Parkinson en México y el mundo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Parkinson en México y el mundo

En México no existen estadísticas que midan el total de enfermos de Parkinson, sin embargo se ha estimado una prevalencia es entre 40 a 50 casos por cada 100,000 habitantes al año

Los síntomas de la enfermedad pueden pasar inadvertidos

El Parkinson es la segunda condición neurodegenerativa más frecuente del mundo, ataca aproximadamente al 3 por ciento de la población mayor de 65 años a nivel mundial.

En México no existen estadísticas que midan el total de enfermos de Parkinson, sin embargo se ha estimado una prevalencia es entre 40 a 50 casos por cada 100,000 habitantes al año. En el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía es la cuarta causa de consulta.

Se ha calculado que en el mundo debido al aumento de la tasa de sobrevida y con esto al aumento de enfermedades degenerativas, la enfermedad de Parkinson afecta actualmente a 4.1 a 4.6 millones de personas mayores de 50 años calculándose que para el año 2030 esta cifra será duplicada por lo que conlleva a un problema de salud pública. La enfermedad de Parkinson es progresiva con una edad media de inicio de 55 años, y se ha calculado una duración media de la enfermedad de 10 a 13 años.

Este trastorno se caracteriza por la pérdida de neuronas productoras de dopamina en áreas específicas del cerebro de una forma sostenida y crónica. Se ha vuelto muy común observar este mal en personas que van de los 40 a los 65 años de edad, aunque hay casos de personas de menores rangos de edad que presentan el trastorno, este se conoce como Parkinson juvenil.

Patricia Vergara Aragón, investigadora de la Facultad de Medicina de la UNAM indicó que en el país la incidencia de personas menores de 40 años con Parkinson es alta, aunque mostró su preocupación por el hecho de que no existen estadísticas que midan adecuadamente a las personas que tienen Parkinson para que reciban ayuda.

La especialista apuntó que la presencia de la enfermedad en etapas tempranas se puede deber a factores ambientales como el consumo de drogas, exposición a plaguicidas y actividades de riesgo como el boxeo.

Los síntomas de la enfermedad pueden pasar inadvertidos por lo que esto representa un reto para la ciencia y es gracias a eso que no existe un tratamiento específico que cure por completo este padecimiento, en dos siglos no se ha podido encontrar.

En México hay investigadores en la UNAM y el IPN que desarrollan un microimplante que libere dopamina y que tiene un bajo costo de producción y va encaminado a mejorar la vida de los pacientes, este microimplante ya ha funcionado con tatas de laboratorio con una mejoraría de entre el 70 y 80 por ciento.

Es por eso que ante esta enfermedad lo mejor es prevenir haciéndose un chequeo general por lo menos dos veces al año para detectar enfermedades crónico-degenerativas.

Imprimir