#NoEraPenal Parte II | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

#NoEraPenal Parte II

Gran robo a la Selección Panameña, que tenía su pase a la final al minuto 88, sin embargo, el árbitro estadunidense Mark Geiger, marcó un penalti inexistente a favor de México, que mandó el partido a tiempo extra, con el gol de Andrés Guardado; los 30 minutos restantes fueron todos del Tri, que cerró el marcador 2-1, con otro gol de penalti.
De no ser por el silbante estadunidense, el Tri habría consumado otro gran fracaso en el año, pero en cambio, vuelve a la final, a la que ni siquiera debió llegar.
México jugó en superioridad numérica desde el 25’ por la rigorista expulsión de Luis Tejada, quien alcanzó a golpear de forma imprudente a Francisco el Maza Rodríguez; sin embargo, en una jugada similar, el árbitro central, no expulsó a Carlos Vela, quien agredió a un rival con un codazo.
Pasaron los minutos y vino la otra ayuda arbitral, la del penalti, que no existió, por una supuesta mano del capitán Román Torres.
Al decretarse la marcación del silbante, los jugadores panameños protestaron y se salieron del campo, al sentirse robados por el central.
Los aficionados aventaron sus vasos y objetos hacia la banca de los centroamericanos y algunos jugadores discutieron a distancia con los aficionados. El preparador físico de México, Giber Becerra, se acercó a un comisario de Concacaf pidiéndole una explicación y los rivales se le vinieron encima a tal grado de que se armó una gresca, aunque los técnicos intentaron poner calma.
El capitán Torres discutió con el Piojo Herrera. Finalmente, las cosas se tranquilizaron un poco y Andrés Guardado pudo tirar con éxito el penalti. Al final del tiempo, regular varios jugadores de Panamá se acercaron a la tercia arbitral con constantes reclamos y tuvo que rodearlos gente de seguridad del estadio.
Panamá ya sabe un poco lo que sintió Costa Rica, a quien también le marcador un penal en contra y también frente a México.
Los tiempos extra fueron un concierto de reclamos para el cuerpo arbitral.
La marcación del segundo penal, al 103’ por una barrida de Harold Cummings sobre Javier Orozco, puso al Tricolor camino a Filadelfia. Otra vez Guardado, venció a Jaime Penedo.
Miguel Herrera, raro en él, no festejó. Se quedó al lado de la banca. Después salió y dio algunas indicaciones.
Panamá se había ido al frente al 56’, por conducto de Román Torres, quien aprovechó las libertades que le dio el Maza en el área y mandó al fondo un centro que partió desde el tiro esquina.
La Concacaf se frota las manos porque México ya está en la final contra Jamaica y, de ganar, sólo habrá postergado su duelo soñado ante EU, en octubre en el desempate para la Copa Confederaciones 2017.

Imprimir