La educación, uno de los mejores tratamientos contra la diabetes mellitus - Sandra Patricia Rodil y Luis Salazar Olivo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016
La educación, uno de los mejores tratamientos contra la diabetes mellitus | La Crónica de Hoy

La educación, uno de los mejores tratamientos contra la diabetes mellitus

Sandra Patricia Rodil y Luis Salazar Olivo

La diabetes mellitus es una enfermedad predominante a escala global a la que la Organización Mundial de la Salud  cataloga como una pandemia.
Pero la diabetes no es una enfermedad moderna o reciente en la historia del género humano. El papiro de Ebers, un tratado médico de 3,500 años de antigüedad, describe una enfermedad que corresponde a la diabetes y detalla dietas para su tratamiento. Asimismo, Aulo Cornelio Celso, un enciclopedista romano del siglo I de nuestra era, aconsejaba el ejercicio físico como tratamiento para enfermos con síntomas típicos de diabetes.
Durante cientos de años hubo pocos avances en el control de la enfermedad. En 1798, John Rollo, un médico militar escocés del siglo XVIII, describió un régimen dietético para el tratamiento de los pacientes diabéticos.
Posteriormente, los avances en el conocimiento de la etiología de la diabetes permitieron a los científicos F. G.Banting, C. H. Best y J. J. R. Macleod, descubrir la insulina y usarla con éxito en 1923 para tratar a un paciente de 14 años de edad. Desde entonces, la investigación sobre diabetes se ha enfocado en la creación de nuevos medicamentos y en la mejora de los ya existentes.
Hoy sabemos mucho sobre la enfermedad y contamos con muchos más tratamientos antidiabéticos que hace 80 años y, sin embargo, el número de diabéticos es, proporcionalmente, mayor que hace 80 años; los medicamentos disponibles no han detenido el avance de la enfermedad. En cambio, evidencias crecientes sugieren que una dieta equilibrada y la actividad física pueden revertir la diabetes en etapas tempranas e incluso ayudar a controlar la enfermedad en etapas avanzadas.
Pero la utilidad de dietas equilibradas y actividad física en el control de la diabetes demanda un énfasis en la educación de los pacientes. Desde los años 70s del siglo XX, Leona Miller, de la Universidad de California en Irvine, propuso la educación del paciente como una parte importante del tratamiento de la diabetes. La mayor responsabilidad en el control de la enfermedad recae precisamente en los pacientes y sus familiaresque son quienes deciden lo que comen, cuándo y cuánto comen, cuándo y cuánto ejercicio realizar. A través de la educación de los pacientes y sus familias se puede lograr una mejora en la calidad de vida del paciente diabético y la prevención del desarrollo de la enfermedad en las personas de su entorno.
Así, una dieta adecuada y la actividad física frecuente pueden ayudarnos a controlar esta enfermedad, en tanto los biólogos y médicos desarrollan nuevas estrategias farmacológicas que nos permitan el tratamiento de casos avanzados de la enfermedad.

Integrantes de la División de Biología Molecular del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica A.C. (IPICYT)

Imprimir

Comentarios