En abandono total, la mayoría de fuentes del DF | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

En abandono total, la mayoría de fuentes del DF

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

En el olvido. Sin darles mantenimiento, grafiteadas, llenas de basura, con desperfectos y hasta algunas inservibles, se encuentran la mayoría de las fuentes, algunas emblemáticas, del Distrito Federal.
Pese a que la Secretaría de Obras puso en marcha en este año un programa de rehabilitación de fuentes, en el cual se dijo que se invertirían 20.4 millones de pesos, solamente se contemplaron 60 de éstas.
Crónica recorrió las 16 delegaciones y constató que muchas de las fuentes no sirven, presentan desperfectos, están descuidadas, llenas de lodo y sucias, o simplemente no llega el agua.
Por una parte, la Secretaría de Obras es una de las encargadas de darles mantenimiento de acuerdo al presupuesto que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) destina para dicha encomienda.
Mientras que las delegaciones son las encargadas de aplicar mantenimiento a lo largo de todo el año, sin embargo, a decir de los vecinos “a las autoridades no les importa mantener la ciudad con una buena imagen”.
En el abandono total, descuidadas por las autoridades y maltratadas por la ciudadanía. Y es que algunas de estas fuentes llevan años sin recibir mantenimiento, tanto en sus aspecto físico como en su funcionamiento.
Y es que no importa de qué plaza o jardín se hable porque la misma situación se presenta en las 16 delegaciones de la ciudad de México.
En este sentido, gente que asiste a estos sitios tradicionales con frecuencia, criticó el abandono que tienen algunas fuentes, como las que se ubican alrededor de la delegación Azcapotzalco, pues además de la falta de agua, la estructura se encuentra grafiteada.
Además de ser adornos que forman parte de una plaza o jardín, tienen una importancia arquitectónica importante, ya que varias de estas estructuras fueron hechas hace varias décadas y por ello forman parte de un patrimonio importante para el Distrito Federal.

Imprimir