Desarrollan polímero “verde” con aplicaciones electrónicas y biomédicas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Desarrollan polímero “verde” con aplicaciones electrónicas y biomédicas

Investigadores de la UNAM desarrollaron un polímero no contaminante, en proceso de patente, que inicialmente estaba pensado para utilizarse en la industria electrónica; no obstante, los científicos descubrieron que además tenía propiedades bactericidas y antioxidantes por lo que sus aplicaciones en biomedicina e industria alimentaria son amplias. 
Este polímero fue obtenido a partir de ácido gálico —un tanino abundante y barato, presente en muchas plantas y frutos, así como en la corteza de roble y hojas de té— y a través de una síntesis con enzimas, proteínas que catalizan reacciones de forma natural, por lo que es un proceso amigable con el medio ambiente.
La síntesis enzimática de resinas polifenólicas empleadas, ofrece una ventaja verde, puesto que no lleva a cabo las rutas químicas de catalizadores de cobre, tóxicos para el ser humano y medio ambiente, y otros solventes tóxicos o compuestos cancerígenos.
“Esta combinación dio lugar a la novedosa formación de un polímero con una estructura determinada y aplicaciones antioxidantes, antimicrobianas y antibióticas”, señaló en conferencia Miquel Gimeno Seco, académico de la Facultad de Química de la UNAM, quien encabeza la investigación. “Pero además puede funcionar como semiconductor orgánico y plantilla para polímeros conductores”.
ELECTRÓNICA. El objetivo primario era buscar materiales con propiedades optoelectrónicas utilizados en la conductividad eléctrica —cuya flexibilidad permitirá obtener, por ejemplo, pantallas plegables—, luminiscencia y fotoluminiscencia, mediante procesos verdes. “Nuestra aportación fue un nuevo semiconductor orgánico de origen natural, amigable con el medio ambiente y que no es tóxico de principio a fin en el proceso químico”. 
Otra aplicación en este campo podría ser en la elaboración de celdas electrocrómicas para obtener ventanas inteligentes: oscuras que no permitan ver el exterior, por ejemplo, pero que al aplicar un campo eléctrico se hagan más translúcida gradualmente para dejar pasar la luz. 
Además de su empleo como plantilla para otros polímeros, dijo ayer el investigador, los científicos trabajan para combinarlo con otro material que permita obtener un súper semi-conductor.
BIOMEDICINA. De acuerdo con Gimeno Seco las áreas más prometedoras para emplear este polímero es en la medicina, puesto que es capaz de eliminar bacterias resistentes, como las de pie y llagas de diabéticos. Para lograr esto, los científicos han trabajado con un equipo multidisciplinario del Hospital General de México, quienes han probado la molécula en pacientes que padecen este tipo de microorganismos resistentes a antibióticos. 
Las propiedades antimicrobianas del polímero se deben, añadió, a su disponibilidad biológica, ser soluble en agua y ser fenólico (propiedad que las plantas utilizan para eliminar patógenos).
Ahora los científicos prueban otras aplicaciones del polímero combinándolo con otros materiales como empaques libres de disrupción endocrina y películas protectoras en la regeneración de piel.
“El futuro es fusionar este derivado con otras moléculas que aumenten su disponibilidad biológica o con otras enzimas para obtener nuevos resultados o mejorar las propiedades que ya tienen”.

Imprimir