Nuevo tipo de fármaco reduce el envejecimiento en ratones | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Nuevo tipo de fármaco reduce el envejecimiento en ratones

Claramente reduce los problemas de salud en los ratones

Un nuevo tipo de fármaco, identificado y validado por los investigadores de Mayo Clinic junto a sus colabores del Instituto de Investigación Scripps y de otros lugares, claramente reduce los problemas de salud en los ratones al limitar el efecto de las células senescentes, que son las que contribuyen a la fragilidad de la vejez y a las enfermedades propias de la edad.

Los investigadores dicen que este es el primer paso hacia el desarrollo de tratamientos similares para los pacientes viejos. Los resultados se publicaron hoy en la revista Aging Cell.

El Dr. James Kirkland, director del Centro Kogod de Mayo Clinic para el Envejecimiento y autor experto del estudio comenta que “Si se lo puede traducir a los humanos, cosa que tiene sentido puesto que muchos de estos análisis utilizaron células humanas, este tipo de terapia tiene la capacidad de mantener a raya los efectos del envejecimiento y extender considerablemente el tiempo de vida sana de una persona”.

Los fármacos, llamados senolíticos, eliminan selectivamente a las células senescentes, sin dañar a las células ni a los tejidos vecinos, reduciendo tanto los problemas cardíacos como los vasculares, la debilidad muscular, la osteoporosis y las dificultades neurológicas. Las células senescentes aparecen con la edad y en los sitios propios de las enfermedades vinculadas con la vejez, además, producen factores que pueden dañar a las células y a los tejidos circundantes y distantes, lo que amplifica su efecto. En muchos ejemplos, los fármacos provocaron la reducción significativa y visible de varias afecciones, apenas después de una dosis y continuaron siendo terapéuticos hasta por siete meses. Los investigadores dicen que este efecto duradero coincide con un cambio en la composición celular o tisular. 

Los dos fármacos más exitosos entre los 46 probados para despejar a las células senescentes fueron el dasatanib y el quercetin. Pese a que individualmente su eficacia fue sólo parcial, en combinación lograron visiblemente revertir mucho más los signos de envejecimiento en los ratones. 

“A pesar de que aún es muy pronto para predecir la relevancia clínica, este trabajo muestra una nueva y fascinante manera de lidiar con las múltiples morbilidades que afectan a los ancianos, por lo menos en un modelo de ratón con vejez acelerada”, señala el Dr. Felipe Sierra, director de la División de Biología del Envejecimiento del Instituto Nacional del Envejecimiento. “Será interesante ver el desarrollo de más senolíticos y sus pruebas en ratones normales y demás animales modelo”.

Más estudios están ya planificados y aún no se ha puesto plazo para el posible empleo de estos fármacos en humanos, por lo que el Dr. Kirkland advierte que cualquier referencia a una aplicación clínica es solamente especulación. Ambos fármacos se utilizan en humanos para otros fines, pero de todas maneras, éstos deberán atravesar por ensayos clínicos para este nuevo y único tipo de terapia contra el envejecimiento.

La investigación estuvo financiada por varios subsidios de los Institutos Nacionales de Salud y por las Fundaciones Glenn, Ted Nash Long Life y Noaber.

Imprimir