Los ángeles de Ilya y Emilia Kabakov llegan al Museo de San Ildefonso | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Los ángeles de Ilya y Emilia Kabakov llegan al Museo de San Ildefonso

Tema. Los ángeles son una metáfora recurrente en la obra de Emilia e Ilya Kabako, quienes inaguran el 27 de agosto su exposición en San Ildefonso.

Ilya y Emilia Kabakov son los artistas visuales rusos más cotizados y reconocidos mundialmente y por primera vez montan una instalación en México, la cual se inaugura el próximo 27 de agosto en el Museo de San Ildefonso.
La muestra titulada Ilya y Emilia Kabakov: Angeología, utopía y ángeles incluye maquetas, pinturas, esculturas, dibujos y fotografías, y tiene como eje conductor la caída de un ángel a la ciudad de México con un mensaje de paz. Es un tema poético donde los seres celestiales se aparecen en hospitales, escuelas… para acompañar a la gente y crear un mundo mejor.
Emilia Kabakov, en entrevista con Crónica, explica que “una exhibición sobre ángeles es en cierto modo un tema extraño para artistas que vienen de la ex Unión Soviética, donde la religión fue un pecado y ser religioso un crimen. Los lugares de culto fueron destruidos después de la revolución”.
Los ángeles son una metáfora recurrente en la obra de Emilia e Ilya Kabakov y ahora diseñaron una instalación específica para México, proyecto que es impulsado por el Antiguo Colegio de San Ildefonso y la galerista Nina Menocal. La precede la exhibición Monumenta que se desarrolla en el Grand Palais de Francia desde 2007.
La pareja vive en Nueva York y han expuesto su obra en el MoMA y los más importantes museos del mundo, después de haber salido de la ex Unión Soviética y nacionalizarse estadunidense. Su vida en el régimen comunista no fue fácil. Ilya Kobakov fue líder del movimiento clandestino del arte contemporáneo  en Moscú y para sobrevivir se dedicó durante 30 años – en la época post satalinista- a ilustrar libros para niños.
Sobre este tema, se le pregunta a Emilia Kobakov si tiene pensado regresar a Moscú y comenta: “No creo que Rusia haya cambiado para mejorar. No creo que tenga el futuro donde quisiera que Ilya, nuestros hijos y yo misma vivamos. De alguna manera, a lo largo de la historia, siempre se las han arreglado para destruir las posibilidades de una vida mejor. Cómo un ex primer ministro ruso lo observó brillantemente: Quisimos hacer lo mejor, pero salió como de costumbre”.
LA MUESTRA. Ilya y Emilia Kabakov: Angeología, utopía y ángeles son 70 obras y entre las cuales destacan “Cómo encontrase con un ángel”, “El ángel caído”, “El cobertizo de mi abuelo” y “La prueba de destino”, las cuales resaltan a los individuos, los protagonistas del cambio del mundo y no a la colectividad.
De esta manera, los Kabakov crean una propuesta novedosa aún en occidente, como su idea de la “instalación total”, técnica que representa comentarios filosóficos, históricos o sociales a través de ambientes constituidos por maquetas, pinturas, esculturas, dibujos, fotografías y objetos.
Un día después de su apertura, Emilia Kobakov, Boris Groys, escritor alemán, y José Manuel Springer,  ofrecerán una conversación sobre la instalación  a las 18:00 horas en el auditorio Simón Bolívar  del Antiguo Colegio de San Ildefonso.
Los Kabakov tienen correspondencias con México. IIya se interesó por la Revolución Mexicana y visitaron el México en 1984 como turistas. Emilia señala que de esta visita con su esposo, “mi recuerdo más interesante fue cuando mi hija y yo viajando en el autobús, se descompuso, entonces, decidimos tomar un paseo y de repente llegamos a una pequeña Iglesia. Había muchos santos en las paredes, era la atmósfera de un milagro, un santuario de paz y tranquilidad. Momentos como esos se quedan en ti por el resto de tu vida”.
Además de museos, vieron los murales y sobre éstos comenta, “Me gusta Orozco, Siqueiros y Diego Rivera y probablemente esto se debe a que he visto mucho realismo socialista soviético en murales y carteles”.
Al preguntar a Emilia cómo cree que está influye en el arte global la inserción de regiones periféricas como Rusia, China o Latinoamérica, responde tajante, “Es un proceso de invasión mutua: Con el fin de despertar el interés y ser entendido por el público y los profesionales del arte occidental, tu tienes que usar el “lenguaje” internacional, y simultáneamente, no perder las características nacionales que te convierten en lo que tu eres”.

Imprimir