Niños y universitarios participan con sus prototipos en feria RobotiX Faire | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Niños y universitarios participan con sus prototipos en feria RobotiX Faire

Objetivo. El robot Uamito, creado en UAM Iztapalapa, servirá para mejorar las terapias para niños con autismo.

En su primer día la feria RobotiX Faire exhibió y puso a prueba, en las categorías de combate de sumo y línea de seguimiento, los prototipos que armaron y programaron los niños de la escuela de robótica RobotiX durante su curso, además de los androides construidos por egresados y alumnos de ingeniería y cómputo de universidades como la UNAM, UAM e IPN.
La feria de robótica, que termina hoy por la tarde en el Mutec (Museo Tecnológico de la Comisión Federal de Electricidad), midió las habilidades de 250 equipos de tres o cuatro integrantes de entre 5 y 11 años de edad.
Asimismo, puso a prueba a más de 40 equipos universitarios, con diferentes números de robots creados en escuelas como la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingenierías y Tecnologías Avanzadas (UPIITA) o la Facultad de Ingeniería.    
Mientras en la estación 1, cercana al museo, los padres de 960 alumnos tomaron fotografías y aplaudieron a los prototipos de los pequeños, en la estación 2, a la entrada del recinto, los niños de RobotiX, compartieron espacio con los de educación superior.
Los robots universitarios también participaron en las categorías de sumo y seguimiento de línea: en el primero los prototipos tenían que seguir una línea trazada en una pista, y a manera de carrera triunfaba el más rápido; mientras que los combates consistieron en atacar a los oponentes.
Los pequeños de RobotiX, como Pablo de 9 años, integrante del equipo Fénix, demostraron mediante robots Lego sus conocimientos en programación, inteligencia y control, para hacer que sus prototipos respondieran de acuerdo a sus necesidades, en este caso, derrotar a sus oponentes.
Luis Miguel Pérez, de UAM Iztapalapa exhibió a Uamito, un robot creado por él, como un prototipo para ayudar a caminar, sentarse, levantarse, levantar los brazos o girar la cabeza a niños con autismo, mediante una aplicación móvil desarrollada por un grupo del posgrado de Ciencias y Tecnologías de la Información.
Otros universitarios acudieron con el afán de verificar sus habilidades en comparación con las de otras universidades, como Aarón Osvaldo Barrón, estudiante de Ingeniería Mecatrónica de la UPIITA, quien llevó junto con una serie de compañeros 20 robots para concursar en ambas categorías.
Gabriela Nava es estudiante de la escuela Robotix y recorría la feria con su mamá. Comentó que con su equipo Toonbots presentarán hoy por la tarde su prototipo Blizzard Breaker: un robot que tiene una pala con la que recoge la nieve, y a través de una parrilla lo convierte en agua, lo que dice puede ser una alternativa para limpiar caminos en lugares donde hay tormentas de nieve.
En la zona de combate se enfrentaron robots de dos ruedas y hasta cuatro sensores capaces de identificar a su oponente y derribarlo, como el caso de Tremendo. Mientras que Aarón Osvaldo Barrón comentó que estas competencias miden la mecánica y la electrónica en sus robots.
Afuera del auditorio del museo, egresados de la Facultad de Ingeniería de la UNAM mostraba a la gente en qué consiste la impresión 3D, donde se necesita una computadora con programas especializados como Inventor, SolidWorks o Maya.
“Con ellos se puede diseñar una pieza específica, con todas las complejidades que el cliente quiera, desde piezas para robots, o maquinaria, hasta extensiones para relojes o cualquier otro objeto”, señaló Joel Osornio, encargado del stand.
La feria RobotiX Faire termina hoy con la presentación de más de cinco prototipos de equipos que se gradúan de la escuela de robótica. 

Imprimir