Megaproyecto de Conacyt busca mejorar el uso de la energía solar | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Megaproyecto de Conacyt busca mejorar el uso de la energía solar

Innovación. En el CIO ya desarrollan celdas fotovoltaicas con materiales orgánicos.

Uno de los retos científicos y tecnológicos más importantes en el empleo de las energías renovables se relaciona con el desarrollo de formas eficientes de colección, conversión, almacenamiento y utilización de energía solar.
Bastaría con cubrir sólo el 0.22% de la superficie terrestre con celdas fotovoltaicas con una eficiencia del 8% para abastecer la demanda de energía mundial total.
De acuerdo con la Asociación Nacional de Energía Solar, la radiación solar promedio en México es de cinco kilowatts hora por metro cuadrado (kwh/m2), lo que ubica al país como el tercer lugar a nivel mundial para desarrollar el potencial de este recurso renovable, sólo detrás de China y Singapur.
Si bien no hemos logrado aprovechar esta fuente de energía, o hacerlo mucho menos que otros países con menor potencial, como Alemania, investigadores nacionales estudian los procesos y ciencia requerida para generar tecnología como celdas solares más eficientes o colectores solares más asequibles, granjas cosechadoras de Sol y otros dispositivos.
Como parte del conjunto de Megaproyectos que ha emprendido Conacyt con sus centros de investigación, ahora muchos de estos esfuerzos serán coordinados y enfocados en una iniciativa común de energías renovables que tiene como eje central la energía solar. “Pensamos en atacar aquellas fuentes de energía donde el sistema de centros Conacyt tiene capacidades de incidir”, señaló David Ríos Jara, director del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICyT), durante la presentación de los megaproyectos en diciembre pasado.
De acuerdo con el director del IPICyT, que participa en este megaproyecto con centros como el Cimav, CICESE, Ciatecy CIO, entre otros, se eligió a la energía solar como eje principal debido a que en muchos centros Conacyt, y otros en universidades e institutos del país, existe una capacidad probada del desarrollo que han tenido en esta área a nivel internacional.
BIOENERGÍA. El proyecto contempla a grandes rasgos la producción eficiente de energía mediante la radiación solar y la creación de redes y mini-redes para su aprovechamiento. Pero además, los centros de investigación realizarán estudios para la utilización de energía residual y el mejoramiento de la eficiencia energética.
De acuerdo con Ríos Jara, el país además ha generado una experiencia notable en el desarrollo de bioenergía: aprovechando desechos y obteniendo biocombustibles, por ejemplo. Incluso, añadió, en estos procedimientos se pueden obtener otros productos de alto valor agregado mediante técnicas de química fina.
A su vez, Inocencio Higueras, director adjunto de Centros Conacyt, refirió entonces que el proyecto en esta área contempla también modificaciones a tecnologías ya disponibles para eficientar su uso en la generación de energía.
PROYECTOS EN CURSO. El doctor Elder de la Rosa Cruz, director del Centro de Investigaciones en Óptica (CIO), es coordinador del eje de energía solar en el megaproyecto, quien ha insistido en generar nuevos esquemas para aprovechar este recurso energético.
De acuerdo con el especialista, la óptica encaja muy bien en esta área, sobre todo en lo referente a la radiación y a luz. Lo fundamental es desarrollar colectores solares que utilizan diseños ópticos. Explicó que el principio solar bajo el cual operan las celdas solares es un proceso, pero alrededor de esto surgen otras necesidades como hacer que la luz llegue de mejor manera al dispositivo, para lo cual hay que desarrollar componentes ópticos para poder lograrlo.
Además, refirió que el CIO tiene uno de los grupos más sólidos en el desarrollo de celdas solares con materiales orgánicos, el único en el país. Pero el centro también ha trabajado en el tema de ahorro de energía, un área que busca crear fuentes de luz más eficientes y para ello desarrolla dispositivos que emiten luz de forma más eficaz y económica.
Para De la Rosa Cruz, desarrollar proyectos que no solamente generen ciencia básica de primer nivel, sino también resuelvan los problemas nacionales, es un reto importante al que se deben sumar los centros de investigación. “Siempre es difícil y en la comunidad científica hay una discusión permanente al respecto, ciencia básica pareciera una cosa y la tecnología pareciera ser otro mundo. La realidad es que la ciencia per se no tiene ningún sentido, por lo que debe resolver problemas, de otra manera no llega a ningún lugar”.

Energías Renovables
Coordinadores
Jesús González, director del Cimav
Federico Graef, director del
CICESE

Proyecto eje energía solar:
Elder de la Rosa Cruz, director
del CIO.

Imprimir