¿Sabes todo sobre la diabetes? | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

¿Sabes todo sobre la diabetes?

Según las previsiones de la OMS, la diabetes será la 7a causa de defunción para el 2030

Existen diferentes tipos y clasificaciones de diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica degenerativa que aparece cuando no se utiliza eficazmente la insulina que produce el páncreas o porque no se produce la cantidad suficiente, explica la Dra. Lucía Hernández Amezcua médico perteneciente a la red de Doctoralia. La insulina es una hormona que se encarga de regular el azúcar en sangre. La diabetes no controlada es un aumento del azúcar en la sangre (hiperglucemia), situación que si no se corrige con el tiempo daña nervios y vasos sanguíneos de algunos órganos como los ojos, los riñones, etc.
El número de pacientes con diabetes ha aumentado de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014; es decir, la prevalencia mundial de la diabetes en adultos mayores de 18 años ha aumentado casi el doble en las últimas 3 décadas de 4,7% en 1980 al 8,5% en 2014, aumentado con mayor rapidez en los países de ingresos medianos y bajos. Según las previsiones de la OMS, la diabetes será la 7a causa de defunción para el 2030.
Existen diferentes tipos y clasificaciones de diabetes; sin embargo, los 3 principales tipos de diabetes son:
Diabetes de tipo 1: Conocida también como diabetes insulinodependiente, juvenil o infantil, caracterizada por una producción deficiente de insulina, por lo que necesita la administración diaria de esta. Sus síntomas pueden aparecer de forma súbita y consisten, entre otros, en muchas ganas de orinar (poliuria), sed (polidipsia), hambre (polifagia), pérdida de peso, trastornos visuales y cansancio.
Diabetes de tipo 2: Es la diabetes más común, debido a una utilización ineficaz de la insulina, asociada fuertemente a un peso corporal excesivo y sedentarismo. Los síntomas suelen ser similares a los de la diabetes de tipo 1, muchas ganas de orinar (poliuria), sed (polidipsia), hambre (polifagia), pérdida de peso, trastornos visuales y cansancio.
Diabetes gestacional: Caracterizada por un aumento del azúcar en la sangre (hiperglucemia) que aparece durante el embarazo, situación que hace que las mujeres con este tipo de diabetes corran mayor riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto.
La diabetes puede ser diagnosticada con base en los niveles de azúcar en sangre ya sea a través de una prueba rápida de glucosa en plasma o de una prueba de glucosa en plasma 2 horas o con una prueba de hemoglobina glicosilada.
México es reportado como el país latinoamericano con mayor número de fallecimientos por diabetes, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La enfermedad afecta a un mayor número de hombres entre los 30 y los 69 años; sin embargo, a partir de los 70 afecta en mayor proporción a las mujeres. De manera general, la prevalencia de la diabetes ha aumentado casi al doble en ambos sexos y desde 1980 los casos han pasado de 6% de la población hasta el 11% en 2014.
La OMS señala que en México el 33% de los niños y cerca del 70% de los adultos sufre sobrepeso u obesidad. Importante dato debido a que el principal factor de riesgo asociado al desarrollo de diabetes en México es el sobrepeso en más de un 60% de los casos.
Enfermedades que acompañan de por vida este padecimiento
Enfermedad cardiovascular: Principal causa de muerte de la gente que tiene diabetes. Esto incluye alteración en el colesterol y las grasas en general del organismo dando como resultado: infartos, dolor torácico o angina.
Nefropatía diabética: Elevación persistente de la glucosa en la sangre que causa daño en la función del riñón. Esto puede traducirse en problemas como hipertensión arterial y provocar problemas para filtrar algunas sustancias tóxicas que pueden hallarse en el organismo.
Enfermedad ocular: La mayoría de los pacientes con diabetes suele desarrollar alguna forma de enfermedad en los ojos, desde tener la vista un poco dañada hasta sufrir ceguera debido a los niveles altos persistentes de glucosas.
Alteración en la salud bucodental: También es habitual un aumento del riesgo de gingivitis en personas con un mal control; esto es la causa principal de pérdida de dientes, además de aumentar también el riesgo de enfermedad cardiovascular.
Apnea del sueño: Estudios recientes demuestran que es posible la relación entre la diabetes tipo 2 y la apnea obstructiva del sueño, considerada la forma más frecuente de trastorno respiratorio durante el sueño.
Ante el crecimiento de estas enfermedades, la Dra. Hernández nos comparte algunos consejos y recomendaciones para enfrentar esta enfermedad:
* Comer de forma saludable: es necesario llevar un plan de alimentación adecuado para cada paciente que incluya los nutrimentos necesarios, buscando mantener el peso adecuado y controlar los niveles de glucosa.
* Mantenerse activo: establecer un plan de actividades físicas contribuye al mejor aprovechamiento de la glucosa circulante y al control metabólico de manera general.
* Automonitoreo: conocer la variación de la glucosa, a lo larga nos permitirá tomar decisiones para modificar el tratamiento e identificar elementos que contribuyen a mantener un mejor control.
* Cumplir de forma precisa las indicaciones del tratamiento médico: los medicamentos, la dosis, el horario, la realización de estudios de laboratorios, etc. Todas las indicaciones tienen funciones específicas por lo que se sugiere apegarse al pie de la letra.
* Educación: lo más importante es que el paciente, al enfrentarse a diferentes circunstancias sociales, laborales, económicas, etc, logre tomar la mejor decisión basada en el conocimiento de la enfermedad, del tratamiento y de sus opciones terapéuticas.
* Relajarse: el sentirse tranquilo y alejado del estrés facilitan el aprendizaje, el buen control y el poder apegarse a nuevos hábitos saludables.
* Revisiones y citas médicas de forma periódica para detectar control y probables complicaciones con oportunidad de tratamiento.

 

Imprimir