Normalistas y Ceteg derriban puerta de Casa Guerrero | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Normalistas y Ceteg derriban puerta de Casa Guerrero

Foto: Especial

Normalistas y miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG), derribaron con una camioneta oficial, el portón de metal del acceso 3 de la residencia “Casa Guerrero” en Chilpancingo, donde después le prendieron fuego, además de que se registrara un connato de violencia con policías antimotines, que impidieron el acceso a los manifestantes.
Los normalistas y los Cetegistas, habían marchado del palacio de gobierno, y su manifestación la culminaron en la puerta tres de la residencia oficial “Casa Guerrero” donde decidieron derribar el portón con un poste de energía eléctrica, y como no pudieron utilizaron una camioneta oficial que estaba estacionada, donde después la incendiaron.
Una centena de policías antimotines de la Fuerza Estatal, impidieron que los manifestantes entraran a la sala de recepción de la residencia oficial, pues colocaron vallas para evitar que continuaran con sus actos vandálicos, y a pesar de que fueron agredidos con piedras y otros objetos que les fueron lanzados.
Los manifestantes exigen que el gobierno federal, agilice la búsqueda de sus compañeros desaparecidos el pasado 26 de septiembre, y que no solamente se dediquen a localizar fosas, si no que den con el paradero de los jóvenes y que los encuentren con vida.
Por la mañana, una comisión de normalistas y de familiares de los 43 estudiantes desaparecidos, se reunieron con el presidente dela república Enrique Peña Nieto donde le exigieron de manera personal, que la búsqueda de los jóvenes se intensifique y que tengan la voluntad de que puedan estar con vida.
Posterior a las 16:30 horas, y después de haber derribado el portón del acceso 3 de la residencia “Casa Guerrero”, de haber quemado la camioneta y enfrentado a los policías antimotines, los normalistas se retiraron del lugar, se reportó que un fotógrafo resultó con un golpe en el brazo tras el lanzamiento de piedras contra los elementos policiacos.


wg3

Imprimir