Revisan canon estético de la época prehispánica en el Museo Amparo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Revisan canon estético de la época prehispánica en el Museo Amparo

Remodelación. Con la apertura de la exposición Nuevas Salas de Arte Prehispánico concluye la tercera y última etapa de modernización en el museo.

Piezas mesoamericanas milenarias serán exhibidas en el Museo Amparo, con la intensión de mostrar los estándares estéticos reflejados en vasijas, cuerpos, máscaras... más allá del valor histórico que siempre se les da a estos objetos concebidos entre los años 1200 a.C. hasta el 1,500 d.C.
A través de la exposición permanente Nuevas Salas de Arte Prehispánico, que se abrirá a partir del 19 de abril en el Museo Amparo, de Puebla, los visitantes podrán tener acceso a 500 objetos de la colección del museo (compuesta de mil 700, de las cuales mil 200 se encuentran en proceso de investigación para su futura exhibición).
Con esta muestra concluye la tercera y última etapa de modernización en el museo, iniciada en febrero de 2013, donde quedan habilitados mil 285 metros cuadrados distribuidos en ocho salas, “con nuevos pisos, iluminación, temperatura ambiental idónea para las piezas y vitrinas con bajo índice de reflexión”, señaló Ramiro Martínez, director del museo.
En conferencia de prensa para hablar de la nueva exposición, Martínez subrayó que con la conclusión del proyecto y el funcionamiento al cien por ciento del museo, se abre la etapa de renovación continua en cuanto a la investigación, proyectos expositivos y discursos museísticos.
Por esta razón Nuevas Salas de Arte Prehispánico presenta con un enfoque diferente a la concepción original que establece fechas y periodos históricos y, por el contrario, busca el disfrute de los visitantes al mirar las técnicas y la estética de los diferentes periodos en que fueron hechas diversas figuras y objetos.
OBRAS DE ARTE MESOAMERICANAS.  “Son objetos con valor histórico, pero también artístico, razón por la cual además de estudiar y reforzar los periodos históricos de las civilizaciones mesoamericanas, había que cubrir una segunda necesidad en el espectador, que es el disfrute de la composición y la expresión en ellos”, dice Pablo Escalante Gonzalbo.
El investigador, coordinador de los procesos de selección de piezas, explicó en conferencia de prensa que éstas, además de ser fuentes para conocer aspectos de una etapa de la historia, son manifestaciones artísticas por las características que presentan.
“Se pueden definir como manifestaciones artísticas, porque son piezas realizadas con determinadas técnicas, hechas por personas con una formación artesanal, de familia o gremial, que puede competir con artistas en el mundo”, subrayó Escalante Gonzalbo.
Agregó que entre los elementos artísticos presentes en ellas están el equilibrio y efecto visual, como parte de las preocupaciones estéticas de sus autores, “quienes buscaron también dar fuertes implicaciones simbólicas”.
COLECCIÓN. Por su grado de complejidad, riqueza y variedad en las piezas, el investigador dijo que el Museo Amparo cumple con la misión de hablar de la cultura de México, acentuada con esta nueva muestra, que complementa las visitas de otros importantes museos en antropología.
Esta exposición puede verse como uno de los mejores complementos de espacios como el Museo Nacional de Antropología, en la ciudad de México, o el Museo de Antropología de Xalapa. Aquí están mejor representadas las regiones y abarca la cerámica, la cultura antropomorfa y una variedad de expresiones”, dijo Pablo Escalante Gonzalbo.
La muestra se acompaña de un proyecto audiovisual, coordinado por Rafael Ortega, en el que a través de sonidos ambientales a lo largo de las salas, el visitante puede hacer relaciones sobre las piezas que ve y el contexto al que pertenecen.
El acervo prehispánico con que cuenta el Museo Amparo, a través de la Fundación Amparo, fue adquirido a coleccionistas privados y se prevé que en 2016 pueda darse a conocer la colección en su totalidad a través de una página electrónica en la que trabaja el museo.

Imprimir