SCT califica de deficiente el análisis de comisionado sobre apagón analógico | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

SCT califica de deficiente el análisis de comisionado sobre apagón analógico

Es “deficiente y equivocado” el análisis que realizó el comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), Adolfo Cuevas, donde detalla los errores cometidos en el programa de apagón analógico, además de que dicho documento no cuenta con el respaldo institucional del Ifetel, afirmó Mónica Aspe, subsecretaria de Comunicaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Cuevas realizó un estudio donde señala que el programa del apagón analógico, ejecutado por la SCT, tuvo dos ineficacias que representaron costos para el Estado por 15.6 mil millones de pesos. Al respecto Aspe contestó que dicho análisis confunde el mandato legal de la SCT y es “metodológicamente deficiente”.

“Nótese que no es un documento avalado por Ifetel, institución profesional, sino una opinión personal y equivocada de Cuevas”, respondió Aspe. En el documento titulado “Análisis del proceso de Transición a la Televisión Digital Terrestre”, el funcionario señala que la primera ineficacia se debe a la entrega de televisiones a hogares que no tenían el servicio de televisión, quienes recibieron 640 mil 399 televisiones.

La segunda deficiencia en el programa se debe a 4.9 millones de televisiones repartidas a hogares que antes del apagón analógico ya contaban con tv de paga, tv digital o un decodificador.

“El Mandato legal consistió en entregar televisiones digitales al 90 por ciento de hogares de escasos recursos definidos por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol). Cumplimos con la ley”, respondió Aspe.

Recordó que el programa de apagón analógico ha sido reconocido como un referente internacional por instituciones globales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

En otro orden de ideas, Aspe explicó que fueron diversas empresas quienes pidieron retrasar la licitación de la banda de 2.5 Gigahertz (Ghz), por lo que es “falso” que una sola compañía haya emitido dicha solicitud.

Imprimir