México recuperaría producción de café en tres años con apoyo de ciencia: Ecosur | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

México recuperaría producción de café en tres años con apoyo de ciencia: Ecosur

Se llegaría a generar 6 millones de quintales al año, cifra que se tenía antes, dicen investigadores. La plaga de la roya provocó una reducción de dos terceras partes, señala Obeimar Balente Herrera

México recuperaría producción de café en tres años con apoyo de ciencia: Ecosur | La Crónica de Hoy

El cultivo de café es mucho más que una actividad económica en México. Los 600 mil productores que laboran para obtener esta semilla en Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Puebla y Morelos aportan servicios ambientales a sus estados porque los cafetales son selvas cultivadas. Además, los mismos productores son custodios de formas de organización social y expresiones culturales que han sobrevivido a 40 años de fuertes impactos como la caída de precios de su producto y la llegada de plagas letales para las plantas. La última de esas catástrofes fue el rebrote de la epidemia de la roya, que inició en 2012.

A pesar de esos tropiezos, investigadores de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) estiman que el daño provocado por el rebrote de la roya puede ser revertido y en tres años el país recuperaría sus niveles de producción de casi 6 millones de quintales al año. Un quintal es un saco de 100 libras o 46 kilogramos del grano.

Ecosur trabaja en un proyecto de innovación tecnológica y de organización en el que participan productores, autoridades y científicos de su institución y del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), así como de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh).

ORO AZTECA. Una de las innovaciones que puede ayudar a revertir el daño es el desarrollo y transferencia al campo de una nueva variedad de planta de café resistente a la roya, que fue desarrollada por INIFAP y se llama oro azteca. Ésta comenzó a plantarse en 2004, como explicó a Crónica el doctor Obeimar Balente Herrera Hernández, coordinador del Grupo de Investigación de Ecosur para Zonas Cafetaleras (GIEZCA).

Pero la planta mejorada no resuelve por sí misma la problemática del café. Ésta es una de las diferentes innovaciones tecnológicas y culturales para rescatar a la superficie nacional cultivada con café, que ocupa una extensión de tierras equivalente a todo el territorio de la Ciudad de México más todo el estado de Morelos. En términos económicos, la cafeticultura sigue siendo el segundo producto comóditi, sólo detrás del petróleo.

“El problema de la roya provocó una reducción de dos terceras partes de la producción nacional porque el rebrote de la enfermedad provocó que la producción se redujera de 6 millones de quintales a dos millones de quintales”, comenta el investigador en San Cristóbal de las Casas, ciudad cuya economía giró durante siglos alrededor de la producción cafetalera y donde tomar café es un hábito cultural”, explica el doctor ObeimarBalente Herrera.

Hay que aclarar que la roya no es una plaga nueva, había llegado a México desde los años 70, pero se había controlado, sin embargo, volvió a surgir por varios factores, uno de ellos son los cambios en el clima, pero también se nos olvidó renovar a las plantas y además, poco a poco, los productores se han ido convirtiendo en personas de edad mucho mayor. Todo eso se combinó para el rebrote de la roya.

“A pesar de lo grave que fue el rebrote de la roya México pudo responder porque había grupos de investigación, como el de Ecosur que comenzó a laborar desde el año 2000, mucho tiempo atrás. Las innovaciones técnicas tienen atrás innovaciones sociales no sólo en la organización de los productores, sino en la organización de los propios investigadores y esto ha permitido consolidar lo que es un ejemplo de triple hélice, donde estamos organizados los académicos, los productores y las autoridades”, agregó el académico de Ecosur.

En los próximos meses se estará debatiendo en las cámaras de Diputados y Senadores la posible creación de un Instituto del Café, similar al extinto hace dos décadas. En este proceso la ciencia mexicana quiere aportar argumentos que permitan dimensionar las grandes dificultades que ha superado la cafeticultura en México, pero sobre todo las nuevas oportunidades que ofrece la innovación técnica y social en café y la construcción de la triple hélice.

Imprimir