El performance es una especie de autobiografía: Josefina Alcázar | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

El performance es una especie de autobiografía: Josefina Alcázar

NOVEDAD. La investigadora presenta su libro Performance. Un arte del yo. Autobiografía, cuerpo e identidad

La forma en que un sujeto busca conocerse a sí mismo y su entorno en la actualidad ya no es mediante la autobiografía, sino a través del performance, acto que deja asomar algunas de las pulsiones humanas en compañía de disciplinas artísticas.
Esta afirmación de Josefina Alcázar deviene de su reciente investigación que constituye el libro Performance. Un arte del yo. Autobiografía, cuerpo e identidad, donde hace una comparativa entre la autobiografía y la muestra escénica, como formas de autoconocimiento del ser humano y la sociedad.
Con él, la socióloga propone a esta manifestación artística como otra manera para que un individuo se analice a sí mismo y ponga a prueba sus capacidades físicas o fisiológicas, “con la finalidad de responderse qué soy, y quién soy ante la sociedad”.   
A la hora de llevar a la práctica esta forma de autoanálisis, “el sujeto y el objeto se vuelven uno, de tal forma que es más fácil mostrar un panorama general de la personalidad y de lo que uno es con la intervención del arte”, comenta la especialista.
En el performance “lo importante no es el material que queda escrito para que lo lean los demás, sino la acción; es un momento en el que resalta el proceso, no tanto el resultado que se obtiene”.
Señala que ésta es una disciplina multi y transdisciplinaria, porque le otorga libertad al autor de usar cualquiera de las artes que desee, con la intención de mostrarse de manera abierta.
“Cuando uno lleva a cabo un acto de este tipo, es porque busca hacer una reflexión sobre sí mismo, pero también conlleva a una reflexión social, porque el performance se hace frente a un número de personas determinado o en espacios públicos”.
En este sentido, explica que con la acción del performance el individuo hace reflexionar a quienes lo miran; busca que los espectadores se vuelvan activos y pregunten por qué se hace o qué se quiere decir con él. 
DIFERENCIAS. El sentido de este libro nace a partir de que la investigadora quiso saber cuáles eran las coincidencias y cuáles las diferencias entre la autobiografía y el performance, como manera de conocerse y darse a conocer ante los demás.
En el libro, la autora describe a la autobiografía como una acción consciente, coherente y ordenada de manejar los hechos que una persona ha experimentado a lo largo de su vida y así recuperar su pasado para darlo a conocer, de manera aislada y con tiempo para la reflexión.
Contrario a esta práctica, “el performance es la instantaneidad –dice Alcázar– en un sentido de intersubjetividad a la hora de hacer de la biografía una secuencia que deja fluir el Ello que mencionaba Freud”.
ORIGEN. En el Centro Nacional de Investigación y Documentación e Información Teatral (CITRU), Josefina Alcázar se ha enfocado a la investigación del performance en México, elemento que retoma en el libro.
“Surge en la década de los sesentas y está ligado a la situación de gobiernos dictatoriales o, como en el caso de México, autoritarios, donde se buscan metáforas para decir las cosas, para manifestar una molestia o un sentir”.  
Alcázar comenta que las manifestaciones escénicas que actualmente se hacen en demanda de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, no sólo buscan manifestar un enojo, sino poner a reflexionar a la sociedad sobre los problemas para activarla.

Imprimir