Ubica PGJDF en cinco delegaciones los puntos rojos del narcomenudeo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Ubica PGJDF en cinco delegaciones los puntos rojos del narcomenudeo

Labor. Marcela García Torres, Fiscal para el delito de narcomenudeo, aseguró que en dos años se catearon 157 inmuebles.

Marcela García Torres Vega,  titular de la Fiscalía Central de Investigación para el Delito de Narcomenudeo en el Distrito Federal, mira al reportero cuando éste le pregunta si la venta de droga en la ciudad de México es tan alarmante como en el interior del país.
—No —responde—. Aquí lo grave es el consumo, principalmente en menores y jóvenes, sobre todo de inhalables y, en segundo término, de mariguana, seguido de cocaína. Considero que ese es el problema real que vivimos en la capital. De allí la importancia de que debemos reforzar las acciones preventivas más que persecutorias.
Mientras hojea el Atlas del Narcomenudeo del Distrito Federal, que hace algunos días concluyó con el apoyo de la Dirección General de Estadística y Política Criminal, la fiscal dice que del 21de agosto del 2012 —cuando inició actividades esta fiscalía— al 31 de mayo pasado, de las seis mil 366 averiguaciones previas iniciadas, mil 58 fueron por venta de drogas, mientras que cinco mil 308 por posesión simple (compradores o adictos).
De esas averiguaciones previas integradas, señala, fueron detenidos dos mil 680 presuntos vendedores de droga y seis mil 891 adictos, de los cuales fueron consignados mil 833 y dos mil 185, respectivamente; es decir, fueron liberados 847 presuntos narcomenudistas y cuatro mil 706 compradores.
“Este diagnóstico nos ha permitido establecer la georeferencia del narcomenudeo en la Ciudad de México, tanto en el consumo de drogas como en su venta, lo que nos ha llevado a establecer que la mayoría de estos hechos ocurren en las zonas Norte y Oriente, siendo ocho delegaciones donde ocurren estas acciones, que mes a mes se pelean el primer lugar”, señala.
Reconoce que gracias a ese instrumento, “ya contamos con una herramienta importantísima para atacar el delito de narcomenudeo en la ciudad, porque en él están ubicadas las zonas donde se realiza con mayor intensidad está ilícita actividad, y que en muchos casos familias completas abrigan y se sirven de ella, sin ponerse a pensar el grave daño que ocasionan”, comenta.
Asegura que dicho estudio criminal llevó casi los dos años que lleva al frente de la fiscalía, y en él están establecidos los denominados “puntos rojos” en ocho delegaciones, aunque reconoce que en cinco de ellas es donde más ocurre la incidencia delictiva de este tipo.
Dichas demarcaciones son: Iztapalapa, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Benito Juárez y Miguel Hidalgo, que en ocasiones son sustituidas por Álvaro Obregón, Venustiano Carranza y Azcapotzalco, aunque en estas tres últimas es por detención de consumidores, más que por captura de narcomenudistas.
Empero, destaca que en las cinco primeras es donde se concentra la detención de narcomenudistas, “por lo que en estos puntos es donde se han centrado las órdenes de cateo. Ya los tenemos bien identificados”, señala con orgullo esta mujer que por 10 años laboró en la PGR antes de ser nombrada Fiscal Central de Investigación para el Delito de Narcomenudeo en el DF.
Informa que en estos casi dos años han sido cateados 150 inmuebles, de los cuales aseguraron 114. Y aunque 62 de ellos han sido propuestos para de extinción de dominio, sólo 28 han sido sometidos a juicio en esa materia, “y seguimos en espera de alguna sentencia favorable”, dice con tímida sonrisa la funcionaria.
Detalla que 28 de esas narcotienditas, fueron ubicadas en la Gustavo A. Madero; en Cuauhtémoc, 17; Iztapalapa, 14; Iztacalco, 11, Álvaro Obregón, 10; en Tláhuac y Coyoacán, fueron aseguradas nueve en cada una; Miguel Hidalgo, cuatro; Tlalpan, tres; Magdalena Contreras y Azcapotzalco, dos cada una; mientras que Benito Juárez y Xochimilco, un inmueble en cada una. Sólo Cuajimalpa y Milpa Alta no registran aseguramientos por esta ilícita actividad.

Imprimir