En 4 años, 227 derrames y... ninguna concesión retirada | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

En 4 años, 227 derrames y... ninguna concesión retirada

Impunidad. Pese al grave impacto al ecosistema, no hay antecedentes de compañías a las cuales se les haya retirado concesiones o clausurado en su totalidad

Segunda de tres partes
Al menos cada semana se reporta en el país un derrame contaminante con afectaciones a ríos, lagos, lagunas, arroyos y presas, reveló a Crónica la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).
De 2010 a agosto de 2014, la dependencia tiene contabilizados 227 derrames químicos o de hidrocarburos en cuerpos de agua de más de 20 entidades del país. En este rubro Pemex es también la instancia más peligrosa a nivel nacional, al estar relacionada con 119 incidentes, el 53 por ciento.
En 12 casos -5%- las responsables son empresas mineras como Grupo México, involucrada en el reciente ecocidio en los ríos Bacanuchi y Sonora. Los 96 casos restantes -42%- se adjudican a industrias vinculadas al manejo de sustancias químicas.
DESATENCIÓN DE CONAGUA. Si había algo peor en este mosaico sombrío es el descuido de las autoridades encargadas de preservar las aguas nacionales…
Según los datos de la Profepa, tan sólo en este sexenio suman 95 derrames que han dañado cuerpos de agua. Sin embargo, a decir del propio titular de la Conagua David Korenfeld, la dependencia sólo ha actuado en 33 casos, es decir, menos del 35 por ciento. El resto, en el olvido… Al ser cuestionado por este grupo editorial sobre los protocolos de atención abiertos en la presente administración, enumeró 18 en 2013 y 15 en lo que va del 2014, y apuntó: “Cuando se habla de cuerpos grandes de agua, a partir de esta administración hemos impuesto como sanción que las empresas realicen monitoreos de aguas por cinco años”.
LEY SIN DIENTES. Pese al grave impacto al ecosistema, no hay antecedentes de compañías a las cuales se les haya retirado concesiones o clausurado en su totalidad… Tan sólo por los accidentes en Pemex durante el sexenio, refiere la Profepa, se han afectado más de 600 mil metros cuadrados de suelo, además de una distancia aún no cuantificada en materia hidrográfica.
Conforme a los propios datos de la Procuraduría, por los 226 derrames desde 2010 sin contar el ocurrido recién en Cananea, sólo se impusieron multas irrisorias por un total de 73 millones 200 mil pesos. Sorprende que siendo Pemex la empresa implicada en más de la mitad de la incidencia, sólo ha sufragado el 20 por ciento de las multas, unos 14 millones 772 mil pesos. Mientras que mineras y otros consorcios han absorbido el otro 80 por ciento, alrededor de 58.5 millones de pesos.
Grupo México, causante de la tragedia ambiental en Sonora, recibió apenas una multa de 40 millones de pesos y, por primera vez en la historia de nuestro país se le iniciará en las próximas semanas un juicio para la reparación de daños -equivalente a los efectos adversos ocasionados, cuyo monto es aún incierto-, con base en la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental vigente desde julio de 2013.
-¿Por qué sanciones tan tibias ante tal nivel de calamidad?…
“Si la pregunta es si las leyes son muy laxas, mi opinión personal es que sí… La de Responsabilidad Ambiental es la primera ley que obliga a quienes afectan al medio ambiente a realizar una reparación total del daño, pero sí parece oportuno revisar sanciones y multas en la legislación ambiental para hacerlas más rígidas”, dijo a Crónica Juan José Guerra Abud, titular de Semarnat.
En entrevista con este grupo editorial, Arturo Rodríguez Abitia, subprocurador de Inspección Industrial de Profepa, fue más contundente:
“El delito ambiental no es considerado por nuestras leyes como grave, de manera que limita lo que podemos imponer. En la medida que nuestra legislación lo coloque como grave, las instituciones que nos dedicamos a proteger el ambiente tendremos más dientes para inhibir comportamientos irregulares. Es una tarea pendiente y debemos trabajar con nuestros representantes para modificar la ley y ser más rigurosos”.
-En el caso de Sonora, ¿por qué al menos no se clausura la empresa Buenavista del Cobre? -se le cuestionó.
-Podemos clausurar cuando el proceso de producción de una empresa ha generado o puede generar un impacto ambiental inminente. Si clausuráramos partes o procesos que nada tienen que ver con el problema estaríamos incurriendo en un exceso de autoridad.
-¿Por qué cerrar sólo una parte de la compañía si, como ustedes mismos lo han dicho, fue responsable de la tragedia e incluso mintió sobre las causas?
-Le estamos exigiendo a través de procedimientos administrativos abiertos por Profepa y Conagua la remediación de aspectos terrestres y acuáticos relacionados con el derrame, y a través de la demanda por responsabilidad ambiental también le exigiremos reparar el daño.
-¿Y al menos las multas que pagan estas empresas infractoras se usan para beneficio de los ecosistemas y personas afectadas?
-No, son para Hacienda. El objeto de la multa es castigar un comportamiento irregular y es adicional a los costos que tendrán que pagar para reparar daños.
PROPUESTAS. Los expertos coinciden en que una ley eficaz y acorde con la problemática ambiental del país, debe contemplar de forma clara sanciones ejemplares y aleccionadoras, “para que las empresas sepan qué les espera si cometen descuidos o errores, y además incluir un estricto control del cumplimiento de permisos de impacto ambiental, a los cuales hoy no se les da seguimiento. Si esto no cambia, seguirán las catástrofes diarias”, alertó el especialista de la UAM Rutilio Ortiz Salinas.
Más allá de los resolutivos de impacto ambiental, Raúl Estrada, de Greenpeace México, propuso incorporar en la legislación la obligatoriedad a empresas de presentar estudios de impacto económico:
“Sería una estrategia preventiva, porque en la actualidad sólo podrían hacerse cuando el daño está hecho, conforme a la Ley de Responsabilidad Ambiental. Está desatendida por completo la parte preventiva en un contexto en el que pronto tendremos mayor apertura privada. Falta la variable económica, la del impacto socioeconómico, un análisis que ya se hace en otros países para determinar cuál es el costo-beneficio para una comunidad de la instalación de un proyecto industrial”…

