Abbvie y la epidemia de hepatitis C - Luis Manuel Guerra | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016
Abbvie y la epidemia de hepatitis C | La Crónica de Hoy

Abbvie y la epidemia de hepatitis C

Luis Manuel Guerra

Ayer y anteayer estuve en Cancún para enterarme de un fenómeno que no está presente en nuestras agendas prioritarias, pero debería estarlo: lo que está sucediendo con una epidemia silenciosa pero que mata más gente en el mundo que el sida: la hepatitis C. Fíjate, querida, querido lector, que en nuestro país deambula un millón y medio de mexicanos infectados con este virus, pero ni siquiera lo sospechan.
Y es que esta infección transcurre sin síntomas, y tarda hasta treinta años en expresarse. Escribo este artículo con la esperanza de mover a autoridades y profesionales de la salud, pero también a ti, para que tomemos cartas en el asunto. Te transcribo aquí el resumen de esta reunión trascendente, y que te puede explicar mejor que yo lo que aprendí entre viernes y sábado pasados:
la epidemia de hepatitis C en América Latina, Tema Central de la Sesión Educativa del XXIII Congreso de la Asociación Latinoamericana para el Estudio del Hígado (ALEH). Tan solo en América Latina y el Caribe se estima que hay entre 7 y 9 millones de adultos infectados con el virus de la hepatitis C y cerca del 80 por ciento de los pacientes infectados con hepatitis C no experimentan ningún síntoma.
Panorama. La actual prevalencia de la hepatitis C en América Latina, con enfoque en México, y la necesidad de crear conciencia sobre este cuadro fueron parte de los temas clave tratados en la sesión educativa titulada “Entendiendo las Complejidades de la hepatitis C” presentada conjuntamente el viernes 12 de septiembre en el marco del XXIII Congreso de la Asociación Latinoamericana para el Estudio del Hígado (ALEH),por el presidente de ALEH y Director de la Unidad de Investigación de Enfermedades del Hígado de la Fundación Clínica Médica Sur, el Dr. Nahúm Méndez-Sánchez, y por el Dr. José Luis Cañadas, Director Médico de Abbvie.
La infección crónica con el virus de la hepatitis C (VCH) actualmente afecta a más de 185 millones de personas en todo el mundo, y aproximadamente de tres a cuatro millones de nuevas infecciones ocurren cada año. Tan solo en la región de América Latina y el Caribe se estima que hay cerca de 7 a 9 millones de adultos infectados con el virus de la hepatitis C1, y cerca de 1.6 millones de estos pacientes infectados viven en México.
Adicionalmente, los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestran que la concientización sobre el VHC es de baja prioridad en comparación a los esfuerzos de concientización sobre otros cuadros, ya que solo el 37 por ciento de los países miembros de la OMS tienen un plan nacional para controlar la hepatitis viral.
Durante la sesión educativa, el Dr. Cañadas discutió en detalle el desarrollo y la progresión de la enfermedad causada por la infección con el VHC, desde la etapa aguda hasta la hepatitis crónica, que sin tratamiento en algunas personas puede conducir a cirrosis o a cáncer de hígado.
El Dr. Cañadas también describió los factores de riesgo para contraer la enfermedad – dado que la hepatitis C es una infección que se disemina por la sangre, los riesgos de transmisión están asociados a la exposición a sangre contaminada.
El Dr. Cañadas también desmintió algunos de los principales mitos sobre la transmisión del VHC y afirmó que la hepatitis C no se contagia por estornudar, toser, por la comida o el agua, por compartir comidas o bebidas con alguna persona infectada o a través de un contacto casual tal como abrazarse, saludarse de mano o agarrarse de las manos con alguien infectado.
“La falta de concientización y la desinformación sobre el cuadro, combinadas con el estigma social, son los principales retos para controlar la prevalencia de la hepatitis C, especialmente en América Latina”, dijo el Dr. Nahúm Méndez-Sánchez, presidente de ALEH. “Si tomamos en cuenta que muchos pacientes infectados con el VHC no experimentan síntomas, los exámenes de rutina y la detección temprana son pasos vitales para ayudar a contener el aumento de los casos – y esto se puede hacer con tan solo una prueba de sangre”.
Las pruebas para detectar la hepatitis C son muy importantes para un diagnóstico temprano, ya que los síntomas de la hepatitis C crónica pueden tardar 30 años en desarrollarse y presentarse, y para entonces por lo general los síntomas son causados por una enfermedad hepática avanzada. Entre los síntomas se pueden presentar fatiga, pérdida de apetito, náusea, vomito, dolor abdominal, orina oscura, excremento grisáceo, dolor en las articulaciones e ictericia.
Además de confirmar el diagnóstico, las pruebas de sangre también pueden ser usadas para determinar el genotipo particular del virus de hepatitis C que el paciente tenga, lo cual es muy útil para definir la epidemiologia del cuadro y así hacer recomendaciones de tratamientos a seguir.
La sesión cerró con el testimonio de una paciente con VHC originaria de México, quien compartió el proceso de su caminar como paciente, la importancia de un diagnóstico temprano para poder manejar mejor su enfermedad, así como los retos y el impacto emocional de este padecimiento en su vida diaria.

quimicoguerra@inaine.org
/LuisManuelGuerra
@quimicolmguerra

Imprimir

Comentarios