Estas cosas de los quarks (parte 1) - Cristóbal Miguel García Jaimes | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016
Estas cosas de los quarks (parte 1) | La Crónica de Hoy

Estas cosas de los quarks (parte 1)

Cristóbal Miguel García Jaimes

Suponga usted voraz lector del periódico que se encuentra justamente en el lugar y tiempo cuando se prende el primer automóvil, o cuando vuela el primer avión, o no se diga cuando el hombre llegó a la Luna. ¿Ya lo hizo? Pues verá, eso mismo le está sucediendo a tres mexicanos que se encuentran en el CERN, con esto de la bulla por el anuncio quesque de un pentaquark.
Imagine la felicidad de tres paisanos aquí adentro, el estar conviviendo con las personas que hicieron el anuncio o es más, en recibir el correo por parte del director de magno centro. Me refiero al doctor Luis Flores Castillo, al estudiante de primer año de física Fernando Toribio Rosas y quien escribe esto.
El hecho de que por fin se anuncia dicha partícula tiene detrás bastantes horas de trabajo, un esfuerzo en conjunto difícil de imaginar. Es aquí donde reitero una y otra vez: la ciencia es una inversión muy grande, porque es celosa.
El pentaquark, como su nombre lo indica, es una partícula hecha de 5 cositas llamadas quarks. Ahora bien, la materia que conocemos, todo aquello que alcanza la vista (tipo la escena del Rey León), está formado por átomos y estos a su vez de protones, neutrones y electrones. 
¡Estas cosas bonitas son un zoológico de partículas! Pues un “simple” arreglo de éstos puede dar origen a propiedades muy diferentes en elementos. Pero cuando escudriñamos entre estos animales atómicos nos damos cuenta de que están formados por partículas aún más pequeñas: los quarks.  
Estos graznidos de pato, que en realidad son el pato completo, son de seis tipos: arriba, abajo, cima, fondo, encanto y…y el ultimo no es desagradable sino extraño, y estos a su vez tienen 3 posibilidades de “color”, y digo de color porque en realidad no se ve como tal si es verde, rojo o azul, pero se utilizan dichas etiquetas porque es muy práctico. 
Al combinar estos ladrillos tenemos los hadrones. Y éstos a su vez se dividen en dos: barones y mesones, los primeros compuestos por tres quarks y los segundos compuestos por dos. 
La regla de oro para combinar los bloques es algo sencilla: ya sea en la combinacion de 3 o dos, la suma total de colores debe de ser blanco. Y para obtener esto es necesario reunir o bien los tres colores (verde+rojo+azul) o un color con un anticolor, (quark+antiquark).
El protón está compuesto de dos quarks arriba y quark abajo, que muy seguramente uno de ellos ha de corresponder al color azul, otro al verde y el que quede al rojo.  
Para el caso del neutrón la cosa es similar pero invertida, pues es un quark arriba y dos abajo. Incluso estos arreglos vienen definiendo la carga de los respectivos hadrones que se forman y con ello el cómo interactuar con la materia. 
Amigos hasta aquí es la primera parte de toda esta aventura, para la próxima ocasión terminaremos con esto.
Cambio y fuera.

Fb: Ciencia Sin Fronteras
E-mail: ecomycry@hotmail.com

Imprimir

Comentarios