Tiempo de miedo, una denuncia de la violencia contra la mujer | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Tiempo de miedo, una denuncia de la violencia contra la mujer

ESCENA. La obra retrata la violencia contra las mujeres que muchas veces se queda sin denuncia.

Tiempo de miedo es una obra que muestra cómo la violencia extrema en contra de la mujer va en aumento y las cifras alarmantes a veces pasan desapercibidas en el contexto de una sociedad mal informada, poco participativa, indiferente  y más interesada en lo inmediato que un futuro en común.
“La mayoría de los crímenes de odio se dan en la familia, en situación de complicidad porque está el agresor y las personas alrededor que se callan y son cómplices con su silencio, comenzando por las mismas mujeres”, dice la dramaturga Gabriela Ynclán.
Por este motivo, Ynclán expone el feminicidio como un grave problema social, que está impune y sucede en todos los estratos sociales del país. En este caso la recreación se lleva a cabo en un pueblo de nombre San Andrés, en donde a causa de la pobreza y falta de oportunidad, muchas niñas son vendidas a cambio de terrenos o dinero en efectivo.
“Son cuatro mujeres: Amanda, Chayo, Esther y Ethelvina, cada una es única y representa a los diferentes tipos de mujeres que hay en el pueblo mexicano”, agrega.
Filogonio es el padrote quien abusa, maltrata y condiciona a las cuatro niñas a obedecer como animales de campo, tiene dinero y por eso se mantiene impune.
“Los hombres no necesariamente tienen que ser violentados en la infancia para violentar a las mujeres. Son sujetos que han crecido en un entorno donde se favorece el machismo y por eso crecen pensando que lo pueden hacer todo, incluido ser dueños de la mujer. A este problema se suma que la mayoría de los crímenes de odio no se castigan, que el mismo estado fomenta esta conducta al no sancionar ni tomar represalias, en esta cotidianeidad se hizo “natural” que un hombre con dinero pueda comprar a un ser humano”, señala.
Amanda puede huir a Estados Unidos, Esther se mantiene  sumisa como esposa legítima, Chayo continúa siendo una amante fogosa, mientras que Ethelvina, la más joven, fue exhibida en público, brutalmente golpeada y luego asesinada.
Veinte años después, Amanda regresa con la intención de purgar sus demonios con Filogonio y en un cruce de caminos se encuentra con Esther y Chayo, este incidente las alienta a recordar el pasado y al pequeño pueblo que continúa siendo un infierno grande plagado de los mismos usos y costumbres, habladurías y rezos que tanto han sofocado a la mujer.
“Mujeres como Chayo participan tanto en la trata de personas como en el secuestro, se hacen cómplices de los hombres por un asunto de sobrevivencia y miedo, no de maldad, así se vuelven agresoras para mantener contento al hombre con quien viven. Es la típica mujer que funge como enganchadora de jovencitas”, indica.
Finalmente Ethelvina aparece nuevamente invocada por los recuerdos de las mujeres. “Todas ellas sienten culpa por el asesinato, pero no quise hacer de esto un melodrama, por eso, para expiar la culpa y que las mujeres comprendieran su participaron en estas circunstancias crueles acudí al realismo mágico para liberarlas y aclarar la historia”, finaliza.

Tiempos de miedo con la dirección de Edna Ochoa, dramaturgia de Gabriela Ynclán, y la participación de Susana Romero, Gloria Obregón, Sylvia Mejía y Gloria Andrade, se presenta todos los miércoles a las 20:00 horas en el Teatro La Capilla, Madrid 13, Col. del Carmen, Coyoacán. Hasta el 11 de marzo.

Imprimir