Casos atendidos por Conagua este sexenio (sólo 35 por ciento del total)

2013
1. De asfalto en Ixhuatlán de Madero, Veracruz.
2. De cianuro en afectación del rio Riaqui, carretera Yécora-Hermosillo, Sonora.
3. De hidrocarburos en Agua Dulce,      Veracruz.
4. De hidrocarburos en Boca del Río, Veracruz.
5. De hidrocarburos en Campeche.
6. De hidrocarburos en Calpulalpan, Barranca de San Ignacio Tlaxcala.
7. De hidrocarburos en Cuatotolapan, Veracruz
8. De hidrocarburos en ductos playeros de Mazatlán, Sinaloa.
9. De hidrocarburos en La Laguna El Limón, en Tabasco.
10. De hidrocarburos en Las Choapas, Veracruz.
11. De hidrocarburos en Linares, Nuevo León.
12. De hidrocarburos en Papantla, Veracruz.
13. De hidrocarburos en Tepoztlán,      Morelos.
14. De hidrocarburos en Venustiano Carranza, Puebla.
15. De hidrocarburos en el Barrio La Soledad, Oaxaca.
16. Afectación a Moluscos por Marea roja en Mazatlán, Sinaloa.
17. Mortandad de peces en Acatlán, Jalisco.
18. Falla de la presa de jales en minera de Grupo Bacis, en Durango.

2014
1. De hidrocarburos en Barranca de Dos Bocas, Paraíso, Tabasco.
2. Volcadura de tráiler que transportaba sulfato de zinc en afectación del arrollo Lazarillos, Nuevo León.
3. De cianuro en la minera Proyecto Magistral, El Oro, Durango.
4. De queroseno por el choque de dos barcos en los límites entre Matamoros, Tamaulipas y Texas.
5. De hidrocarburos en Barranca Vaquería, Calpulalpan, Tlaxcala.
6. De hidrocarburos en el Distrito 010, Culiacán, Sinaloa.
7. De hidrocarburos en La Silla, Nuevo León.
8. De hidrocarburos en la Presa Marte R. Gómez, Tamaulipas.
9. De hidrocarburos en San Felipe Sultepec, Calpulalpan, Tlaxcala.
10. De hidrocarburos en Santo Domingo, Calpulalpan, Tlaxcala.
11. De hidrocarburos en Yécora, Sonora.
12. Desbordamiento de jales en la mina Sabinas, Sombrerete, Zacatecas.
13. De ácido sulfúrico en la mina Buenavista del Cobre, en Cananea, Sonora.
14. De hidrocarburos en el arroyo de Pico de Oro, Huimanguillo, Tabasco.
15. De hidrocarburos en el Río San Juan, Cadereyta, Nuevo León.

Imprimir