Muere Gabriel García Márquez, un mago de las letras universales | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Muere Gabriel García Márquez, un mago de las letras universales

Vida. Gabriel García Márquez tenía 87 años de edad al morir.

Gabriel García Márquez fue un mago, un hechicero de las letras. Sus obras llevan ese conjuro para los lectores: quienes las empiezan, no pueden dejarlas de leer hasta terminarlas y, después de eso, quieren más. Ayer ese mago que hizo de América Latina y su realismo mágico una obra literaria, que a partir de hoy es la roca literaria para que las nuevas generaciones la aprendan, murió a los 87 años de edad en su casa del Pedregal de San Ángel.
Y esa roca literaria, que es el deleite de los lectores con más de 40 millones de ejemplares vendidos en 30 idiomas, también es la piedra de conocimiento para los escritores por venir. En sus honduras, pliegues y giros está la nueva forma de narrar, del periodista y escritor, del integrante del boom latinoamericano, el gran maestro del realismo mágico y uno de los autores más importantes de la literatura universal.
Su muerte se registró a las 14:00 horas de ayer. En su casa estaban sus familiares y  mediante un tweet de Fernanda Familiar, lo confirmó a las 14:46: “Muere Gabriel García Márquez. Mercedes y sus hijos Rodrigo y Gonzalo, me autorizan a dar la información. Qué tristeza tan profunda”, a través de la misma red social.
A partir de ahí decenas de reporteros de medios nacionales y extranjeros hicieron guardia para conocer las decisión familiar sobre el sepelio y homenajes al autor de Cien años de soledad.
Los primeros en arribar a la casa fueron Fernanda Familiar, el periodista Guillermo Angulo, amigo de Gabo, y Jorge Sánchez, director del Imcine, quienes permanecieron al interior, hasta que llegó el servicio funerario García López por el cuerpo del escritor.
Mientras tanto, vecinos de las casas se asomaban desde las azoteas y las ventanas, tal vez para estar al pendiente. Un cuerpo de policía auxiliar custodió la casa y formaron “operativos” para custodiar la salida de los visitantes.
Asimismo, Genovevo Quiróz, chofer del escritor, entró y salió numerosas veces para hablar con los elementos de la policía, pero nunca quiso hablar con los casi 100 reporteros, fotógrafos y corresponsales que aguardaban a la puerta del domicilio.
Fue a las 16:35 cuando arribó la carroza a la casa y entró por la puerta principal, para salir pocos minutos después de las 17:00 horas, con el cuerpo del escritor rumbo a la agencia funeraria García López de San Jerónimo, donde fue preparado para regresar a su casa en el Pedregal y ser velado por su familia y algunos amigos. La directora general del INBA, María Cristina García Cepeda, dijo que los restos del Gabo serán cremados en una ceremonia privada.
HOMENAJE. A las 17:52 horas, el presidente de Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa, anunció en su cuenta de Twitter el homenaje nacional para el autor de Crónica de una muerte anunciada. “El próximo lunes 21 llevaremos a cabo en el Palacio de Bellas Artes un homenaje nacional a Gabriel García Márquez, a partir de las 16:00 horas”.   
Tovar se refirió al Nobel de Literatura de 1982, fallecido hoy en la capital mexicana, como un “amigo entrañable” y “el equivalente en español a los grandes escritores rusos de los siglos XIX y XX”.
Durante las más de tres horas que estuvo el cuerpo de Gabriel García Márquez en la agencia, las muestras de afecto y tristeza se hicieron presentes sobre la calle San Jerónimo, custodiada por un cuerpo policiaco de aproximadamente 100 elementos, quienes formaron una valla humana en los accesos del lugar y no permitieron a la prensa ni a la gente acercarse.
Aun con esto, personas como Beatriz Ramos y Alberto González, estudiantes de 20 y 23 años, respectivamente, acudieron con un trío de rosas amarillas, “el color favorito de García Márquez y el de las mariposas de Cien años de soledad”, puntualizó la chica.
“Su pérdida representa un vacío para las próximas generaciones, que ya no lo conocerán, más que en sus libros, yo creo que para entender mejor su obra, había que saber cómo era él en su vida”, comentó el joven Alberto.
La noche comenzó y llegaron los arreglos florares del INBA. También Miguel Alemán y su esposa enviaron flores amarillas. Pero no fueron los únicos. Ciudadanos como Miguel Guerra llevó sus rosas, quien dijo que era un amante de la obra de García Márquez.
El arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, al llegar a la agencia, dijo que iba a ver si la familia lo dejaba pasar para saludarlos, dar el pésame, y despedir al “hombre universal, que vio todo el pensamiento de Latinoamérica a través de sus libros, por lo que su pérdida es enorme para la cultura en general”, dijo.
Asimismo, recordó que a él le tocó dar un recorrido a Gabo cuando visitó el Templo Mayor. Le enseñé los hallazgos que habíamos hecho y mostró mucho interés por nuestro pasado, pues era un hombre universal y abierto”, y complementó diciendo que García Márquez sabía traducir el sentimiento de un pueblo, por lo que había que leerlo y releerlo.

 

Los últimos días

6 de marzo: Gabriel García Márquez celebra su cumpleaños 87 en su casa en el Pedregal de San Ángel. Salió a saludar a los periodistas, quienes le cantaron “Las Mañanitas”.
31 de marzo: El autor es hospitalizado en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán a causa de una infección pulmonar y en las vías urinarias.
3 de abril: La Secretaría de Salud confirma su hospitalización “por un cuadro de deshidratación y un proceso infeccioso pulmonar y de vías urinarias”.
4 de abril: Gonzalo García Barcha, hijo del autor, afirma que su padre está “muy bien atendido y evoluciona muy bien”, y será dado de alta en unos días.
5 de abril: García Barcha ratifica que su padre evoluciona bien y ya “tiene ganas de irse a casa”.
8 de abril: El escritor regresa a su casa para continuar allí su convalecencia.
14 de abril: La esposa del escritor, Mercedes Barcha, y sus hijos Rodrigo y Gonzalo emiten un comunicado en el que reconocen que la condición del Nobel de Literatura es estable, pero “muy frágil”, y que “existen riesgos de complicaciones” debido a su edad.
15 de abril: Aída García Márquez, una de las hermanas del escritor, declara a una emisora en Colombia que está preparada para lo que “Dios disponga”.
17 de abril: El médico personal de García Márquez, Jorge Oseguera, dice a una radioemisora colombiana que el escritor continúa “en un estado delicado, propio de su edad”.
García Márquez fallece a las 14:00 horas en su casa del Pedregal de San Ángel.

Premios y reconocimientos


Premio ESSO de Novela Colombiana por La mala hora (1961)
Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Columbia en Nueva York (1971)
Premio Rómulo Gallegos por Cien años de soledad (1972)
Medalla de la legión de honor francés en París (1981)
Nobel de Literatura (1982)
Condecoración Águila Azteca en México (1982)
Premio cuarenta años del Círculo de Periodistas de Bogotá (1985)
Miembro honorario del Instituto Caro y Cuervo en Bogotá (1993)
Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Cádiz (1994)

Imprimir