Javier Corral Jurado, gobernador de Chihuahua - Arturo Maximiliano García | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 30 de Diciembre, 2016
Javier Corral Jurado, gobernador de Chihuahua | La Crónica de Hoy

Javier Corral Jurado, gobernador de Chihuahua

Arturo Maximiliano García

La política siempre ha sido un juego de momentos y circunstancias, con ciclos de ajuste que parecen hoy ser más cortos.  Hasta hace unos días los personajes del PAN que se mencionaban como contendientes presidenciales en el 2018 eran tres, pero ahora hay quienes creen que la baraja puede abrirse incluyéndolo a usted. ¿Por qué?

Hace apenas un año, pocos hubieran apostado que sería Javier Corral quien recuperara para su partido la gubernatura de Chihuahua. Las probabilidades eran pocas, ante un candidato priista bien posicionado y respaldado por el gobernador en turno, César Duarte. Además, la postulación de José Luis El Chacho Barraza, quien en el papel y por su trayectoria representaba una excelente opción como candidato independiente, significaba un reto adicional para el candidato del PAN, toda vez que la teoría es que los independientes le quitan votos al albiazul, cosa que en los hechos que no sucedió.

Su papel como candidato, fiel a su estilo, fue el del contendiente antisistema, logrando arrebatarle ese discurso al independiente Barraza, lo cual tuvo un gran mérito, siendo la clave que a la postre lo llevó a alcanzar y a rebasar a su rival priista Enrique Serrano. 

No era la primera ocasión que juega ese rol político de antisistema. Tanto en la vida interna de su partido como en sus posiciones como Senador panista, más de una vez ha sido el rebelde, el que lleva la contra a liderazgos y decisiones cupulares. Por iniciativa de usted, los dirigentes panistas hoy son electos por votación de la militancia y no por acuerdo de los Consejeros, siendo en la asamblea nacional de 2013 donde percibió la molestia de los delegados contra sus líderes y adelantó la discusión para darle una vida democrática a la elección de presidentes, gusto que le duraría poco, al darse cuenta posteriormente que aún así los controles del padrón existen y que han suplido a la voluntad libre y autónoma de los militantes.

Esa manera de mantenerse firme en sus convicciones lo ha llevado a presentar luchas frontales contra reformas como la de telecomunicaciones y la energética. Estas batallas lo convierten, particularmente su posición contra la reforma energética, como el único panista que se opuso a un cambio legal a la cual hoy se le atribuye directamente uno de los golpes más fuertes al bolsillo de los mexicanos, como el mega gasolinazo anunciado esta semana y que parece ser la gota que derramó el vaso para muchos mexicanos que no soportan más a la actual clase política y el sistema que componen.

Algunos políticos se han querido deslindar de lo que antes presumían, la reforma energética. Los más atrevidos han dicho que el gasolinazo no es consecuencia de la modificación constitucional, lo cual es por decir lo menos, una mentira, ya que no puede entenderse la liberalización de los precios de la gasolina, sin la entrada de los nuevos competidores que permite la reforma misma.

Es Usted hoy don Javier, el único panista antisistema, característica que parece ser requisito indispensable para ganar hoy una elección.  Difícil sería, sin embargo, verlo renunciar antes de cumplir siquiera un año como gobernador, para incorporarse a una contienda interna donde nadie parece estar dispuesto a ceder la tan ansiada candidatura, incluso a costa de la derrota.

maximilianogarciap@gmail.com

@maximilianogp

Imprimir

Comentarios