Arman Triple hélice científica para salvar a los corales de Quintana Roo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Arman Triple hélice científica para salvar a los corales de Quintana Roo

Investigadores estudiarán cómo se reproducen estos animales invertebrados y después llevará larvas cultivadas al mar para que regeneren los arrecifes. El trabajo comenzará este verano

Arman Triple hélice científica para  salvar a los corales de Quintana Roo | La Crónica de Hoy

Los corales vivos del Mar Caribe se encuentran en peligro de extinción. Sólo queda entre 8% y 12% de la superficie que se registraba a mediados del siglo XX, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Por esta razón, ayer se presentó una alianza científica inédita en el estado de Quintana Roo, con el modelo de Triple hélice (academia, gobierno e iniciativa privada) para investigar cómo se reproducen los milimétricos animales invertebrados que son la parte viva del coral y que construyen las estructuras duras que forman arrecifes.
El mismo proyecto medirá cuáles son las mejores condiciones de luz y cuáles son los mejores sustratos para que crezcan estos pequeños animales invertebrados, y después trasladará miles larvas juveniles al mar, dentro de unas estructuras especiales, que son similares a losetas hechas de fragmentos de conchas, para ayudar a regenerar poco a poco algunos arrecifes.
El esfuerzo tiene como participantes académicos a El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur-Conacyt) y la Universidad de Quintana Roo (UQRoo); por parte de la iniciativa privada se contará con infraestructura y personal de los parques Xcaret, mientras que la autoridad colabora con los permisos y apoyo de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) para colectar material biológico en reservas naturales, así como con financiamiento de tres años del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)
La investigación comenzará este verano, cinco días después de la Luna llena de agosto, con la colecta de gametos o células sexuales que liberan los corales en pequeños paquetes (y que son el equivalente a los óvulos y espermatozoides de otros animales).La colecta se realizará 12 buzos científicos, en zonas protegidas. Posteriormente el material biológico se trasladará a los acuarios, donde se realizará la mezcla de gametos, fecundación, vigilancia y cuidado de embriones y luego las pequeñas larvas. La primera liberación experimental o regreso de crías a los arrecifes, podría ocurrir a fines de 2016.
VIDA MICROSCÓPICA. Aunque pudiera pensarse que los corales son rocas inertes con formas caprichosas, en realidad son colonias o condominios donde habitan animales pequeños y suaves, que son familiares lejanos de las medusas. Cuando nacen son invisibles al ojo humano y al crecer alcanzan unos milímetros. Esos seres vivos se alimentan de fitoplancton y a lo largo de su vida construyen las estructuras submarinas de calcio, corazón de los arrecifes.
“Desafortunadamente hoy hay partes de arrecifes que son cementerios porque están llenos de corales muertos. Este deterioro tiene diferentes causas, como la contaminación y el calentamiento global, pero también vemos que la muerte de los corales está relacionada con un crecimiento masivo de algunas algas que generan un ciclo negativo. Mientras más crecen las algas, más son afectados los corales porque no permiten que las larvas de corales tengan lugares apropiados para que se asienten y crezcan.”, explicó el líder del proyecto, Julio Espinoza Ávalos, de la Unidad Chetumal, de Ecosur, al presentar el proyecto.
En esta fase de investigación se va a trabajar con una especie de coral en particular que crece y forma grandes estructuras de entre 1.5 y 2.5 metros, llamada Orbicella annularis, que puede crecer muy bien en el Caribe mexicano.
“Para la Conanp el participar en este proyecto es la manera de obtener datos de la mejor calidad, generados por los centros de investigación, para proteger a estas formas de vida”, dijo en la misma conferencia José Juan Domínguez Calderón, director del Parque Nacional Arrecifes de Xcalac y de la Reserva de la Biósfera Banco Chinchorro, de la Conanp.
Rodolfo Raigoza Figueras, Gerente de Fauna Silvestre en Xcaret opinó que el hecho de que se puedan usar los acuarios de ese grupo para investigar las primeras etapas de vida del coral es la forma más clara de llevar sus principios conservacionistas más allá de sus instalaciones. Víctor Hugo Soberanis Cruz, director de la División de Ciencias e Ingeniería de la UQRoo, indicó que para la Universidad es una oportunidad para mostrar el trabajo que realizan sus especialistas de la carrera de Recursos Naturales y una manera de ayudar a que el estado proteja su patrimonio natural y los servicios ambientales que genera a la sociedad.

Imprimir