“La Pirámide del Sol está enferma de insolación” | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

“La Pirámide del Sol está enferma de insolación”

Hallazgos. Arturo Menchaca anunció que los resultados corresponden al análisis del 60% de los datos y los del 40% restante estarán a fin de año.

El investigador del Instituto de Física de la UNAM, Arturo Menchaca Rocha, alertó que la Pirámide del Sol “está enferma de insolación” y podría estar, un poco, en riesgo de colapsarse, porque el nueve o 10 % del volumen de su tierra, ubicada en su lado sur, se encuentra seca a causa de que los rayos solares pegan más en ese sitio.
Son los primeros resultados del proyecto Radiografía de la Pirámide del Sol que realizó con la arqueóloga Linda Manzanilla y el cual concluyó en junio del 2013 tras 14 años de trabajos. “Hasta el momento hemos analizado el 60 por ciento de los datos obtenidos –alrededor de 4.5 millones- , y los resultados del 40% restante estarán a finales de este año”, agregó
Al participar en la conferencia “Estudio interdisciplinario del pasado de Teotihuacan”, dentro del programa por el 75 aniversario del Instituto de Física, Menchaca Rocha destacó que el 40 por ciento de los datos por analizar son los más importantes, “porque son del volumen central de la pirámide”.
En este punto, recordó que uno de los objetivos del estudio era encontrar un hueco donde podría estar enterrado Tutancamotl – como los especialistas le llaman al gobernante o gobernantes teotihuacanos-. Sin embargo, explicó, que hasta el momento, con los datos analizados, aún no se encontró la posible tumba.  
Lo anterior, señaló, es porque existe una hipótesis de que en esta pirámide podrían estar enterrados los restos de los gobernantes. “Lo que sí encontramos, son una serie de huecos que posiblemente sean de carácter geológicos y están relacionados con estas arenas secas. Nos quedan los datos del lado húmedo –zona norte- y veremos si existen estos huecos”.
RESEQUEDAD. Con la investigación para obtener la radiografía de la pirámide mediante el detector de muones que se instaló abajo de la misma, Menchaca Rocha explicó que los resultados del análisis de datos generaron una pregunta: ¿Por qué el lado sur de la pirámide es menos denso que el norte? La respuesta, aunque parezca una obviedad, es que recibe más rayos del Sol, pero que nadie sabía hasta que tuvimos los resultados. “Este es el resultado más importante de los primeros resultados tras el análisis de 3 millones de datos”.
En esta radiografía, agrega el doctor en Física Nuclear, podemos ver que la pirámide está más seca de un lado que de otro, por lo que registra una diferencia enorme de densidad. “Es, hasta el momento, todo lo que conocemos”.
Aunque, indicó que “la estructura no se va a colapsar mañana. Sino el proceso es parecido al que se registra en el subsuelo de la ciudad de México: cuando la humedad se va perdiendo hay como consecuencia un hundimiento, porque la densidad de la zona de abajo ya no puede soportar el enorme peso de los edificios. La única diferencia es que la pirámide no tiene ese gran peso para el hundimiento pero sí para crear huecos que luego dañen su integridad”. 
Lo que sí está pasando, es que la tierra está perdiendo su humedad y se están produciendo espacios microscópicos entre la tierra, porque hay que recordar que las pirámides son montañas recubiertas de piedra, y eso genera huecos, aunque se queda la forma original.
“El ejemplo más claro es como si construyéramos un castillo con arena de playa. Está húmeda y podemos crearlo, pero si la dejamos a los rayos del Sol, esta arena se seca y si alguien la toca se desmorona”, añadió.
Sin embargo, aclaró, la Pirámide del Sol no se va a desmoronar porque tiene una recubierta de piedra, pero si podría tener un colapso. Por ello, agregó, se debe estudiar y diseñar métodos para humedecer su tierra de manera sistemática.
Hay que recordar, dijo, que la estructura teotihuacana apenas tiene 100 años de haber sido recubierta y los análisis que tenemos son de los últimos tres años. La montaña donde está la pirámide tiene un millón de metros cúbicos y de esos se analizó el 30% -300 mil metros cúbicos- y de estos últimos el 30% es el que está seco, lo que equivale al 9 o 10% del total del volumen total.
Arturo Menchaca contó el miércoles pasado platicó con la arqueóloga Linda Manzanilla sobre el tema, y  “una de las hipótesis es que este mismo problema podría ocurrir en muchas de las pirámides de México, “porque la mayoría tiene un técnica parecida de construcción: son montañas recubiertas con piedra y sería interesante saber si el lado sur de éstas tiene resequedad y si están también destruidas.
Finalmente, Arturo Menchaca anunció que el detector de muones se podría usar en alguna pirámide de la zona maya para realizar estudios y ya se hizo la petición al INAH. Asimismo, adelantó que con otro detector,  también fabricado en la UNAM, se sacará una radiografía al volcán Popocatépetl  de la parte interna de su ducto de lava. “El proyecto se presentó al Conacyt”.

Imprimir