Los salarios y la inflación - Leopoldo Mendívil | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016
Los salarios y la inflación | La Crónica de Hoy

Los salarios y la inflación

Leopoldo Mendívil

DR. AGUSTÍN CARSTENS CARSTENS,
GOBERNADOR DEL BANCO DE MÉXICO:
—Inflación es pagar los
precios del año próximo
con el sueldo del año pasado
Anónimo

He corrido con la fortuna de tener, durante el curso de mi vida laboral, pocos jefes, pero todos inteligentes.
Uno de ellos, Héctor Mayagoitia Domínguez, operaba con sus colaboradores a partir de una fórmula muy sencilla que es:
Nunca me diga no; dígame cómo sí.
Es por ello que cuando este espacio ejerce la crítica contra alguna acción o la conducta de alguna persona, procura acompañarla con alguna vía de solución.
Más, cuando esa vía incluso existe en México.
El jueves pasado usted pidió cordura en el debate sobre los salarios mínimos, cuyo incremento puede impactar en la inflación. Hoy no criticaré su estrategia de controlar la inflación, que ha descansado sobre todo en la contracción económica vía restricción del gasto público, dáñese quien se dañe. Hoy le digo dónde está, aquí en México, el ejemplo de lo que sí funciona para crecer sin perjudicar al proceso económico:
El proyecto Telmex, de Carlos Slim, que se convirtió en la hazaña empresarial mexicana más connotada de nuestra historia cuando en vez de liquidar, pelearse o controlar al izquierdoso sindicato, lo alió para desarrollar un acuerdo obreropatronal con la participación del famoso y capitalista Instituto Tecnológico de Massachusetts, en la creación de un sistema “para ofrecer constructivismo como método de formación profesional”.
En enero del 2013, Mateo Lejarza, un partícipe fundamental en aquel proceso, me dijo que “la cuestión empresarial es un problema de gestión, de inversión y de tecnologías… Si es pequeña o mediana empresa, buscarle si su problema es de tecnologías de la información y la comunicación, de abrir mercados o descubrir si hay vocaciones o no; pero pensar que la ley es la única solución generará, además de la equivocación, una imagen muy modesta de que se están haciendo arreglos para modernizar la forma en que proceden nuestros mercados laborales…Quizá parezca que arreglamos el mundo, pero no arreglaremos nada y el lío que se va a armar será fenomenal...
“El camino —continuó Lejarza— es inversión-gestión-tecnología y obviamente el trabajo y la discusión ¿Qué trabajador no está dispuesto a hacer algo más por sostener su empleo y por lograr un poco más de ingresos; que no quiera capacitarse para usar nuevas tecnologías? El problema es que los empresarios no van por eso, sino por dar menos salario porque, supuestamente, un menor costo de producción permite abaratar el producto… Los chinos están ya ofreciendo mejores salarios para agrandar el mercado interno ya que el externo se les acabó y si no hay consumo, no habrá mercado…”
¿Quién tiene algo contra los índices de productividad que apoyarían luego la construcción del imperio CARSO...? ¿Y quién estudió este caso antes de arrancar el proceso reformatorio para desarrollar los modelos de productividad que sustituyan a los frenos económicos para controlar la inflación impulsando el gran crecimiento nacional que esas reformas pretenden?
Es hora, ya, don Agustín, de moderar la obsesión inflacionaria y cambiarla por la productividad que cuesta a los patrones, sí, pero les reditúa como también a los trabajadores, en un ambiente de justicia…
lmendivil@delfos.com.mx
m760531@hotmail.com

Imprimir

Comentarios