Ya podemos calcular el tamaño del beneficio económico de la conservación: Octavio Aburto | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Ya podemos calcular el tamaño del beneficio económico de la conservación: Octavio Aburto

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Conservar la vida silvestre es mucho más que un objetivo romántico. Hoy se sabe que cada hectárea saludable de bosque de manglar genera 37 mil 500 dólares a las comunidades de pescadores, también se ha documentado que la protección a arrecifes permite aumentar 400% el número de peces y que hay zonas del Golfo de California donde la pesca genera más de tres millones de dólares anuales y sostiene a poblados completos.
En todos estos estudios participó el biólogo marino Octavio Aburto Oropeza, quien labora en el Instituto Scripps de Oceanografía, de la Universidad de California en San Diego (UCSD), y en la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), en La Paz.
Buzo profesional y fotógrafo, Aburto fue uno de los principales defensores de la reserva de Cabo Pulmo y laboró para explicar por qué era importante detener el desarrollo inmobiliario Cabo Cortés, además aboga para frenar el uso de redes de arrastre para captura especies en el Alto Golfo de California.
MANGLARES DE ORO. En el año 2008, Octavio Aburto fue uno de los autores del primer estudio que demostró el valor económico de los bosques de manglar, que son grandes poblaciones de árboles que viven con sus raíces cubiertas por el agua de mar en las zonas costeras.
Junto con los también biólogos mexicanos Ezequiel Ezcurra, Gustavo Danemann y Víctor Valdez, así como con el estadunidense Jason Murria y el español Enric Sala, Aburto mostró que cada hectárea de manglar genera riqueza pesquera por un valor de 37 mil 500 dólares, lo cual contrasta con la indemnización que cobra el gobierno por cada hectárea de manglar destruida y que sólo es de mil dólares. Tres años antes el Instituto Nacional de Ecología había informado que los manglares estaban desapareciendo a una tasa anual de dos por ciento.
El estudio sobre el valor económico de los mangles fue publicado por la revista Proceedings  de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. Después de reunir los datos sobre las pesquerías y el tamaño de los manglares, los especialistas crearon un innovador mecanismo de cálculo en el que concentraron sus cálculos en la franja con mayor actividad de peces y jaibas juveniles, que es la que abarca entre cinco y 10 metros de ancho del bosque de manglar, aquella que está en mayor contacto con el agua.
“Esto no significa que el resto del manglar no sea importante, pues la parte que se aleja del agua hacia el interior de la tierra aporta otros servicios que posiblemente documente otro estudio, por ejemplo, captura y filtra agua, la cual es un líquido perfectamente aprovechable por numerosas ciudades medias. Además hay que sumar los beneficios de los manglares para amortiguar huracanes”, explicó a Crónica, Aburto Oropeza. Es más, explica, que con estos trabajos  “ya pudimos calcular y mostrar cuál es el beneficio económico de la conservación”.
Años después, en 2012 este biólogo marino mexicano se involucró en una larga travesía por todas las costas de México para documentar, junto con Santiago Gibert Isern el estado de salud de los principales bosques de manglares de México, los cuales documentó con textos y fotos que pueden consultarse en un blog, cuya dirección es http://manglaresmexico.blogspot.mx/
DEFENSOR DE ARRECIFES. Durante los últimos seis años, Octavio Aburto ha sido uno de los más activos defensores de los arrecifes coralinos del Golfo de California.
Sus fotografías de arrecifes y de grandes agrupaciones de peces han recibido premios internacionales, como el premio Our World Underwater, de la Liga Internacional de Fotógrafos para la Conservación (iLCP por sus siglas en inglés), pero también fueron expuestas en la Cámara de Diputados de México como parte de los esfuerzos para detener el proyecto hotelero Cabo Cortés, de tres mil habitaciones, que amenazaba con dañar la biodiversidad del arrecife de Cabo Pulmo.
Los estudios de Octavio Aburto ayudaron a documentar que cuando se conserva intacto un arrecife las poblaciones de especies marinas en esa zona crecen hasta 400% en menos de una década. Con estos y otros datos el proyecto inmobiliario Cabo Cortés finalmente fue detenido.
“Ese desarrollo turístico era un ejemplo de lo poco y mal que se entienden las interacciones entre el mar y la tierra. En Cabo Pulmo fue la propia comunidad la que decidió no extraer materiales del arrecife y su ingreso proviene de los buzos que visitan el lugar y cuyo número es mayor a las personas que visitan Cabo San Lucas”, explicó el biólogo.
PESCA PLANIFICADA. Entre los años 2011 y 2012, Octavio Aburto colaboró con el investigador Brad Erisman y otros científicos de México y Estados Unidos para elaborar una radiografía de las actividades pesqueras en el Golfo de California y presentar un mapa en el que se describen las rutas migratorias y las zonas de reproducción del pez curvina golfina (Cynoscion othonopterus), que es la principal fuente de ingresos para las comunidades de pescadores del Alto Golfo de California, en México.
El mapa fue publicado en la revista científica británica Nature Scientific Reports documentó que cada año se pescan entre 1.5 y 1.8 millones de peces curvina en México, pero la mayoría de esas capturas ocurren en un periodo cercano a 25 días, entre las noches de luna nueva y luna llena de marzo y abril. La captura de estos peces y su posterior venta genera para la región y sus pobladores ingresos cercanos a los tres millones de dólares anuales y poblados enteros dependen de los buenos resultados de los pocos días de captura.

Imprimir