Están en bodega 40 unidades del Ecobús L-2 por incompatibles | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Están en bodega 40 unidades del Ecobús L-2 por incompatibles

Falla. Trabajadores consideran que las unidades no cumplieron con las especificaciones requeridas.

El Gobierno del Distrito Federal (GDF) compró 40 autobuses a gas natural comprimido a la empresa coreana Hyundai, para la Línea 2 del Ecobús, que correrá de San Jerónimo a Santa Fe por la Supervía de cuota Poniente, pero no los ha puesto en marcha porque no se adaptan al trazo de la ruta.
De acuerdo con fuentes de la Secretaría de Movilidad (Semovi), antes llamada de Transportes y Vialidad,  al hacer una prueba con 20 personas a bordo de un autobús, con capacidad para 90 pasajeros, se detectó que la carrocería pega con las llantas y en los topes con el pavimento, lo que se traduce en un problema de origen en la cámara de suspensión.
 Para los trabajadores de la dependencia, quienes pidieron omitir su nombre, la firma asiática, que vendió los Ecobús que circulan de Balderas a Santa Fe, no cumplió con las especificaciones en la ficha técnica que se otorga en el pedido, sin embargo los camiones fueron recibidos por las autoridades y ahora los tienen guardados en el módulo 15 de la Red de Transportes de Pasajeros (RTP), ubicado en la delegación Álvaro Obregón, sin saber si harán adecuaciones o si serán devueltos al proveedor.
 De acuerdo con información proporcionada, los vehículos coreanos vienen equipados con sistemas de ventilación, pantallas de entretenimiento, cámaras de vigilancia, así como con acceso para personas con discapacidad, como los que actualmente circulan en la ruta Balderas-Santa Fe, que, por cierto, ya presentan severas fallas en los inyectores.
 Este parque vehicular, que será operado por la convulsionada RTP, forma parte de 120 camiones que el GDF encargó a la empresa coreana en noviembre de 2013, de los cuales 80 son a diesel,  éstos últimos no han sido entregados.
 Se destinó un presupuesto de 450 millones de pesos para la compra de camiones nuevos, de los cuales 140 millones se utilizaron en los 40 camiones a gas comprimido y el resto en los 80 a diesel y en la adquisición de 10 metrobuses para la RTP, que ya se pusieron en operación en conjunto con otros para desahogar el flujo de pasajeros en las Líneas 1 y 2.
 En julio de 2012, el entonces jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard Casaubon presentó el proyecto ejecutivo de la Línea 2 del sistema de Transporte Ecobús, el cual, explicó en aquella ocasión, dará servicio ordinario y expreso sobre la Autopista Poniente con puntos de ascenso y descenso estratégicos.
 Dijo que los camiones Ecobús no pagarán peaje en esta vialidad, lo que permitirá que el costo del pasaje sea bajo, es decir de cinco pesos. Asimismo, Ebrard Casaubon señaló que se analizaba la posibilidad de que los autobuses se conecten al Centro de Comando, Control, Comunicaciones, Cómputo, Inteligencia, Integración, Información e Investigación de la ciudad de México. Sin embargo, hasta la fecha no se ha puesto en operación.
 Según las fuentes, personal de la Secretaría de Movilidad y de la RTP analizan quitar los topes por donde circulará dicho transporte, como una medida para solucionar el problema.
 Hyundai ganó la licitación para la construcción de los 120 autobuses modelos Súper Aero City Low Entry y Súper Aero City a firmas como Volvo que también participó en el concurso, en noviembre de 2013.

Imprimir