctima -gerente de una consultora en Hannover- denunció su desaparición.

Se inició entonces la búsqueda del hombre, de 59 años, siguiendo los procedimientos de costumbre en esos casos y rastreando el uso que había hecho de su teléfono celular y de sus tarjetas bancarias.

La última llamada telefónica había sido realizada por la víctima el 4 de noviembre, desde Berlín, y ese mismo día había retirado dinero de un cajero electrónico en Dresde.

Una revisión de su ordenador dio la pista clave, al descubrir la policía que el hombre había frecuentado un foro de internet llamado "Zambian meat", que se presenta como "la página número uno en carne exótica".

A través de esa página, el hombre había conocido al perito en caligrafía de la policía, al que había acordado visitar en Dresde.

Al parecer, los dos hombres pactaron en la distancia no sólo su encuentro, sino también la muerte del consultor de Hannover, quien, según algunos testigos interrogados por la policía, desde su juventud tenía "fantasías" de que un tercero lo matara y se lo comiera.

El detenido, tras ser interrogado por sus compañeros, admitió que se encontró con su víctima y le dio muerte con una cuchillada en el cuello, para después descuartizarla en una operación que tardó entre cuatro y cinco horas.

Sin embargo, el comisario niega haber incurrido en un acto de canibalismo y dice que actuó sólo para satisfacer las fantasías de su víctima.

Los dos hombres se encontraron el 4 de noviembre en la estación central de Dresde, desde donde se trasladaron a una pensión en las afueras de la ciudad gestionada por el policía y por su pareja sentimental.

La policía, guiada hasta allí por el detenido, encontró enterrados en el solar que rodea la pensión los restos de la víctima que, según el informe oficial, eran "muchos y muy pequeños".

Según medios alemanes, no se ha podido reconstruir todavía la totalidad del cadáver, por lo que no se descarta que el agente comiera parte de su víctima.

Los trozos del cadáver están siendo examinados por patólogos. De momento, de acuerdo con la policía, no hay indicios de que haya otras víctimas.

El caso ha hecho recordar a los medios alemanes al "caníbal de Rotemburgo", un exsoldado que en 2002 mató, troceó y se comió parte de un hombre a quien conoció también a través de internet.

El "caníbal de Rotemburgo" fue condenado en 2006 a cadena perpetua por asesinato.

Otro suceso similar fue protagonizado por el doble asesino de Bodenfelde, sentenciado en 2011 también a prisión perpetua por haber matado a dos jóvenes, haber bebido su sangre y haber comido trozos de su cuerpo.

Pese al revuelo que causaron esos dos casos espectaculares, la Oficina Federal de lo Criminal considera que se trata de sucesos aislados y que rara vez se llega al extremo de que alguien coma carne humana, aunque haya cientos de personas que cultiven ese tipo de fantasías en foros de internet.

En declaraciones al canal de noticias n-tv, el psicólogo Rudolf Egg, director de la Central de Criminología de Wiesbaden (centro del país), relacionó el deseo patológico de ser devorado por otro con la sensación de que la propia vida es insignificante y la necesidad de darle sentido.

"Alguien tiene una sensación de vacío, de que su vida no vale nada y trata de escapar a ello con la idea de que alguien está dispuesto a devorarlo y a hacerlo parte de su propia existencia", explicó Egg.

EGR

Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems