“En una década la CDMX llegará a un estado crítico en su movilidad”: Carlos Gershenson | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

“En una década la CDMX llegará a un estado crítico en su movilidad”: Carlos Gershenson

El tráfico vehicular colapsa casi todos los días la capital y no hay forma de resolver esto en el corto ni mediano plazos: Carlos Gershenson ◗ Reducir el incremento de autos, el reto mayor, añade

“En una década la CDMX llegará a un estado crítico en su movilidad”: Carlos Gershenson | La Crónica de Hoy

El tráfico la colapsa casi todos los días a la Ciudad de México, es un problema complejo y no hay forma de resolverlo en el corto ni mediano plazos, puesto que la tendencia de la capital es seguir creciendo, señala Carlos Gershenson, investigador del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) de la UNAM. En entrevista, el especialista en movilidad y sistemas complejos, refiere que si bien aún no es demasiado tarde, bastaría cerca de una década para que el recrudecimiento del problema sobrepase un punto crítico.

El investigador universitario ha desarrollado sistemas inteligentes de semáforos para mejorar la movilidad de la capital —proyecto cuyo piloto podría implementarse en los próximos meses—, así como otros para mejorar la eficiencia del Sistema de Transporte Colectivo Metro, basados en un concepto multidisciplinario de la ciencia llamado “Vida Artificial”, que busca emular sistemas complejos de la naturaleza y emplearlos en tecnologías o aplicaciones útiles para el hombre. Hace algunos meses, Gershenson coordinó la XV Conferencia ALife de la Sociedad Internacional de Vida Artificial, que se llevó de forma exitosa en México, donde se realizó por primera vez, y mejoró la vinculación entre los grupos de investigación del país en esta área.  

Su investigación en Vida Artificial busca opciones y soluciones como los problemas de tráfico en las ciudades, basándose en sistemas de colonias de insectos para mejorar la movilidad. Sin embargo,  este problema en la capital es tan complejo que se necesitarán múltiples medidas para evitar hacer inviable la transportación en ésta, advierte. “Las tendencias actuales refieren que se mantendrá el aumento de autos en la ciudad porque sigue creciendo y con ello la demanda de movilidad”. Explica que las zonas residenciales aumentan, sin embargo las fuentes de trabajos permanecen concentrados en los mismos sitios, por lo que las personas necesitan desplazarse distancias mayores.

Agrega que cuando las ciudades crecen, no sólo se saturan las vías existentes, sino que en sitios como la capital la demanda se incrementa más que la infraestructura, tendencia que sólo empeorará las cosas como las conocemos hoy en día. Reducir el incremento de autos es un reto mayor, a la vez de proporcionar opciones de transporte público, dice. 

“En la actualidad hay cerca de cuatro autos por cada 10 habitantes en la zona metropolitana del Valle de México, lo cual no quiere decir que 40 por ciento de ésta población tiene auto, sin embargo alrededor de un 30 por ciento emplea este medio de transporte cotidianamente”. Aumentar la infraestructura para esos autos tampoco es exactamente una solución, acota, puesto que si el uso de suelo en una ciudad crece en función de ello, cada vez quedará menos espacio para terrenos de vivienda, trabajo, áreas verdes… y propicia que las personas requieran desplazarse más porque no hay espacio. Además, la falta de créditos de vivienda en la ciudad, por los sueldos bajos, excluye a muchos de la ciudad en la que trabajan y que tiene la mejor infraestructura. 

“Muchas veces la ciudad ya colapsa, en el sentido de que la gente va a su trabajo y el tráfico les impide llegar a tiempo, en especial los que viven en el Estado de México, quienes no tienen vías alternas. No sabemos hasta dónde llegará este colapso de forma más extrema, lo que es seguro es que todos los escenarios problemáticos que vivimos en la actualidad serán más frecuentes y recrudecerán aún más cuando haya un accidente o manifestación, así como el tiempo para desahogar el problema. En India, por ejemplo, ante este tipo de situaciones la gente deja sus coches en la calle y luego regresan por ellos. No sé si llegaremos a un colapso de ese tipo”.

COORDINACIÓN. El investigador enfatiza que no hay una solución única de movilidad, no todos se pueden transportar en Metro o en bicicleta. “Son muchos problemas sin una única solución y más aún,  no se vislumbra una mejora obvia en cada uno. La tendencia es seguir creciendo y lo que esperaríamos, de forma optimista, es que no empeore tan rápido”. 

“Por ahora todavía hay un número manejable de autos, pero seguirán aumentando. Entonces, es un problema de falta de visión para atender y coordinarse ante los problemas más urgentes que enfrenta la ciudad. Vemos que no hemos mejorado lo suficiente y, de seguir así, en una década llegaremos a un estado crítico, por decirlo de alguna forma”.

 

Imprimir