La proteína de origen marino, una alternativa en la nutrición nacional - Conacyt - | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016
La proteína de origen marino, una alternativa en la nutrición nacional | La Crónica de Hoy

La proteína de origen marino, una alternativa en la nutrición nacional

Conacyt -

César A. Salinas Zavala*

En el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, el Presidente de la República anunció la estrategia nacional para luchar en contra de uno de los problemas más graves de nuestro país, la llamada Cruzada Nacional contra el Hambre. El día 13 de octubre del 2011 se publicó en el Diario Oficial de la Federación una adición al Artículo 4 constitucional, que señala: “Toda persona tiene derecho a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad. El Estado lo garantizará”.

En este sentido, la soberanía alimentaria va más allá de asegurar el acceso de la población a los alimentos, se refiere también a la capacidad que cada Estado tiene, con base en sus propias políticas públicas, de garantizar por cuenta propia la producción de éstos, así como los apoyos técnicos y económicos indispensables para los productores de alimentos básicos. Según la OCDE, México es el segundo país con mayor desigualdad económica, el 46.2% de la población vive en condiciones de pobreza de las cuales 10.4% viven en pobreza extrema. El 18% de la población vive en pobreza alimentaria y el 12.5% sufre desnutrición crónica. De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006, existen un millón 194 mil 805 niños con desnutrición crónica en el país.

En el país la desnutrición crónica en zonas urbanas es de 10.1% y en zonas rurales de 19.9%; según la Encuesta Nacional de Salud 2012 el 70.0% de los hogares en México se clasificaron en alguna de las tres categorías de inseguridad alimentaria y el 80.8% de los hogares que viven en el estrato rural fueron clasificados en algún nivel de inseguridad alimentaria.

PROTEÍNA DE ORIGEN MARINO. La idea generalizada de que en la dieta del humano debe incrementarse el consumo de pescados y mariscos se ha ido expandiendo desde hace varias décadas. Complementariamente a esta idea, según las nuevas investigaciones, la dieta humana en sus principios tuvo como base los productos de la pesca. Mientras los paleo-antropólogos estudiaban la plausibilidad de un primer antepasado pescador, los neurobioquímicos proponían la interdependencia entre nuestra evolución nutricional y neurológica de tal suerte que se ha llegado a la conclusión de que es necesario incrementar la ingesta de productos marinos.

Se ha demostrado que un aumento en el consumo de pescado tiene un impacto positivo sobre el estado de salud general. A pesar de que México es un gran productor de pescado, se consume poco. Actualmente se producen alrededor de 1.4 millones de toneladas, de las cuales sólo se comercializan 250 mil toneladas. En promedio al año cada persona consume 10 kg de productos del mar, cantidad muy por debajo de la media mundial que es cerca de 17 kg.

Países con menor litoral, como Chile y España, presentan consumos de 22 y 42 kg/habitante/año. El Consejo Mexicano de Promoción de los productos Pesqueros y Acuícolas (Comepesca) atribuye el bajo consumo a la falta de promoción, pues a pesar de ser un alimento de bajo costo y muy nutritivo, poco se prepara en la cocina mexicana, por lo que es necesario, además de incrementar la disponibilidad de los productos del mar, mantener una campaña permanente de información relativa a los beneficios que el consumo de proteína de origen marino acarrea a la salud humana.

POBREZA ALIMENTARIA. La FAO enlista a México dentro del grupo de países con desnutrición (http://www.fao.org/hunger/en/) que afecta, sobre todo, en zonas urbanas y rurales marginadas y en particular a menores de edad, acarreando problemas de morbilidad y mortalidad serios.

En el contexto actual de pobreza alimenticia y de limitaciones económicas fuertes en muchas familias, diversas dependencias de los tres órdenes de gobierno brindan parte de la alimentación a niños y niñas por medio de comedores escolares. En este sentido, lo que siempre fue una responsabilidad de padres y madres, ha sido trasladada parcialmente a los gobiernos. En México, existen varias dependencias trabajando para ese fin, las cuales tienen representación en el estado de Baja California Sur. A continuación, presentados dos con quienes proponemos ejecutar el proyecto.

1.CONAFE-BCS: El Consejo Nacional de Fomento Educativo es un organismo descentralizado de la Administración Pública Federal cuya misión es impartir educación básica comunitaria de calidad, con equidad e inclusión social en las localidades con alta y muy alta marginación. En México atiende a 320 mil niños y niñas en edad de 4-12 años por medio de 40 mil figuras docentes.

2. SEDIF-BCS: Como Institución pública de asistencia social, se enfoca en desarrollar el bienestar de las familias mexicanas atendiendo grupos vulnerables. Uno de los programas fuertes en BCS es el de Desayunos Escolares, cuyo objetivo es contribuir al mejoramiento nutricional de la población infantil preescolar y escolar con desnutrición o en riesgo. En total atienden a más de 2 mil 400 niños por medio de 31 comedores comunitarios donde se sirven desayunos fríos y calientes durante el ciclo escolar. Dichos comedores son operados por madres y padres de familia voluntarios, quienes son capacitados para preparar los alimentos bajo menús establecidos directamente por el DIF y con insumos suministrados por la institución.

Los dos temas prioritarios que el presente proyecto atenderá son: (1) Potenciar una pesquería de Baja California Sur, en este momento incipiente, al introducir el producto merluza enlatado en un mercado que demanda este tipo de alimentos y (2) beneficiando la salud de la población infantil en situación de vulnerabilidad alimentaria al incorporar en su dieta proteína de origen marino vía alianza estratégica con comedores e instituciones educativas de gobierno.Potenciar dicha pesquería, bajo un sistema de innovación para su aprovechamiento, no sólo es prioridad por los efectos positivos de abrir un nuevo mercado para el sector pesquero y hacerlo de una manera innovadora, sino porque se alinea con una de las prioridades de la actual administración estatal del BCS, que es “activar el sector secundario para satisfacer demandas internas del estado”.

En el mediano plazo este estudio impactará nutricional y socialmente al sector infantil escolar que viven en situación de pobreza alimentaria en el estado de Baja California Sur al poner a su disposición proteína animal de origen marino a través de un alimento nutritivo y barato que pueda competir en precio con el atún y en aceptación con la sardina, que son las alternativas con las que actualmente se cuenta.Asimismo se espera contribuir en el mediano plazo en el sector pesquero estatal, ofreciéndole certidumbre en la comercialización, industrialización y en su caso en la generación de nuevas fuentes de empleo si las pesquerías se amplían hacia nuevas áreas de pesca como la costa occidental de la península de Baja California.

➣ Investigador Titular C (ITC), nivel SNI: II. Adcrito al programa Ecología Pesquera del CIBNOR.

 

Imprimir

Comentarios