Un gran tesoro literario resguarda el fondo Jaime García Terrés | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Un gran tesoro literario resguarda el fondo Jaime García Terrés

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Cuatro títulos en inglés de la década de los 80 del poeta Seamus Heaney (únicas ediciones de consulta en México), así como misivas personales con Alfonso Reyes, Ezra Pound y el político Henry Kissinger y más de 100 libros con dedicatorias de Octavio Paz, José Emilio Pacheco y Martín Luis Guzmán, son los documentos que conforman el acervo Jaime García Terrés, resguardado por la Biblioteca México.
El fondo del poeta, editor y promotor cultural mexicano (1924-1996), adquirido en 2011 por Conaculta, hoy forma parte de una biblioteca especializada con 20 mil volúmenes y 14 cajas de archivo con correspondencia, versiones de poemas, recortes de prensa y artículos.
Javier Castrejón, coordinador de bibliotecas personales de la Biblioteca México, señaló que los 12 mil visitantes que acudieron el año pasado a la Biblioteca Jaime García Terrés, consultaron –en su mayoría– títulos de literatura, historia, piscología y de las secciones: dedicatorias, esoterismo, alquimia y literatura francesa erótica del siglo XIX y principios del XX.
“No vienen muchos usuarios, viene el académico e investigador con temas muy específicos. Principalmente visitan la parte de esoterismo, alquimia y el cajón de lectura, el cual contiene los libros favoritos de García Terrés como los de Ezra Pound, Freud y mucho sobre psicología social y psicoanálisis, temas que le apasionaban y que se reflejan en su obra Los Infiernos de pensamiento”, destacó.
Otra sección concurrida, dijo, es el apartado de dedicatorias. “Son libros con dedicatorias dirigidas al amigo y compañero de literatura. Los autores son todos los intelectuales del siglo XX que tuvieron vínculo con él. Hay de Luis Guzmán, Octavio Paz, Gabriela Mistral, García Márquez y Le Clezio”.
También sobresalen las dedicatorias que Alfonso Reyes ofreció al suegro de García Terrés: Ignacio Chávez, ex rector de la UNAM (1961) y de quien el también director del FCE (1983-1988) conservó parte de sus libros personales, ahora a disposición del fondo bibliográfico García Terrés.
Sobre los cuatro libros del Premio Nobel de Literatura 1995, Seamus Heaney, destacó Castrejón que no se encuentran en las bibliotecas de la UNAM ni del Colegio de México, y son: Field work (1979), The haw lantern (1987) Poems: 1965-1975 (1980) y Preoccupations: selected prose: 1968-1978 (1980).
Además, dijo, se suman otras dos ediciones que hablan sobre el autor irlandés y que también únicas para las bibliotecas públicas: The art of Seamus Heaney (1985) y T.L.S. 8: essays and reviews from the Times Literary Suplement (1970).
RESERVADO. El 8 por ciento de los 20 mil volúmenes, pertenecen a un fondo reservado compuesto por títulos del siglo XVI y obras con derechos de autor no vigentes. “Esta sección es la que se está digitalizando, llevamos un 5% de avance. Queremos rescatar los impresos mexicanos a partir de 1539, de todo aquello que puede ser de dominio público”, señaló Castrejón.
Algunas obras que la conforman son libros antiguos artísticos de Dante, tres tomos del coleccionista de arte estadounidense John Pierpont Morgan y diversos títulos sobre religión.
Otra parte del acervo es la correspondencia personal de García Terrés, la cual no se encuentra en la creada biblioteca personal porque, aseguró María Guadalupe Ramírez, Subdirectora de Tecnologías de la Información de la Biblioteca de México, se le dará un espacio propio junto con todos los documentos del Fondo Reservado de la Biblioteca México.
“Es un archivo importante a pesar de que no hay tanta correspondencia porque Jaime fue dejando las cartas en los distintos espacios donde trabajó. Alguna vez se buscaron las misivas para recuperarlas pero nunca ha sido posible”, explicó.
La temática de las cartas tiene que ver con su labor cuando dirigió la dirección de difusión cultural de la UNAM, por lo que hablan de libros nuevos, artículos y propuestas de publicaciones.
Junto con este material, explicó, se encuentran los recortes de prensa que abarca de 1942 hasta su muerte (1996), los cuales aluden a su nombre con motivo de nuevos libros. “También hay documentos que evidencian su trabajo creador. Hay muchos poemas, se lee cómo fueron evolucionando, sus diversas versiones hasta que llegaron a como los conocemos”, indicó María Guadalupe Ramírez.
Todos los documentos, dijo, son originales e incluyen traducciones y obras en griego, alemán, francés e italiano, sin embargo, su consulta sólo es para investigadores bajo una previa cita.
“Esta biblioteca te permite conocer quién fue Jaime García Terrés. Puedes conocer su obra, su personalidad y sus intereses. Encuentras libros en varios idiomas, obras que tienen que ver con el proceso creador editorial e incluso hay una parte extensa relacionada con algunos estudios de Freud, de psicología y psicoanálisis”, concluyó.

Imprimir