Sentencian a muerte a Pemex - José Contreras | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016
Sentencian a muerte a Pemex | La Crónica de Hoy

Sentencian a muerte a Pemex

José Contreras

La reforma energética, que hasta la hora en que fue entregada esta colaboración todavía se discutía en el Senado, implica la nulificación y la desaparición paulatina de Pemex y de la CFE. De aprobarse la reforma —aún falta que pase la aduana de la Cámara de Diputados—  Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) perderían todas sus facultades de planeación, regulación y operación.
Pemex y la CFE quedarían reducidas a “empresas productivas del Estado” que tendrían que competir con otras empresas públicas o con empresas transnacionales por el mercado petrolero y eléctrico, en cada caso.
La reforma contempla establecer, dentro del artículo 25 de la Constitución, la creación de “empresas productivas del Estado”, sin precisar cuántas, lo que deja abierta la puerta para que además de Pemex y CFE existan otras similares.
Y en el artículo 27 constitucional se plantea que la nación entregue contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos lo mismo a empresas productivas del Estado que a particulares.
La reforma energética contempla crear, dentro del artículo 28 de la Constitución, un fideicomiso denominado Fondo Mexicano del Petróleo, que tendrá como fin “recibir, administrar y distribuir los ingresos derivados de las asignaciones y contratos”.
Todas las empresas públicas o privadas que obtengan contratos, incluida Pemex, deberán entregar sus ganancias a este fideicomiso.
El extenso régimen transitorio de la reforma energética, que es en los hechos un adelanto de la legislación secundaria, contiene diversas disposiciones que llevarán a la extinción de Pemex y de la CFE.
El artículo vigésimo transitorio señala que las empresas productivas del Estado —como lo serán Pemex y CFE—  tendrán como único objeto “la creación de valor económico e incrementar los ingresos de la nación”, lo que elimina cualquier otra facultad.
Pemex no tendrá injerencia en la selección de las áreas que podrán ser objeto de contratos para exploración y explotación, ni en la asignación o licitación de los mismos, lo cual será facultad de la Secretaría de Energía y de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.
A esta comisión le corresponderá “la realización de licitaciones, asignación de ganadores y suscripción de los contratos para las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos sólidos, líquidos o gaseosos”.
De acuerdo con el artículo décimo sexto transitorio, Pemex perderá su facultad de operación del sistema nacional de ductos de transporte y almacenamiento, la cual será transferida al Centro Nacional de Control del Gas Natural, que será creado para tal fin.
El mismo artículo señala que una vez creado el nuevo organismo, Pemex y sus subsidiarias transferirán “de manera inmediata” los contratos que tengan suscritos y los recursos necesarios para que el nuevo organismo adquiera y administre la infraestructura para el transporte y almacenamiento de gas.
Este artículo también contempla la creación del Centro Nacional de Control de Energía, que tendrá el control operativo del sistema eléctrico nacional, operará el mercado eléctrico mayorista y controlará el acceso a la red nacional de transmisión, lo cual actualmente está a cargo de la CFE.
La permanencia de las empresas Pemex y CFE estará sujeta exclusivamente a sus rendimientos económicos.
No es difícil vaticinar que tarde o temprano ambas empresas públicas sucumbirán dentro de los mercados petrolero y eléctrico, que estarán dominados por poderosas empresas privadas transnacionales.
Los opositores sistemáticos a la reforma energética no leyeron bien el dictamen. No se plantea la privatización de Pemex, como alegan reiteradamente. Tampoco se busca su fortalecimiento, como argumentan los promotores de la reforma.
La reforma energética implica la extinción paulatina de Pemex, que es, hasta ahora, un símbolo del orgullo nacional.
OFF THE RECORD
**EL OCTAVO PASAJERO
De acuerdo con la presidenta del IFE, María Marván, la organización Morena ya cumplió con el requisito de realizar al menos 22 asambleas estatales para obtener su registro como partido.
Aún debe cumplir con otros requisitos, pero el de las asambleas, que era uno de los más importantes, ya lo superó.
Todo parece indicar que en el proceso electoral del 2015 habrá un octavo pasajero.
Y lo que ocurra en los siguientes tres años es de pronóstico reservado.

**CONSULTA POPULAR
La Cámara de Diputados aprobó ayer la ley que aterriza la consulta popular.
Ahora la ciudadanía podrá ser consultada sobre temas de trascendencia nacional.
Será el Instituto Nacional de Elecciones el que se encargue de promover la difusión de todo lo relacionado con las consultas populares, a través de los tiempos del Estado en radio y televisión.
Los resultados de estas consultas son vinculantes tanto para el Ejecutivo como para el Legislativo.
Un premio para el que adivine cuál será el primer tema que será sometido a consulta popular.

**MARIGUANA LIBRE
En el Senado hubo un reconocimiento por parte del partido oficial en el sentido de que la guerra contra el narcotráfico fue un fracaso.
Este reconocimiento se dio durante la aprobación de una serie de reformas por las que se legaliza la mariguana.
Tras un debate de más de 13 horas de duración, los senadores oficialistas se impusieron.
Ahora, sembrar, vender y consumir mariguana es una actividad legal en todo el país.
Hablamos, por supuesto, de Uruguay, cuyo presidente, José Mujica, tuvo las agallas de reconocer que la política represiva era una puerta falsa.

expedientepolitico@yahoo.com.mx
www.puntoporpunto.com
twitter:@pepecontreras_m

Imprimir

Comentarios