Ficrea: No maten al mensajero - Claudia Villegas Cárdenas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube
Ficrea: No maten al mensajero | La Crónica de Hoy

Ficrea: No maten al mensajero

Claudia Villegas Cárdenas

El caso Ficrea sigue lastimando a un sector de la comunidad de inversionistas mexicanos que perdió parte de su patrimonio al confiar en Ficrea y su oferta de atractivos rendimientos.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) que encabeza Jaime González Aguadé tomó una decisión que políticamente resultó incómoda: detener la operación de Ficrea y cortar las pérdidas. Definitivamente González Aguadé no se volvió un funcionario popular, pero cumplió con su encomienda. Con ella, Ficrea tuvo que declararse en bancarrota y hoy la masa concursal – bajo las condiciones acordadas -  se distribuiría a razón de 20 centavos por cada peso invertido. Se trata, por supuesto, de una mala noticia pero también es la relación estándar que se paga en los procesos de quiebra de una compañía.  Para los abogados e inversionistas afectados, sin embargo, 20 centavos no es suficiente ni justo y siguen culpando a las autoridades de la tragedia patrimonial que viven. Para ellos, todavía hay salidas. Por ejemplo, que la CNBV (que todavía custodia una gran parte de la cartera y activos de Ficrea) permita una liquidación acelerada, lo que – según los cálculos de los lastimados inversionistas – permitiría una recuperación, en un par de años, pero con un nivel de merma de sólo 20 por ciento. En otras palabras, ellos buscaría recuperar 80 por ciento. Con todo derecho, los inversionistas afectados del caso Ficrea buscan reducir el impacto de su decisión de invertir en un intermediario que, si bien tenía aprobación para operar por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y, por supuesto, de la CNBV, su crecimiento la llevó a violar un gran número de disposiciones. Todo parecía perfecto en su contabilidad.

 Jaime González Aguadé actuó de manera responsable; quizás tuvo que hacerlo antes (yo también se lo reprocharía) pero no sólo a él como funcionario público sino a la CNBV como institución. Los inversionistas afectados por el quebranto de Ficrea tendrían que  elevar su inconformidad al Congreso; a los responsables de modificar las atribuciones y competencia de los funcionarios públicos. Como periodista he criticado la negligencia de funcionarios públicos que, teniendo las facultades para actuar, han dejado pasar hechos para no afectar intereses políticos.  Todos estamos inconformes con esas situaciones. Ficrea nos enseñó, además, que los rendimientos posibles y reales en términos anuales no pueden superar el nivel de cuatro o cinco por ciento en el mejor de los casos.

 

OHL ¿Se va de la BMV?

Fue en el programa de radio Salud, dinero y amor @SDYAmor que se transmite por Grupo ACIR que el presidente de la CNBV, Jaime González Aguadé, dijo que había trascendido la posibilidad de que la española OHL deslistara sus acciones del mercado mexicano. La versión provocó que los inversionistas del mercado de valores – deseosos de información positiva de una compañía que atraviesa por oscuros momentos – hicieran cuentas alegres sobre el precio de la Oferta Pública a la que tendría que convocar OHL para retirar su registro del mercado de valores. La versión tomó fuerza porque para la filial de la compañía española la multa por más de 70 millones de pesos no fue un cargo menor. La CNBV impuso a esta constructora – cuyas concesiones siguen en el ojo del huracán – porque también incurrió en violaciones a leyes del mercado de valores.

claudiavillegas@revistafortuna.com.mx

Imprimir

Comentarios