Las personas con discapacidad en el mercado laboral | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Las personas con discapacidad en el mercado laboral

Es fundamental que las personas con capacidades diferentes sean integradas y tratadas dignamente

Una de cada diez personas en el mundo tiene alguna incapacidad física o mental

Todas las personas, sin importar su condición física, sexo, nivel socio económico o edad tienen derecho a tener un trabajo digno y buscar un empleo donde puedan sentirse útiles y remunerados. Pero ¿qué pasa con las personas que padecen alguna discapacidad física? Es importante que sepan que hay universidades donde pueden hacer una carrera y prepararse para después salir a buscar un empleo digno que les haga crecer en el ámbito profesional.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), nos dice que una de cada diez personas en el mundo tiene alguna incapacidad física o mental. Son 650 millones de personas con discapacidad, de las cuales 450 millones están en edad de trabajar.

De acuerdo al portal de empleo Trabajando.com  algunas personas ya cuentan con diferentes tipos de trabajo y se encuentran integrados en la sociedad, pero como grupo, también existen personas con discapacidades diferentes que enfrentan situaciones de pobreza y desempleo.

La OIT señala que existe una gran brecha en este grupo, ya que las personas con discapacidad registran mayor desempleo y menores ingresos que con las personas que no la tienen . Cuentan con empleos de bajo nivel y pocos ingresos, con escasa seguridad social y legal. Algunos están subempleados. Esto afecta su autoestima pues deciden abandonar sus intentos. Sin embargo, la experiencia demuestra que cuando encuentran empleos que corresponden a sus capacidades, habilidades e intereses, pueden hacer aportes importantes en el lugar de trabajo.

Los patrones de discriminación se repiten constantemente, entre los principales se encuentran los prejuicios sobre su productividad y la falta de acceso al lugar de trabajo.

Las tasas de desempleo varían de acuerdo con el tipo de discapacidad, la más alta se encuentra entre las personas con enfermedad mental. En el Reino Unido, cerca de un 75%de los que sufren alguna enfermedad mental en edad laboral están desempleados, mientras que en Suiza, la enfermedad mental es la causa principal de las solicitudes de beneficios por invalidez, representando un 40% del total.

En México, es fundamental que estas personas gocen de igualdad de oportunidades en el momento de solicitar un empleo, ya que todos tienen derecho a un trabajo digno. La OIT señala que la palabra “discapacidad” no debe ser excluyente, sino más bien una condición especial relacionada con la forma en la que llevan a cabo su trabajo.

Además, agrega que el trabajo decente, de calidad, es el modo más efectivo de romper el círculo vicioso de la marginalización, la pobreza y la exclusión social. Las barreras que enfrentan las personas con discapacidad al obtener un empleo o al asumir su papel en la sociedad pueden y deben ser superadas a través de políticas, reglamentos, programas y servicios.

La OIT hace varios años ha trabajado en promover la igualdad de oportunidades y trato para las personas con discapacidad en readaptación profesional, capacitación y empleo.

Margarita Chico, Directora General de Trabajando.com México, señala que “las oportunidades para las personas con discapacidad, no sólo deben basarse en el empleo de acuerdo a sus condiciones, sino que también en la igualdad de trato, en la integración y participación en la comunidad”.

Chico agrega, “es fundamental que las personas con capacidades diferentes sean integradas y tratadas dignamente. La responsabilidad no es tan sólo de las políticas y leyes existentes, sino que de todos, porque somos los responsables de disminuir la brecha de desigualdad de oportunidades para las personas con discapacidad”.

La tarea es para toda la sociedad, no podemos seguir entendiendo a las personas con discapacidad, como personas de caridad. Sobre todo, en el trabajo, no tan sólo debemos entregarles mayores y mejores oportunidades laborales, sino que incluirlos como personas iguales.

“Recuerda que no hay diferencia alguna entre tú y otro candidato, sólo existe diferencia en la forma de ejecutar las tareas laborales. Esto no debe ser un impedimento para continuar impulsando su desarrollo laboral y profesional” agrega Chico.

Imprimir