Aún existen obstáculos que impiden la circulación de arte mexicano: Axel Stein | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Aún existen obstáculos que impiden la circulación de arte mexicano: Axel Stein

ATRACTIVO. Axel Stein, jefe del Departamento de Arte Latinoamericano de Sotheby’s, explica que el 25 de noviembre se realizó la primera subasta de obra de jóvenes aristas mexicanos y se recaudó casi medio millón de dólares.

En el marco del 35 aniversario de la primer subasta mundial de arte latinoamericano efectuada por Sotheby’s en 1979, esta casa subastó el 24 de noviembre la colección de Lorenzo Zambrano (1944-2014)  y el 25 realizó dos subastas, una de arte latinoamericano moderno y otra de arte mexicano contemporáneo, siendo este último evento la primer subasta realizada por cualquier casa subastadora dedicada enteramente al arte joven mexicano.
El arte mexicano alcanzó gran visibilidad internacional, siendo las casas subastadoras uno de los factores clave en su diseminación global. A raíz de este aniversario, en entrevista para Crónica desde Nueva York, Axel Stein, jefe del Departamento de Arte Latinoamericano de Sotheby’s, revela una serie de factores que han determinado la presencia en el mundo del arte mexicano y latinoamericano.
EL CASO MEXICANO. Esta subasta pionera de arte contemporáneo mexicano obtuvo cerca del medio millón de dólares de recaudación. Axel Stein observa: “Tuvimos grandes éxitos con Gabriel de la Mora, Laura Anderson o Carlos Amorales, artistas que son los valores del futuro, es un arte nuevo de origen conceptual. El arte conceptual ha influenciado muchísimo a los artistas jóvenes del mundo”, pero además considera que la subasta de la colección Zambrano fue una noche de mujeres, ya que las pinturas de Leonora Carrington y Remedios Varo alcanzaron las más altas cotizaciones, 2,629,000 y 4,309,000 dólares, respectivamente; Stein añade: “Las dos mujeres son un caso interesante, ya que el surrealismo tiene muchos adeptos fuera de México; los participantes en la subasta no eran únicamente mexicanos, venían de Inglaterra, tuvimos americanos, un venezolano; en fin, era un interés a nivel global”.
No obstante estos logros, todavía hay algunos obstáculos que impiden la circulación del arte moderno mexicano. Stein precisa: “Las obras de los más importantes artistas mexicanos están sujetas a una ley de patrimonio nacional (declaratoria de monumento artístico) que convendría quizás revisar en algún momento, debido a la imposibilidad que tienen las instituciones y los coleccionistas del exterior para adquirir piezas de artistas como Rivera, Kahlo, Siqueiros, Orozco, Velasco y otros. Esto limita mucho el mercado”.
Pero Stein menciona que más que una cuestión de política, es una de filosofía; para esto menciona como posible solución el caso de Inglaterra, donde para ciertas obras de interés nacional, el Estado inglés tiene preferencia para adquirirlas, ya que el gobierno cuenta con seis meses para reunir fondos, comprar la obra y adjudicarla a un museo. En dado caso que no la adquiera, ésta puede circular globalmente, lo cual a final de cuentas beneficia a todos.
DESDE LATINOAMÉRICA. Al preguntar a Stein cómo ha sido el proceso de inserción y retroalimentación global del arte latinoamericano, considera que para una población migrante en Estados Unidos de origen latino, ésta ve al arte como una especie de ancla que los relaciona con sus países de origen; en contraparte, Stein añade: “los latinoamericanos han dejado una huella en el continente europeo, sobre todo gente de vanguardia después de la Segunda Guerra Mundial, como los artistas abstractos, cinéticos, sobre todo venezolanos o brasileños que lograron vivir en Europa y compartir ideas vanguardistas”.
Estos antecedentes pronosticaron el actual panorama del arte contemporáneo, el cual es definido por Stein en los siguientes términos: “En el mundo global de ahora los artistas se sienten parte de una comunidad mucho más grande que antes, ya no se satisfacen con ser una gloria o éxito nacional, sino que buscan establecer una relación de tú a tú y de igual a igual con artistas de otras latitudes, porque el lenguaje del arte se ha vuelto universal; entonces, lo que debemos hacer es continuar el esfuerzo, no solamente a nivel de las galerías mexicanas, latinoamericanas en las ferias, sino tener más participación en exposiciones nacionales e internacionales que promuevan el conocimiento de los artistas latinoamericanos además del esfuerzo de las casas subastadoras”.

Imprimir