México otorga Orden del Águila Azteca a funcionarios del Vaticano | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

México otorga Orden del Águila Azteca a funcionarios del Vaticano

Foto: Cortesía Embajada de México ante la Santa Sede

El gobierno de México confirió hoy su más prestigioso reconocimiento, la Orden Mexicana del Águila Azteca, a cuatro funcionarios del Vaticano que han destacado en el fortalecimiento en las relaciones diplomáticas bilaterales. A nombre del presidente Enrique Peña Nieto el embajador mexicano ante la Santa Sede, Mariano Palacios Alcocer, impuso los diversos grados de la condecoración durante una ceremonia que tuvo lugar en su residencia Villa Ruffo, en la exclusiva zona romana de Villa Borghese.

Los premiados fueron el futuro cardenal Dominique Mamberi, Orden Águila Azteca en grado de Banda; Antoine Camilleri en grado de Placa, Paolo Gualteri y Alberto Gasbarri en grado de Encomienda.

Mamberti, que recibirá el birrete cardenalicio el próximo 14 de febrero de manos del Papa Francisco, hasta hace algunas semanas se desempeñó como secretario para las Relaciones con los Estados, el equivalente a ministro de Exteriores de la Santa Sede.

Según explicó Palacios Alcocer, su reconocimiento se debió al “valioso aporte” a la relación bilateral, con un apoyo especial a las iniciativas impulsadas por México en materia de desnuclearización, regulación de armas pequeñas y ligeras.

Camilleri, actual subsecretario para las Relaciones con los Estados, fue un “actor clave” de las visitas de los presidentes de México a la Santa Sede en los últimos años; mientras el consejero Paolo Gualteri apoyó la asistencia del Vaticano a la cumbre de las Naciones Unidas para la financiación al desarrollo de Monterrey.

Gasbarri, organizador de los viajes papales, fue reconocido por sus “extraordinarios esfuerzos” para asegurar el éxito de las visitas a México de los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI.

“Hoy estos personajes de la Secretaría de Estado y el organizador de los viajes pontificios reciben un reconocimiento a su aporte al estrechamiento y fortaleza de los vínculos entre México y la Iglesia”, dijo Palacios Alcocer en entrevista con Notimex.

“Es una muestra del buen momento que atraviesan las relaciones entre México y la Santa Sede y una síntesis de los logros en el diálogo político y la cooperación en foros multilaterales que tienen México y la Santa Sede”, agregó.

Asimismo, también en entrevista, Dominique Mamberti destacó que las relaciones entre ambas partes se han reforzado en los últimos años, porque la cooperación se basa en fundamentos objetivos que son valores compartidos, especialmente en el ámbito multilateral.

En su discurso durante la ceremonia, en la cual participaron diplomáticos y eclesiásticos, el embajador Palacios recordó que es reducido el número de los miembros de la Orden del Águila Azteca porque sus integrantes son “hombres sin tacha, dignos de aprecio nacional e internacional”.

“Entre sus miembros destacan personalidades que han dado prestigio al mundo de las artes, de la ciencia, de la investigación, a aquellos que han luchado por fortalecer los derechos humanos y las causas de la sociedad”, precisó.

En la celebración, durante la cual se pudieron degustar platillos mexicanos, entre los invitados especiales destacó el presidente la mesa directiva de la Cámara de Senadores de México, Miguel Barbosa Huerta, que la víspera saludó al Papa en la Plaza de San Pedro y este día se reunió, en privado, con el “número dos” del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin.

También entrevistado, Alberto Gasbarri, agradeció al presidente Peña Nieto y a toda la nación mexicana por el reconocimiento a su trabajo.

“Para mí es un gran signo de afecto, pero digamos que es un amor correspondido porque yo estoy muy encariñado con el pueblo mexicano, tengo muchísimos amigos allá y he preparado muchos viajes, sea de Juan Pablo II, sea de Benedicto XVI”, estableció.

Hasta ahora, en los 23 años de relaciones diplomáticas oficiales entre México y la Santa Sede, sólo cuatro funcionarios papales habían sido investidos con la Orden Águila Azteca, entre ellos los cardenales Giuseppe Bertello y Pietro Parolin. A partir de este día ya son ocho.

IGG

Imprimir