Cristóbal Miguel García Jaimes gana el Premio Nacional de la Juventud 2014 | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Cristóbal Miguel García Jaimes gana el Premio Nacional de la Juventud 2014

Trabajo. Cristóbal Miguel estudia física en la UNAM y es columnista de La Crónica de Hoy.

Cristóbal Miguel García Jaimes es un joven científico de Guerrero y quien ayer recibió el Premio Nacional de la Juventud 2014, en Ciencia y Tecnología. “Me siento feliz e impresionado. Es difícil creer todo esto que me pasa. Pero lo que sí sé, es que por cada joven que continúe estudiando es doble ganancia para México, porque es un elemento menos para el mal y uno más para el buen desarrollo del país”.
Cristóbal tiene 18 años y es columnista del periódico La Crónica de Hoy, estudia el primer semestre de  la carrera de Física en la UNAM, dicta conferencias en universidades, preparatorias, secundarias y además dirige la fundación Ciencia Sin Fronteras, la cual se dedica a la difusión de la ciencia y la cultura, además de apoyar a jóvenes indígenas y de escasos recursos para que continúen estudiando o desarrollen proyectos.
En entrevista, señala que el premio le fue otorgado  por su trayectoria académica de más de 12 años y a sus aportaciones a la ciencia —construcción de un acelerador de partículas con sólo mil pesos, lo que lo hace el más barato del mundo— y cultura. El reconocimiento se lo entregó el secretario de Educación, Emilio Chuayffet; y el director del Imjuve, José Manuel Romero; y la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, en el auditorio Jaime Torres Bodet, del Museo Nacional de Antropología.
“Este premio no es un hasta aquí, incluso es una responsabilidad aún más grande, porque tengo que seguir demostrando porqué me lo otorgaron y utilizarlo como una herramienta para ayudar a mi país y que sea un referente para que se apoyen a los jóvenes, ya que en cualquier ciudad de México puede estar un nuevo Einstein, Beethoven o Picasso”, añade.
Para Cristóbal el desarrollo de los jóvenes del país es una prioridad, y por eso explica que lo “único que requieren son oportunidades para demostrar que pueden lograr lo que se proponen en el estudio o en su ejercicio profesional”.
Sin embargo, explica que el acceso a la educación o al trabajo se puede mejorar “si las instituciones, gobiernos y empresas abrieran los espacios para que los jóvenes puedan estudiar o trabajar y además les tuvieran confianza”.
En este punto, Cristóbal Miguel explica que la educación es fundamental, porque en ocasiones es una herramienta y en otras es la única vía para el desarrollo de los jóvenes, sin importar su estrato social.
Y para ello, se debe impulsar que la educación sea una acompañante de toda la vida de las personas, desde su infancia hasta la tercera edad, y que sea la ventana para el cambio permanente.
Pero otro cambio sería que la enseñanza se transformara. “Hoy somos jóvenes del siglo XXI, pero en muchos casos los profesores aún son del siglo XX, con un sistema educativo del siglo XIX, lo cual genera desinterés entre los estudiantes por la ciencia, la cultura u otras disciplinas”.
Este sistema educativo, dice Cristóbal, es lo que buscan cambiar con su fundación Ciencia Sin Fronteras, y es un proyecto que lleva con Natalia Teliz, quien es vicepresidenta de la organización y “ella cree que este desfase en la educación debe ser resuelto”.
Finalmente, Cristóbal Miguel cita una frase de Leonardo da Vinci, la cual dice: “Dios nos da un gran don a cambio de la pereza”, es por ello que sacamos energía todos los galardonados para continuar con nuestra pasión, incluso cita también a su asesor en el Instituto de Física de la UNAM, doctor Efraín Chávez, quien siempre le dice: “Conviértete en el agente de cambio”.

Premiados

En la categoría A de 12 a 17 años, también fueron premiados Israel Bonal Rodríguez, en Logro académico; Daniela Liebman, en Expresiones artísticas y artes populares; Juan Manuel Alonso, en Compromiso social; grupo Ayuda al Medio Ambiente COBAT 13, en Protección al ambiente.
En la categoría B de 18 a 29 años, Joavani Ruiz Toledo, en Logro académico; Fernando Félix Peguero, en Expresiones artísticas y artes populares; Elizabeth Judid Vásquez, en Compromiso social; Fernando Córdova Tapia, en Protección al ambiente;  laboratorio Microbiológico ANDA, en Ingenio emprendedor; Abril Itandehui Maldonado, en Derechos humanos; Fernanda Ruiz Aguilar, en Discapacidad e integración; Claudia Lorena Díaz, en Aportación a la cultura política y a la democracia; y Adrianni Zanatta Alarcón, en Ciencia y tecnología.

Imprimir