Peritajes de PGJDF: dos tornillos provocaron tragedia en Cuajimalpa | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Peritajes de PGJDF: dos tornillos provocaron tragedia en Cuajimalpa

Resultado. El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell y el procurador capitalino, Rodolfo Ríos, explicaron los estudios realizados.

Tras una serie de peritajes, la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF) determinó que dos tornillos desgastados en la pipa de la empresa Gas Express Nieto provocaron la fuga de gas y después la explosión en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, que dejó cinco muertos.
En conferencia de prensa, el procurador capitalino, Rodolfo Ríos, acompañado del secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, explicó que la fractura de estas piezas metálicas en la junta de la bomba de trasiego de la pipa originó una fuga de gas, por sus propiedades –dijo- el combustible se introdujo hasta el hospital y no se esparció por la calle.
Asimismo, se explicó que la unidad de Gas Express Nieto estaba en malas condiciones y había sido alterada para registrar una cantidad de combustible mayor a la que despachaba.
Incluso comentó que tampoco se encontró la palanca de seguridad que permite el cierre de la válvula interna, con que debe equiparse este tipo de vehículos, por ser un mecanismo indispensable para impedir la eventual fuga de combustible, como lo dispone la Norma Oficial Mexicana.
“La fractura fue causada por la fatiga de los tornillos, debido al mantenimiento deficiente, lo cual propició el derrame y vaporización del combustible, formando una nube, que debido a las propiedades físicas del Gas LP y a la inclinación del terreno, se introdujo en las instalaciones del hospital”, detallo Rodolfo Ríos.
Insistió que debido a la acumulación del gas y su desplazamiento, se creó una nube que al alcanzar un punto de combustión dio paso a la explosión e incendio que causó el deceso y lesiones de las víctimas, así como diversos daños a las instalaciones del hospital, y a los vehículos e inmuebles aledaños.
Aunque este peritaje parezca difícil de creer, el procurador capitalino expuso que está sustentado en pruebas científicas y análisis técnicos, consistentes en exámenes químicos, de dureza, hermeticidad, hidrostática, metalográficos y fractográficos.
Señaló que hasta el momento se desconoce de dónde salió la chispa que causó la explosión.
A pregunta expresa de si las deficiencias en los tornillos se pudieron generar después de la explosión, peritos de la PGJDF comentaron que se hizo una inspección detallada en la pipa y se practicaron técnicas especializadas en fractografía, que revelaron que los dos tornillos estaban afectados previo al siniestro.
De igual forma, apuntaron que no realizaron ningún peritaje al tanque estacionario que estaba siendo abastecido por la pipa, pues “no era motivo de nuestra investigación toda vez que todo señalaba que era el sistema de trasiego como lo dijimos inicialmente”.
En tanto, el abogado de la ciudad indicó que derivado de este peritaje, el Ministerio Público realizará algunas dirigencias más para establecer las sanciones a las personas físicas y jurídicas de la empresa Gas Express Nieto.
“No podemos señalar o establecer en este momento quiénes serían las personas jurídicas, recordar que una persona física, el chofer de la pipa ya se encuentra a disposición de un juez del Tribunal Superior de Justicia”, subrayó.
SE DEFIENDE. Hace unos días, Gas Express Nieto aseguró que la pipa que abastecía de gas al Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa cumplía con todas las normas de operación.
A través de un comunicado, la gasera explicó que cada una de las partes que integraban la pipa, incluida la manguera, fueron certificadas días antes del siniestro y funcionaban de manera correcta.

Imprimir