“Los sistemas complejos nos rodean, están por todas partes”: Gershenson García | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

“Los sistemas complejos nos rodean, están por todas partes”: Gershenson García

NUESTROS CIENTÍFICOS * Carlos Gershenson García es académico del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas de la UNAM, donde estudia un área llamada "vida artificial" que busca emular sistemas de la naturaleza para resolver sistemas complejos, como la movilidad en las ciudades

“Los sistemas complejos nos rodean, están por todas partes”: Gershenson García | La Crónica de Hoy

Somos campeones en tener el peor tráfico del mundo”, dice Carlos Gershenson García. En su charla de TEDxDF de 2012, el investigador de la UNAM refiere que un estudio realizado por IBM midió “qué tan doloroso es viajar” en distintas metrópolis del mundo y puso a la Ciudad de México en primer lugar de su lista. 

El joven investigador contextualiza el problema de movilidad en la capital, que no ha mejorado en cuatro años y que, recientemente, tiene entre varios de sus estandartes las múltiples contingencias ambientales que se han registrado. Gershenson presentó en la plática su sistema de semáforos auto-organizantes, donde éstos son capaces de “decidir” si marcan el alto o el siga en un crucero, según el flujo de vehículos en un área determinada, como una de las medidas para resolver este problema.

El sistema funcionaría a partir de sensores locales que responden a la demanda de cada calle y se adaptan a distintas circunstancias sin necesidad de planear, lo cual previene embotellamientos.

Esta investigación se enmarca en un área del conocimiento que científicos y especialistas han denominado “vida artificial”: sistemas auto-organizados presentes en muchos procesos de la naturaleza, como cardúmenes de peces o parvadas de aves, sin líderes, donde cada uno toma decisiones locales para adaptarse a situaciones globales. 

El académico del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) de la UNAM es una persona que se transporta en bicicleta, de semblante serio y elegante timbre de voz. También es una persona de conceptos, aunque quizá más bien éstos obedecen al área en la que se desenvuelve y así él a su vez. 

En ese sentido un concepto que se desprende de vida artificial es el de “tecnología viva”, cuyo mejor ejemplo son este tipo de semáforos auto-organizantes. “‘Tecnología viva’ es un nombre rimbombante pero, es simplemente tecnología con propiedades de sistemas vivos”, explica en entrevista. “No es que esté viva, podemos decir que es un sistema adaptado a los entornos. Se puede entender mejor como una metáfora de desarrollo de sistemas que pueden responder a un entorno cambiante, como los sistemas vivos”.

SISTEMAS COMPLEJOS. La multiplicidad de ideas y conceptos derivados del estudio de sistemas complejos, acota, es el medio para realizar una investigación poco tradicional, reduccionista, en la ciencia. Es la combinación y cruce de variables de temas o problemas nada sencillos de resolver. 

“Los sistemas complejos nos rodean, están por todas partes y son complejos porque sus variables son difíciles de separar, si tenemos un fenómeno que no podemos estudiar de manera aislada podemos decir que es uno complejo. Tradicionalmente la ciencia y la ingeniería han buscado ser reduccionistas porque es muy difícil considerar muchas variables al mismo tiempo, y sólo hasta que se desarrollaron las computadoras se pudo superar esa limitante”. 

El especialista refiere que desde los primeros años de su carrera se interesó por el estudio de los sistemas complejos, no sólo por su aspecto científico, sino por además tener un alto potencial para resolver problemas”. Para él, lo anterior puede incluso ajustarse a los siguientes matices: por un lado está la ciencia, que busca entender la naturaleza; la ingeniería, para manipular ésta; el arte, para expresar el entendimiento; y la filosofía, que permitirá desarrollar un discurso y discriminar adecuadamente nuestro entorno. 

A continuación, la relación entre sistemas complejos y vida artificial. “Hay una intersección muy importante, los sistemas complejos se encuentran en todas partes y la vida artificial en muchos casos los estudia. Simulamos, por ejemplo cómo interactúan genes para definir tipos celulares o cómo interactúan individuos de un grupo para generar patrones globales o sociales”.

El académico —quien coordinó en días pasados en nuestro país la Conferencia Internacional en Vida Artificial ALIFE, que por primera vez se llevó a cabo en Latinoamérica— añade que se utilizan muchas técnicas similares en ambos lados, aunque la diferencia es que en vida artificial no hay un enfoque de las distintas escalas de observación de los sistemas complejos. 

“Ahí nos interesa estudiar cómo se relacionan los componentes con un ecosistema, y las interacciones entre componentes producen cambios en el sistema, y cómo las propiedades del sistema afectan el comportamiento de los componentes”. En síntesis, complejidad, como el de la movilidad de esta ciudad.

Durante su charla en TED —disponible en Youtube— o más recientemente con motivo del congreso ALIFE, Carlos Gershenson ha expuesto que emplear este tipo de conocimiento puede ayudar a resolver problemas como el del tráfico. Añade que semáforos auto-organizados sólo serían una solución temporal si predomina el crecimiento del parque vehicular, si la mala educación vial de los automovilistas permanece, y si el transporte público es ineficiente e insuficiente, entre otros. 

“¿Cómo podemos transformar un problema en oportunidad?”, finaliza en su charla de hace cuatro años. “Lo hacemos en el momento en que decidimos hacer algo al respecto. Vamos a hacerlo”.

Imprimir