Detectan en México 14 casos de la enfermedad de Lyme | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Detectan en México 14 casos de la enfermedad de Lyme

ESPECIALISTAS. Los doctores Sarbelio Moreno y Rodolfo Jiménez del Departamento de Infectología del Hospital Infantil de México Federico Gómez.

Entre marzo de 2014 y agosto de 2015, el Hospital Infantil de México Federico Gómez (HIMFG), de la Secretaría de Salud, diagnosticó 14 casos de Lyme, enfermedad emergente que antes sólo se registraba en Europa y el oeste de Estados Unidos.
Lyme es un padecimiento infeccioso que inicia con el piquete de una garrapata portadora de la bacteria Borrelia burgdorferi y provoca la aparición de manchas rojas en la piel. Posteriormente se presentan problemas neurológicos como parálisis facial, pérdida de sensibilidad o control en distintas partes del cuerpo, migraña y epilepsia.
Debido a que ésta es una enfermedad poco común en México, el Hospital Infantil es el único que en este momento tiene capacidad de diagnosticarla mediante las pruebas Elisa, Wester-blot, y PCR.
El doctor Sarbelio Moreno Espinosa, jefe del Departamento de Infectología del HIMFG, informó que los casos detectados en los últimos 22 meses corresponden a niños y adolescentes entre dos y 16 años de edad. Todos ellos llegaron en estado avanzado por lo que hizo un llamado a los médicos de primer contacto para que consideren, en sus diagnósticos, que existe la posibilidad de que su paciente tenga Lyme, si presenta síntomas como parálisis facial o aparición de algunos tipos de manchas rojas en la piel.
“Si Lyme no se trata a tiempo se convierte en una enfermedad crónica e incapacitante”, subrayó el doctor Sarbelio Moreno. “No se trata de alarmar, pero sí de estar conscientes de que en México hay Lyme, una enfermedad que vista a tiempo tiene cura”.
De acuerdo con el doctor Moreno Espinosa, Lyme tiene dos fases de enfermedad, la temprana y la tardía, “y si se ataca desde el estadio temprano no hay secuelas”.
Después de dos semanas de infección por Lyme empiezan a disminuir las probabilidades de aplicar un tratamiento eficaz, y luego de cuatro semanas se entra en una fase tardía marcada por la infección persistente.
La garrapata que transmite la enfermedad es huésped de ratones silvestres, venados y algunos perros por lo que se recomienda tener cuidado cuando se tiene contacto frecuente con esas especies. A pesar de lo anterior, el doctor Moreno Espinosa aclaró que no todas las garrapatas tienen el patógeno Borrelia burgdorferi.
DIAGNÓSTICO EQUIVOCADO.  Todos los niños y jóvenes a los que se detectó Lyme en el Hospital Infantil llegaron con un diagnóstico distinto, pues los síntomas se confundieron con otras enfermedades. Las enfermedades que les habían diagnosticado originalmente abarcaron un conjunto tan amplio como lupus, esclerosis múltiple, encefalitis viral o artritis idiopática juvenil. Lo anterior revela que México carece de información detallada para abordar el problema.
En países como Estados Unidos, Lyme es un problema de salud de atención primaria, pero en México se trata de casos que se atienden en hospitales de tercer nivel a causa de la falta de conocimiento de este padecimiento, lo que provoca que no se diagnostique a tiempo y que los niños y jóvenes lleguen a los hospitales con la enfermedad avanzada y que el antibiótico pierda eficacia.
El Hospital Infantil de México Federico Gómez hizo un mapa de predicción de zonas de riesgo, donde se identificaron las regiones con mayor presencia de garrapata portadora de Lyme: Tamaulipas, Veracruz, Hidalgo, Tlaxcala, Puebla y parte de Oaxaca, Durango y Michoacán.

Imprimir